Puigdemont

Puigdemont EP

España

La Fiscalía belga ordenará la detención de Puigdemont y los exconsellers

La Policía arrestará al expresidente de la Generalitat y a los exmiembros del Govern para que un juez belga les tome declaración y decida sobre las euroordenes emitidas por Carmen Lamela.

Bruselas

Se acelera la tramitación de las euroórdenes contra Carles Puigdemont, y los cuatro exconsellers que le acompañan en su exilio en Bélgica. Tras examinar durante 24 horas las solicitudes de entrega enviadas por la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, la Fiscalía de Bruselas tiene previsto ordenar en las próximas horas a la Policía que detenga al ex presidente de la Generalitat y los miembros de su antiguo Gobierno para llevarles ante el juez, según han confirmado a EL ESPAÑOL fuentes del Ministerio Público.

"La detención les concede a estas personas una serie de derechos, como el derecho a consultar la orden de detención y entrega", han explicado las fuentes consultadas. No está previsto que durante este trámite se les espose. "Si las personas detenidas no suponen un peligro para los policías ni plantean riesgo de fuga, no hay necesariamente esposas", apuntan.

Puigdemont ya anunció el sábado que está dispuesto a colaborar plenamente con la justicia belga cuando se tramite la euroorden, aunque también ha dejado claro que se opondrá a ser entregado a España. Los exconsellers que le acompañan y que también serán detenidos son Antoni Comín (que ocupaba la cartera de Sanidad), Clara Ponsatí (Educación), Lluís Puig (Cultura) y Meritxell Serret (Agricultura). La Fiscalía de Bruselas está en contacto con sus abogados.

Una vez detenidos, la Fiscalía designará al juez de instrucción encargado del caso, que les tomará declaración. Lo más probable es que se trate de un juez de Bruselas, ya que la Fiscalía ha constatado que las cinco personas en busca y captura se encuentran en la capital belga. El Ministerio Público de Bruselas ha anunciado que dará más datos a las 14:00 horas.

60 días de tramitación

El juez informará a Puigdemont y a los exconsejeros que pueden entregarse a España voluntariamente. Si aceptaran, la transferencia se realizaría en un máximo de 10 días. Si como todo apunta se oponen, el juez dispondrá de un plazo de 24 horas para decidir si dicta contra ellos prisión provisional mientras dure la tramitación de la entrega, tal y como ha pedido la juez Lamela. Una prisión provisional en Bélgica que los expertos ven improbable.

También puede decretar libertad con condiciones como alternativa para evitar el riesgo de fuga o directamente rechazar la euroorden. "Todo está abierto", explican desde la Fiscalía de Bruselas.

A continuación, el caso pasa a la Cámara del Consejo, la primera instancia judicial, que tomará una decisión en un plazo de 15 días. Tanto la Fiscalía como el propio Puigdemont pueden presentar recurso contra este fallo ante la Sala de Acusación, la segunda instancia judicial para la euroorden en Bélgica. Ésta dispondrá de otros 15 días para emitir su dictamen. Es decir, habría una decisión en segunda instancia para principios de diciembre.

Contra este fallo todavía cabe recurso de casación, que puede alargar aún más los plazos. La euroorden prevé que la decisión sobre la entrega debe adoptarse en un plazo máximo de 60 días, extensible a 90 días en casos excepcionales. Es decir, Puigdemont podrá quedarse en Bélgica hasta después de las elecciones catalanas del 21 de diciembre. El ex presidente ya ha dicho que quiere ser candidato y hacer campaña desde Bruselas.