Roger Torrent, anoche tras conocerse su candidatura a la presidencia del Parlament

Roger Torrent, anoche tras conocerse su candidatura a la presidencia del Parlament Efe

España EL ROMPECABEZAS CATALÁN

Los 'comunes' de Iglesias y Colau ayudan al separatismo a controlar el Parlament

Los diputados independentistas huidos o encarcelados no tendrán que renunciar a sus actas. 

La sesión constitutiva del Parlament de este miércoles da inicio a otra legislatura convulsa en Cataluña. Salvo sorpresa mayúscula de última hora, los independentistas harán valer su mayoría absoluta para conseguir el control total de la Mesa, incluida la presidencia, que será para Roger Torrent, de ERC. Pase lo que pase con los votos de los ocho diputados separatistas que están encarcelados (tres) y en Bruselas (cinco), lo más probable es que el bloque nacionalista logre la victoria gracias a la postura del grupo parlamentario de Catalunya En Comú Podem.  

Los comunes de Pablo Iglesias y Ada Colau ya han dejado claro que no votarán como presidente del Parlament ni al candidato del bloque independentista (JxCat, ERC y CUP), Roger Torrent, ni al aspirante alternativo que pueda presentar el bloque constitucionalista (Ciudadanos, PSC y PP). Así las cosas, sus opciones son dos: abstenerse mediante voto en blanco o presentar un candidato propio.

¿Y un presidente de los 'comunes'?

Hagan una cosa u otra, parece que que los independentistas no se quedarán sin el control del Parlament. La única y remota opción que impediría que la presidencia del Parlament fuera para el bloque separatista consiste en que los comunes presentasen a un candidato y los partidos constitucionalistas lo apoyasen en bloque.

Sin embargo, fuentes de los comunes aseguran a este diario que esa posibilidad está casi descartada, entre otras cosas porque "la mayoría independentista fue decidida por la gente el 21-D". Además, aunque la presidencia pudiera caer en manos de los comunes, en ningún caso habrá cuatro miembros de la Mesa del bloque constitucionalista

La sesión constitutiva del Parlament comienza a las 11 horas de este miércoles. La gran duda es qué pasará con la mayoría absoluta de 70 diputados independentistas. Dicha mayoría podría verse reducida a 62 escaños en el caso de que los tres electos en prisión -Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y Joaquim Forn- y los cinco electos que permanecen en Bélgica -Carles Puigdemont, Clara Ponsatí, Lluís Puig, Antoni Comín y Meritxell Serret- no pudiesen delegar sus votos en otras personas, tal y como pretenden.

La decisión sobre si podrá haber o no delegaciones de votos corresponde a la Mesa de Edad, que está formada por tres diputados de ERC: el más veterano, Ernest Maragall, y los dos más jóvenes, Gerard Gómez del Moral y Rut Ribas. Parece lógico pensar que esta Mesa de Edad permitirá votar por delegación a los independentistas encarcelados y en Bruselas. Y, aunque no fuera así, los 62 diputados nacionalistas superarían a los 57 constitucionalistas, con los 8 comunes como árbitros de la situación

Votación de la declaración de independencia en el Parlament de Cataluña

Votación de la declaración de independencia en el Parlament de Cataluña Efe

El procedimiento

Será una jornada política marcada por los procedimientos. Una vez que la Mesa de Edad decida sobre los votos delegados, será hora de elegir a los siete miembros de la nueva Mesa del Parlament. Esta elección se desarrolla en tres fases: los diputados votan en una urna para elegir primero la presidencia de la cámara, a continuación las dos vicepresidencias y, por último, las cuatro secretarías, informa Efe.

En la primera votación, sale elegido presidente el candidato que obtiene la mayoría absoluta de los votos -al menos 68- y, si nadie suma los apoyos suficientes, se repite la votación y vence el nombre que simplemente aglutina más sufragios. Como ya se ha dicho, los 62 votos que como mínimo sumarán JxCat, ERC y la CUP serán más que los 57 que podrían acumular Ciudadanos, el PSC y el PPC en torno a un candidato alternativo. Y la mencionada posibilidad de un acuerdo entre los comunes y los constitucionalistas para alcanzar 65 votos y hacerse con la presidencia parece harto complicada. 

El candidato acordado por JxCat y ERC para presidir el Parlament es Roger Torrent (ERC). Las dos formaciones independentistas anunciaron este martes a última hora que habían llegado a un acuerdo para que Torrent presida el Parlament y Carles Puigdemont sea el candidato a la presidencia de la Generalitat en la investidura.