Rajoy en el acto del PP andaluz al que ha acudido este sábado

Rajoy en el acto del PP andaluz al que ha acudido este sábado Efe

España

Rajoy, llama oportunistas a Cs: "Algunos no quieren que se escuche al PP en el Parlament"

Ha reprochado a Ciudadanos que no le cedan un diputado tras el batacazo en las últimas elecciones autonómicas.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha lamentado este sábado que Ciudadanos no facilite al PP grupo propio en el Parlament, y ante la formación de un nuevo Govern, ha advertido de que una persona "fuera de la realidad", en referencia a Carles Puigdemont, no puede condicionar el futuro de todos.

Rajoy ha dedicado parte de su intervención en un acto del PP de Sevilla a analizar la situación en Cataluña y ha subrayado que aunque "las cosas aún no están bien", sí están mejor que hace unos meses.

Rajoy advierte que un Puigdemont "fuera de la realidad" no puede condicionar

Algo que cree que ha sido posible tras acordar la aplicación del artículo 155 de la Constitución con los partidos constitucionalistas y haber sido leales con ellos.

El objetivo ha dicho que era que la voz de las personas que no se sienten independentistas estuviera representada en el Parlamento de Cataluña.

El PP, "sin voz" en el Parlament

Por eso se ha mostrado dolido con el hecho de que "algunos ahora, por lo visto, no quieren que la voz del Partido Popular, disponiendo de un grupo, se oiga con fuerza en el Parlament defendiendo las posiciones de los constitucionalistas".

"Lo siento", ha apostillado ante esa referencia a la actitud de Ciudadanos, partido del que ha dicho que tendrá que explicar esa decisión tanto a sus votantes como a los del PP y a quienes les ha llamado "oportunistas".

Tras ese reproche a Ciudadanos, ha considerado necesario formar ya un nuevo gobierno en Cataluña porque cree que las situaciones de excepcionalidad no son buenas prolongarlas mucho tiempo.

"Hay que formar un gobierno que actúe dentro de la ley, porque si no actúa dentro de la ley, la ley actuará como es su obligación", ha resaltado.

En ese sentido, ha pedido que todo el mundo actúe con responsabilidad, porque ha considerado que "una sola persona situada fuera de la realidad (en alusión a Puigdemont) no pude condicionar el futuro de todos".

"No se puede presidir ningún gobierno viviendo fuera de España. No se puede pretender ser investido sin acudir al Parlamento a explicar las razones por las que se pide el voto, y no se puede pretender vivir fuera de España y saltarse el control al que la oposición tiene derecho en el Parlamento. Eso -ha apostillado- es de puro sentido común".

El 155 mantendrá su vigencia

A su juicio, permitir que alguien sea investido desde Bruselas y ser presidente de la Generalitat desde allí, es ilegal, va contra la lógica y la razón, y no tiene precedentes.

"Y si eso es así -ha insistido- el artículo 155 seguirá conservando su vigencia".

Rajoy ha defendido la actuación del Gobierno en Cataluña y ha reconocido que el PP ha pagado un coste electoral por ello, pero ha recalcado que él debe actuar pensando en el interés general.

Y esa actuación cree que ha demostrado que el Estado tiene instrumentos suficientes para hacer frente a quienes no respetan la legalidad.