Momento en el que la Guardia civil detiene a los captores del vecino de Rentería.

Momento en el que la Guardia civil detiene a los captores del vecino de Rentería. GC

España Operación Bahiketa

"500.000 euros o lo matamos": liberado un hombre secuestrado a punto de ser asesinado

Una banda criminal francesa retuvo en Alicante a un vecino de Rentería. La Guardia Civil y la Ertzaintza coordinaron una investigación que permitió la detención de los captores cuando huían a Francia para matar a la víctima.

Los secuestradores, integrados en una peligrosa banda criminal francesa, habían exigido 500.000 euros para la liberación de un hombre, vecino de Rentería. Fracasadas las negociaciones, estaban dispuestos a matarlo. Estaban a punto de cruzar la frontera cuando agentes de la Guardia Civil los han interceptado y liberado al cautivo.

En una investigación conjunta llevada a cabo por la Guardia Civil y la Ertzaintza, dentro de la Operación Bahiketa, se ha conseguido liberar a un vecino de la localidad de Rentería, que permaneció privado de libertad oculto en una vivienda de Alicante.

El rehén fue asaltado a golpes el 9 de diciembre e introducido violentamente en un vehículo a punta de pistola en las inmediaciones de su domicilio donde los secuestradores le esperaban al salir de su vivienda.

Según explica la Guardia Civil, los secuestradores se pusieron en contacto con uno de los hermanos del secuestrado para exigirles el rescate: "500.000 euros o lo matamos", le dijeron, apuntan fuentes de la investigación a EL ESPAÑOL. Otro hermano denunció los hechos en la comisaría de la Ertzaintza de Rentería.

Al sospechar que los secuestradores habían podido abandonar la Comunidad Autónoma Vasca, la Sección de Delitos contra las Personas de la División de Investigación Criminal de la Ertzaintza puso los hechos en conocimiento del Equipo de Secuestros y Extorsiones de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. Pronto descubrieron que la víctima estaba retenida en la ciudad de Alicante.

Dos días después del secuestro la organización criminal decidió iniciar una apresurada huida a Francia con el propósito de acabar con la vida de la víctima debido al fracaso en las negociaciones producidas entre los secuestradores y el hermano que estaba siendo extorsionado.

Por este motivo se estableció rápidamente un dispositivo policial con agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) y de la Unidad Especial de Intervención (UEI) de la Guardia Civil. Secuestradores y víctima se desplazaban en dos vehículos con matrícula francesa. Los agentes lograron detenerlos en una estación de servicio de L’Arboç del Penedés (Tarragona), donde se liberó al rehén y se arrestó a dos de los secuestradores.

Lesiones por los golpes

El otro turismo venía realizando labores de vehículo lanzadera con la finalidad de alertar ante cualquier presencia policial y, gracias a la rápida actuación y coordinación entre distintas Unidades de la Guardia Civil se logró interceptar cerca de la frontera franco-española, a la altura del peaje de La Jonquera (Girona), procediendo a la detención de los dos ocupantes los cuales portaban una pistola tipo "Táser" simulada en un teléfono móvil y diverso material directamente relacionado con la comisión de los hechos.

La víctima, que fue trasladada al centro de salud más próximo, presentaba evidentes lesiones producidas por los golpes recibidos en el momento de su secuestro, encontrándose aturdida debido a la vivencia sufrida.

Los cuatro detenidos, de entre 27 y 40 años de edad, fueron puestos a disposición de los Juzgados de Guardia de los lugares en que se produjeron las detenciones, decretándose ingreso en prisión para todos ellos.

La víctima, una vez recuperada, pudo reencontrarse con su familia en la Sede Territorial de la Ertzaintza en Oiartzun en presencia de los agentes de la Guardia Civil y Policía Autonómica Vasca que lograron su liberación.

En 2012 la víctima fue secuestrada por la misma organización criminal. En aquella ocasión, la Gendarmería francesa en colaboración con la Ertzaintza, lograron liberarlo en Tolousse (Francia) interviniendo dos fusiles de asalto, una pistola y un revólver.

Más detenidos en Alicante

Las pesquisas posteriores han permitido detener el pasado lunes a un quinto varón por su implicación directo en los hechos investigados, al haber facilitado el ocultamiento en su vivienda de la víctima y los secuestradores durante todo el tiempo en que estos se mantuvieron en la ciudad de Alicante. Igualmente la Autoridad Judicial ordenó su ingreso en prisión.

Las actuaciones policiales han sido dirigidas por el Juzgado de Instrucción Número 4 de San Sebastián en colaboración con el fiscal adscrito a ese mismo juzgado, y llevadas a cabo por la Sección de Delitos contra las Personas de la Ertzaintza y el Equipo de Secuestros y Extorsiones de la UCO, contando además con el apoyo de diversas Unidades especiales de la Guardia Civil como la UEI y el GRS, además de personal destinado en las Comandancias de Alicante, Valencia, Zona de Cataluña y Málaga.

Igualmente, y dentro de las gestiones llevadas a cabo por los investigadores, se realizaron diversos contactos con el Oficial de enlace de la embajada de España en París (Francia) y con el Oficial de enlace de la Policía Nacional francesa en su embajada en Madrid (España).