A la imagen, la supuesta pantera de Guadalajara; a la derecha, la imagen del Seprona.

A la imagen, la supuesta pantera de Guadalajara; a la derecha, la imagen del Seprona.

España 'STRANGER THINGS' EN GUADALAJARA

'Stranger things' en Guadalajara: la pantera negra salvaje era un perro enorme

Los vecinos temían la presencia de un animal peligroso; agentes del Seprona evidencian la realidad del suceso.

La pantera negra se había convertido en la protagonista del particular episodio de Stranger Things de Guadalajara. Las fotos distorsionadas, las informaciones aportadas por varios testimonios, apuntaban a que en la Sierra Norte de esta provincia castellano-manchega rondaba un felino de grandes dimensiones. Los vecinos, temerosos de un encuentro fortuito con el animal, se preguntaban cómo había llegado aquella bestia hasta allí. La respuesta, tras una investigación de la Guardia Civil, ha resultado ser bastante prosaica: parece ser que se trata de un enorme perro asilvestrado.

Al menos, eso se deduce de las últimas imágenes -esta vez, con mayor nitidez- recogidas por el Seprona de la Guardia Civil. Los agentes llevan meses investigando los movimientos de aquel animal que se dejaba ver por la sierra de Guadalajara. 

Los movimientos del animal

En junio de 2017, los vecinos del municipio de Bañuelos alertaron de que habían visto algo extraño, una sombra similar a la de una pantera, que se movía en libertad por los parajes montañosos. La escena se repitió a las pocas semanas en las inmediaciones de La Bodera, a unos 30 kilómetros de distancia, y, por último, en Jirueque, otros 30 kilómetros más allá.

Una de las imágenes que demostraban la presencia de la supuesta pantera en Guadalajara.

Una de las imágenes que demostraban la presencia de la supuesta pantera en Guadalajara.

Los vídeos filmados por esas fechas no respondían a todos los interrogantes. Es cierto que en ellos se veía un gran animal negro, pero las imágenes eran temblorosas y grabadas a cierta distancia. Un dato fundamental -y también extraño- aportado por los vecinos es que la pantera iría acompañada de un perro más pequeño, como si ambas bestias de distintas especies hubieran hecho buenas migas.

Sea como fuere, el caso provocó una gran repercusión mediática, incluyendo el desembarco del equipo de Cuarto Milenio de Iker Jiménez que grabó un especial sobre estos acontecimientos. Parecía que la zona vivía su episodio de Stranger Things, la serie de Netflix que cuenta las vicisitudes de un pequeño pueblo sacudido por fenómenos incomprensibles.

Los vecinos, en las entrevistas que concedieron en diferentes espacios, se reconocían desbordados por la repercusión mediática de los acontecimientos. Pero, ante todo, expresaban sus temores por la supuesta presencia de la pantera.

La incertidumbre aumentaba con el paso del tiempo. No tener localizado al animal suponía que podía estar en cualquier lugar. Hace apenas unos días, ya en enero de 2018, proliferaron los artículos en medios de comunicación y en fotos en los que se preguntaban dónde podía estar aquella pantera.

Y eso que asociaciones ecologistas como WWF descartaban que el animal pudiera ser realmente un felino enorme: "Biológicamente es improbable que se trate de un felino de gran tamaño en esa zona, aunque el efecto óptico de las imágenes lleve a pensar que pueda serlo", señaló en su día Luis Suárez, responsable de especies amenazadas de la organización. 

La grabación del animal

Ha tenido que pasar medio año para encontrar la respuesta al enigma: "El misterio de la existencia de una gran pantera en tierras de Guadalajara ha sido resuelto", apunta la Guardia Civil a través de las redes sociales. "Una patrulla del Seprona logró tomar imágenes de un perro asilvestrado de grandes dimensiones de color negro, características dadas por los vecinos que vieron al animal".

En el dispositivo han participado miembros del Seprona de Brihuega y Atienza. Los agentes tomaron el vídeo y las fotografías en las inmediaciones del municipio de Jadraque. En ellos se ven dos enormes perros asilvestrados. Uno de ellos, de pelaje negro. El tamaño y el color del animal coinciden "con las características aportadas por los ciudadanos en la misma zona donde había avistado por última vez al animal". Además, está acompañado de otro perro más pequeño.

Con estas imágenes, aparentemente, queda resuelto el episodio de Stranger Things que ha sacudido la Sierra Norte de Guadalajara en los últimos meses: no era una pantera negra ni ningún otro animal desconocido; es un enorme perro asilvestrado.

El perro de grandes dimensiones captado por las cámaras del Seprona.

El perro de grandes dimensiones captado por las cámaras del Seprona. Guardia Civil