Shakira y Gerard Piqué en su hamburguesería.

Shakira y Gerard Piqué en su hamburguesería.

España

Shakira, denunciada por Hacienda a la Fiscalía por presunto fraude fiscal

El ministerio público tiene que decidir ahora si redacta una querella en contra de la colombiana, que habría eludido pagar impuestos en España desde 2011 a 2014.

Shakira se podría enfrentar a una querella de la Fiscalía por presunto delito fiscal durante cuatro ejercicios si el ministerio público acepta la denuncia que le envió la Agencia Tributaria a finales del año pasado, cuando el organismo público finalizó la inspección.

El entorno de la colombiana, asesorada por el despacho Price Waterhouse, asegura que está al día de sus obligaciones fiscales. Shakira es una de las artistas que más dinero ha ingresado en los últimos años. El importe del caso, por lo tanto, ascendería a varias decenas de millones de euros.

Según ha informado el periódico La Vanguardia, el problema estaría en el domicilio fiscal de la cantante. Cuando formalizó su relación con el central del Barça, Gerard Piqué, y hasta 2014, la artista ha mantenido su residencia fiscal fuera de España. En 2015 si se estableció en nuestro país. Hacienda sostiene que entre esos años Shakira debería haber declarado como residente en España y haber tributado los ingresos obtenidos por sus giras en todo el mundo. 

Esto, según siempre el criterio de Hacienda, supondría un delito agravado por el importe defraudado y penado con dos años de condena. El caso de 2011 ya habría prescrito. 

Sus abogados insisten en que Shakira no llegó a pasar más de 183 días en España, el mínimo establecido por la ley para determinar si un contribuyente tiene o no su residencia fiscal en el país.

Ya Piqué fue requerido por la Agencia Tributaria en 2015 cuando le reclamó 2,45 millones de euros por los años 2007, 2008, 2009 y 2010 y que en su momento el jugador del Barça rechazó pagar por no estar de acuerdo con el criterio de la agencia recaudadora. 

Otros jugadores como Casillas o Villa decidieron pagar una cantidad similar cerrando así sus casos. Messi, por su parte, fue condenado en 2017 a 21 meses de prisión, que eludió pagando una multa de 250.000 euros, por defraudar a Hacienda 4,1 millones de euros durante los años 2007, 2008 y 2009 en la explotación de sus derechos de imagen. 

A Cristiano Ronaldo también se le ha reclamado una cantidad de 14,7 millones de euros por no tributar por derechos de imagen entre 2011 y 2014. La querella de la Fiscalía le obligó a comparecer el pasado 31 de julio ante el juez. El portugués negó todas las acusaciones de fraude fiscal.

Mascherano, Xabi Alonso, Di María, Coentrao, Pedrosa, Arantxa Sánchez Vicario o Falcao son otros de los deportistas acusados de defraudar a la Agencia Tributaria.

Ana Torroja, Isabel Pantoja, Belén Esteban, Sergi Arola, Jorge Javier Vázquez o incluso Lola Flores también han sido reclamados por la Agencia Tributaria.