Manuela Carmena en una imagen de archivo.

Manuela Carmena en una imagen de archivo. Efe

España MADRID

Nueva crisis en Madrid: los rebeldes de Carmena no votarán la 'operación Chamartín'

La alcaldesa tendrá que volver a recurrir al PP para que el proyecto urbanístico sea aprobado en el pleno.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, tiene previsto aprobar la operación Chamartín durante el primer trimestre del año. Sin embargo, los ediles rebeldes del Ayuntamiento, los ubicados más a la izquierda, no avalarán este proyecto urbanístico y, con ello, generarán una nueva crisis para la regidora después del reciente terremoto interno que se generó por la destitución de Carlos Sánchez Mato

Tras arduas negociaciones, el Consistorio, Adif y la empresa Distrito Castellana Norte (DCN) alcanzaron un acuerdo el pasado verano para sacar adelante el proyecto urbanístico que lleva varado años y años. Ahora mismo, la opción más probable es que Carmena tenga que volver a recurrir al PP -como ya ocurrió en la aprobación del plan de recortes de Montoro- para aprobar en el pleno la operación Chamartín

El grupo que conforman los nueve concejales de Izquierda Unida, Ganemos y Madrid 129 (escisión de anterior) tiene claro que no va a dar su plácet a esta operación. Y, por ello, ya barajan fórmulas para oponerse cuando se vote al respecto en el pleno -no hay una fecha concreta, por ahora-. La opción más posible es la de abandonar la votación. 

Los ánimos no se calman 

La fuerte crisis interna que se sacudió a Ahora Madrid en los días previos a la Navidad no ha desaparecido, ni mucho menos. La propia alcaldesa y algunos carmenistas han intentado atemperar los ánimos. Y, aunque públicamente las aguas parezcan más calmadas, lo cierto es que la tensión interna continúa, sobre todo con la vista puesta en la elaboración de las listas para las municipales de 2019

El grupo de críticos con Carmena está formado por Mauricio Valiente, Carlos Sánchez Mato y Yolanda Rodríguez (Izquierda Unida), Guillermo Zapata, Javier Barbero y Celia Mayer (Madrid 129), Rommy Arce, Pablo Carmona y Montserrat Galcerán, (Ganemos). Todos ellos comparten, entre otras cosas, una clara oposición a la operación Chamartín.

Son los mismos que ya se opusieron a aprobar el pacto con Montoro. Y también comparten, como ya publicó este diario, la exigencia de que haya primarias internas para configurar las listas electorales de 2019. Algo que precisamente ahora enfrenta también a los socios de Podemos e Izquierda Unida