Imagen de la bancada socialista este jueves, durante una votación.

Imagen de la bancada socialista este jueves, durante una votación. EFE

España CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Cinco diputados del PSOE impiden con su ausencia el desbloqueo de la renta básica

Su tramitación estaba bloqueada en el Congreso y el PSOE fracasa en su intento de que el pleno trate la iniciativa, que cuenta con el apoyo de 700.000 firmas y beneficiaría a más de dos millones de personas desfavorecidas. 

Cinco diputados del PSOE ausentes en el Congreso de los Diputados han impedido este jueves el desbloqueo de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para instaurar una renta básica de 426 euros que beneficiaría a más de dos millones de personas sin recursos. 

La iniciativa, que cuenta con 700.000 firmas y el apoyo de los sindicatos, está bloqueada en el Congreso desde que se admitió a trámite hace más de un año. El motivo es que la Comisión de Empleo ha acordado ampliar hasta en 21 ocasiones el plazo ordinario para formular enmiendas. Por ese motivo, el PSOE presentó una iniciativa que quitase a la comisión la última palabra sobre los trabajos con el objetivo de que acabasen siendo asumidos directamente por el pleno, donde hay una mayoría absoluta a favor de sacarla adelante.

Pero este jueves, a la hora de votar, el PSOE perdió incomprensiblemente la votación que había propiciado. Faltaban cinco de sus diputados y un sexto, José Enrique Serrano, considerado uno de los mejores conocedores de los engranajes del Estado, votó en contra por error. 

Los diputados socialistas ausentes fueron José Luis Ábalos, número tres del partido, que participa en una reunión interparlamentaria en Nueva York, Micaela Navarro y José Ignacio Sánchez Amor, también en una misión parlamentaria, y Pilar Lucio por motivos personales, según explicaron fuentes socialistas.

La diputada Isabel Rodríguez, de baja por maternidad, tampoco participó en la votación, pero en este caso porque el voto telemático no está disponible para asuntos que hayan sufrido modificaciones en el orden del día. Rodríguez sí ejerció su derecho sobre otros textos de este jueves, como una enmienda a la totalidad a la la ley contra la discriminación LGTBI, presentada por el PP. "Aunque quisiera, el sistema no me permitía votar", explica la diputada. 

170 votos en contra y sólo 168 a favor

Resultado: 170 votos en contra de que el pleno tramite la renta básica (PP, Ciudadanos, UPN y Foro Asturias) y sólo 168 a favor (PSOE, Unidos Podemos, ERC, Partido Demócrata, Compromís, Bildu, Coalición Canaria y Nueva Canarias).

Todos los diputados de Unidos Podemos y ERC estaban en su sitio a la hora de la votación. Ninguno se equivocó. Del Grupo Mixto faltaron dos: Ignasi Candela (Compromís), que según su grupo está enfermo, y Jordi Xuclà (Partido Demócrata), por motivos desconocidos. El sentido del voto de cada diputado puede consultarse en este enlace.

Aunque Candela y Xuclà hubieran estado, la votación no habría prosperado. Según el reglamento de la cámara baja, cuando hay un empate se vuelve a votar tras un receso. Si persiste, la iniciativa no prospera.

En otras palabras: la explicación hay que buscarla en el PSOE. Si José Enrique Serrano no se hubiera equivocado, la votación habría resultado en un empate. Hubiera bastado con uno de los cinco ausentes socialistas para ganarla. 

Los demás ausentes fueron todos del PP: el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, José Ignacio Echániz, Beatriz Escudero y Rosa María Romero.

Las explicaciones de Margarita Robles

A la salida del pleno y, mientras no se sabía muy bien qué había pasado, la portavoz del PSOE en el Congreso trató de endosar al PP y a Ciudadanos toda la responsabilidad.

"Queremos poner de relieve lo que ha ocurrido en el Congreso: nuevamente y una vez más, el PP y Ciudadanos se han puesto de acuerdo. Lo que han hecho es intentar evitar, y han evitado, que algo tan importante como la ILP propuesta por los sindicatos y por 700.000 ciudadanos pueda debatirse en pleno", dijo Margarita Robles. "De esta manera, sustraen a la totalidad del Parlamento el debate en una ley de tanta importancia como esta. Pese a las escenificaciones que cada día están haciendo PP y Cs, están trabajando conjuntamente para que todas aquellas propuestas de contenido social no salgan adelante o, si lo hacen, sea con todo tipo de trabas", según ella. 

Una renta que beneficiaría a dos millones de personas

La votación de este jueves no decidía si aprobar o no la renta básica sino sólo su tramitación en el pleno, pero los grupos a favor de esa iniciativa disponen, sin contar los ausentes y el error, de 176 diputados, la mayoría absoluta de la cámara. 

La ILP fue presentada en mayo de 2016 en el Congreso por los líderes de UGT y CCOO y recoge la idea de PSOE y Unidos Podemos de facilitar una prestación a los más desfavorecidos. La propuesta presentada tendría hasta 2,1 millones de potenciales beneficiarios, correspondientes con las familias que no tienen ningún ingreso o se encuentran por debajo del umbral de la pobreza. La cuantía propuesta es de 426 euros al mes. 

A diferencia de otras muchas propuestas, el Gobierno no ejerció su facultad de vetarla por su impacto presupuestario, según algunas fuentes por dudas sobre si se podía impedir una iniciativa popular y, según otras, por una mera cuestión de imagen ante un respaldo popular tan contundente. 

En septiembre del año pasado, durante el debate de totalidad, el PP, Ciudadanos y el PNV trataron de tumbar la iniciativa, pero entonces fueron ellos los que perdieron la votación. En aquella ocasión, de los socialistas sólo se ausentó una diputada y la oposición tuvo 177 votos para mantener viva la renta básica que ahora podría volver al cajón.