Levy, en Sant Fost de Campsentelles (Barcelona) este domingo.

Levy, en Sant Fost de Campsentelles (Barcelona) este domingo. .

España ELECCIONES CATALANAS

Un escrache independentista frustra un acto de Andrea Levy: "No me doblegarán"

Varias personas rodearon insistentemente a la candidata del PP con lazos amarillos Sant Fost de Campsentelles (Barcelona) hasta que su equipo de seguridad le recomendó abandonar el lugar. 

Barcelona

Tendría que ser la inauguración de un belén viviente en Sant Fost de Campsentelles (Barcelona), una tradición con más de medio siglo de vida en la que participan hasta 200 personas de la localidad y la comarca. Andrea Levy, número dos del PP por Barcelona en las elecciones del 21 de diciembre, acudió junto a la alcaldesa de la localidad, Montserrat Sanmartí.

Un grupo de personas la rodearon incesantemente, se colocaron delante de ella cuando hacía alguna pausa y mostraron lazos amarillos, que el independentismo utiliza en apoyo a los referentes en prisión preventiva, con el brazo en alto. Todo a pesar de que había televisiones grabando el escrache. 

Levy continuó con el recorrido sin perder la sonrisa, pero acabó abandonando el lugar aconsejado por el equipo de seguridad. 

"No he podido hacer con normalidad un acto de campaña democrática porque he sido acosada", ha explicado Levy después a la prensa. "Ya pueden intentarlo, ya pueden gritarme, ya pueden insultarme. Me siento muy respaldada por la pluralidad de Cataluña y catalanes que no quieren vivir en este acoso permanente", dijo. 

"En una campaña electoral no se puede permitir. No van a conseguir que me doblegue, desde luego. La Cataluña valiente, que en estos momentos está alzando su voz para que se vea que somos más que aquellos que nos quieren imponer el totalitarismo de la independencia" demostrarán que hay más a favor de la "convivencia, los acuerdos y las soluciones", ha dicho, visiblemente incómoda. 

"Iceta tiene los esfínteres dilatados"

No fue el único incidente de la tarde. El director del centro de Nanotecnología de la Universidad de Barcelona (UB), Jordi Borrell, hizo el siguiente comentario en Twitter: "Iceta es un impostor. Un ignorante y un demagogo que vive del partido desde hace 30 años. Tiene los esfínteres dilatados y baila al son de C's y el PP. Es un ser repugnante".

Borrell, que había vertido otros comentarios homófobos o con contenido fuera de lugar, defendió el contenido en Twitter cuando otros usuarios comenzaron a pedirle explicaciones. Al final de la tarde, su perfil ya no estaba disponible. El rector de la UB, Joan Elias, se desmarcó de los comentarios y anunció que la universidad estudiará "medidas" contra Borrell.