Carles Puigdemont.

Carles Puigdemont. Reuters

Política

Puigdemont desde Bruselas: "Junqueras no es un preso político sino un rehén"

Rufián llama "carceleros" a los jueces del Supremo y Forcadell dice que esta noche de Reyes "cuatro padres no podrán estar con sus hijos".

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha considerado este viernes, a raíz de la decisión del Supremo de Mantener en prisión a Oriol Junqueras, que ya no se trata ahora de "presos políticos", sino de "rehenes".

El Tribunal Supremo, que celebró este jueves la vista del recurso que el exvicepresidente de la Generalitat y líder de ERC Oriol Junqueras presentó contra su situación de prisión preventiva, ha decidido hoy denegar su salida en libertad tras considerar que hay "un riesgo de reiteración delictiva".

Desde Bruselas, el candidato de JxCat a la presidencia de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha afirmado al respecto en su cuenta de Twitter que "hay un conflicto a resolver entre Cataluña y España" y ha añadido: "nosotros hemos apostado siempre por la vía pacífica y el diálogo".

"Las urnas han hablado tres veces inequívocamente y, pese a esto, -agrega Puigdemont- Oriol Junqueras es retenido en Estremera (Madrid), y los Jordis, y Quim (Forn), ya no son presos políticos, son rehenes".

Desde el ámbito de la candidatura de JxCat, la coordinadora general del PDeCat, Marta Pascal, ha afirmado también en Twitter que "le llaman prisión preventiva pero es castigo a quien piensa diferente".

"No tenía ningún sentido cuando impusieron (la prisión) al vicepresidente, a los consellers y a los Jordis, y sigue sin tenerlo ahora que la mantienen para Junqueras. Basta!. Libertad presos políticos", añade el tuit de Marta Pascal.

Forcadell: "Cuatro padres no podrán estar con sus hijos"

Por su parte, Carme Forcadell también ha valorado la decisión del TS y ha afirmado que esta noche "llegarán los Reyes Magos pero cuatro padres no podrán estar con sus hijos".

También desde el ámbito de ERC se ha pronunciado la secretaria primera de la Mesa del Parlament, Anna Simó, que ha afirmado que se trata de una "venganza" y ha añadido en un mensaje en Twitter que "la brecha emocional y política con el Estado se ensancha".

El diputado en el Congreso Gabriel Rufián ha afirmado también en un tuit que a los "carceleros" los verán "algún día" frente a un "tribunal internacional de derechos humanos".

El diputado electo de ERC y antiguo portavoz adjunto de JxSí, Roger Torrent, ha calificado en Twitter la decisión del Supremo de "miserable injusticia".