Alberto Lardiés Ana I. Gracia

Bronca, interrupciones, ataques y tensión, mucha tensión. Así puede resumirse la comparecencia de Juan Carlos Monedero de este lunes en la Comisión de investigación sobre la financiación de partidos políticos que se celebra en el Senado. El cofundador de Podemos ha mantenido un duro y agrio enfrentamiento con los senadores del PP, en especial con el portavoz, Luis Aznar, que ha calificado la intervención del compareciente de "número". Entre otras cosas, Monedero ha espetado a los parlamentarios: "Dejen de cuchichear, esto parece el colegio, respeten el Senado".

Monedero empezaba calificando de "espuria" y "de partido único" la propia comisión. No puede obviarse que el Partido Popular impulsó la creación de esta comisión como respuesta a la que se creó antes en el Congreso con el acuerdo de PSOE, Podemos y Ciudadanos. De hecho, estas tres formaciones han renunciado a tomar parte en la comisión. Por ello, solo el portavoz del PP ha hecho preguntas al cofundador del partido de los círculos. 

Durante casi una hora, Monedero ha respondido a las cuestiones que le planteaba Aznar. Y lo ha hecho lanzando continuos ataques al PP que sacaban de quicio a la bancada popular. Al menos en dos ocasiones, el profesor universitario ha afeado su actitud a los senadores.

En la primera de ellas, Monedero se ha referido directamente a una senadora que le había hecho un comentario. "¡No me llame mentiroso, porque no se lo consiento! Está usted en el Senado, no en una taberna"

Más adelante, el profesor de la Universidad Complutense se enzarzaba con varios senadores del grupo popular. "Dejen de cuchichear como si estuvieran en un colegio, respeten el Senado", afirmaba ante la incredulidad y la indignación de los parlamentarios del PP. 

La presidenta de la Comisión, la senadora del PP Rosa Vindel, no podía contener la tensión y sus continuas llamadas al orden caían en saco roto ante el aluvión de reproches mutuos y ataques entre Monedero y Aznar. 

El portavoz del PP preguntaba al compareciente por las revelaciones y acusaciones que había hecho Enrique Riobóo esta misma mañana en la comisión y por otras muchas cuestiones relacionadas con la financiación de Podemos. Monedero respondía recordando que los tribunales han archivado todas las denuncias contra Podemos por financiación irregular. Y, de paso, acusaba al PP de ser "un partido que ha metido mucho miedo en España" o afirmaba que "son ustedes un partido en el que los Jaguars aparecen en el garaje", entre otros dardos. 

Desquiciado, Aznar ha dado fin al choque dialéctico afirmando que "usted ha venido aquí a montar su número para llamar la atención y escapar por las costuras, pero aquí ha dicho cosas por las que va a tener que responder (...) ha perdido la oportunidad de hacer un papel serio". 

El PP aprovecha para cargar contra Podemos

La intervención de Juan Carlos Monedero en el Senado ha servido al Partido Popular para arremeter duramente contra Podemos. El vicesecretario de Comunicación del partido, Pablo Casado, ha recordado tras la reunión del Comité de Dirección de su partido que "Iglesias cobraba y pagaba en B". Tras las últimas encuestas que vaticinan una pérdida de confianza en la formación morada, Casado ha concluido que Podemos "va perdiendo fuelle porque sabemos que ni están limpios en su financiación ni tienen proyectos para mejorar la vida de la gente".

Los conservadores han insistido en que el objetivo de la formación morada es "visibilizar las revueltas callejeras para tumbar un sistema democrático consolidado como es el de la Transición española". Casado se ha felicitado de que hayan errado en sus propósitos. "Ni consiguieron hace unos años romper el sistema democrático que nos dimos todos ni van a conseguir ahora romper la unidad de España siendo cómplices de los independentistas".