Paul Bekaert, el abogado de ETA en Bélgica contratado por Puigdemont.

Paul Bekaert, el abogado de ETA en Bélgica contratado por Puigdemont.

España DESAFÍO INDEPENDENTISTA

Bekaert, así es el 'abogado milagro' de ETA al que se encomienda Puigdemont

Nacionalista flamenco de 68 años, es el contacto de la izquierda abertzale para defender a los terroristas detenidos en Bélgica.

Alejandro Requeijo Daniel Montero

Los etarras Luis María Cengotitabengoa, Ventura Tomé, Natividad Jauregui, alias Pepona... y ahora el expresidente catalán Carles Puigdemont. EL dirigente nacionalista se ha unido a la lista de clientes del abogado flamenco Paul Bekaert, el hombre milagro de ETA en Bélgica y experto en extradiciones al que ha encomendado su futuro.

"La situación de los presos políticos vascos en España es muy mala". Esta frase se la dijo el veterano letrado belga a finales de 2011 al Tribunal de Casación de su país, que tenía que decidir sobre la entrega a España de Ventura Tomé, un etarra reclamado por intentar asesinar a dos guardias civiles en la década de los ochenta. No era la primera vez que usaba ese recurso.

Puigdemont genera expectación en Bruselas

En realidad es el argumento que lleva años empleando este abogado para hacer creer a los tribunales belgas que en España se incumplen los derechos humanos. Y en varias ocasiones ha encontrado un éxito poco habitual para los miembros de la banda. Fundador del despacho de abogados que lleva su nombre, ejerce la abogacía desde el año 1972. Antes cursó los estudios de Humanidades en el Saint Joseph's College, en Tielt. En esa localidad de Flandes es donde tiene su despacho. Bekaert es un nacionalista flamenco nacido hace 68 años en Cortrique, junto a la frontera con Francia.

Vínculos con el separatismo

El nacionalismo flamenco siempre ha mantenido contactos con otros movimientos separatistas europeos. Ese es el vínculo que en su día le unió a la izquierda abertzale y que ahora le ha llevado a ser contratado por Puigdemont tal y como ha reconocido el propio abogado en conversación con EL ESPAÑOL: "confirmo que ejerzo la representación del señor Puigdemont".

El expresidente catalán ha protagonizado este lunes un rocambolesco viaje en coche hasta Marsella y desde ahí ha volado hasta Bruselas junto a cinco de sus consejeros, todos ellos destituidos en virtud del artículo 155. Este periplo coincidía con el primer día lectivo de su pretendida nueva república independiente y con el anuncio de la Fiscalía, que le acusa de los delitos de rebelión, sedición y malversación por los que podría pasar varias décadas en prisión.

Bekaert ha sido preguntado por este periódico si Puigdemont va a solicitar asilo político en Bélgica, pero ha contestado que todavía no han decidido qué acciones emprender. Es un experimentado letrado, especialmente en cuestiones de extradiciones entre países. El entramado de ETA contaba con abogados de confianza en varios de los países en los que tenían militantes en la clandestinidad.

Red de abogados en el exterior

Si Xosé Calamba jugaba ese papel en Portugal, en Bélgica ese hombre era Bekaert y su ayudante del despacho Valerie Soenen. La relación entre España y el resto de países de su entorno siempre facilitó la cooperación en materia antiterrorista, excepto con Bélgica. Y detrás de esos obstáculos estaba Bekaert, ya fuese retrasando durante años una entrega o directamente para impedirla.

Su intervención fue clave para lograr que la etarra Natividad Jauregui, alias Pepona, pudiese seguir disfrutando en libertad en Bélgica de su afición por la cocina. La Justicia de ese país comunicó en verano del año pasado al Gobierno español su negativa definitiva a extraditar a esta terrorista, reclamada por asesinato, según desveló en su día este periódico.

De 58 años de edad, la donostiarra Natividad Jauregui Espina lleva huida más de la mitad de su vida, concretamente desde 1979 cuando las fuerzas de seguridad la incluyeron en sus ficheros de terroristas. Se le vincula con el Comando Vizcaya de ETA y en concreto con el asesinato en de julio de 1981 en Bilbao del teniente coronel del Ejército Ramón Romeo Botaeche.

"La prisión está cantada"

“Existe la posibilidad de que sus derechos fundamentales no se vean respetados". Ese fue el argumento que esgrimió el Tribunal de Apelación de Gante en 2013 que la puso en libertad. Detrás de ese fallo, que causó un conflicto entre países y la indignación de las víctimas de ETA, estaba Bekaert.  

Este abogado pasa por ser una referencia en materia de derechos humanos y ha sido invitado a multitud de conferencias sobre la materia. También tiene numerosas publicaciones jurídicas que van desde el proceso judicial en Estados Unidos contra cinco espías cubanos hasta la figura de la extradición en Europa.

Sobre el papel que tendrá que desempeñar Bekaert a partir de ahora ha dado alguna pista el abogado de Puigdemont en España, Jaume Alonso-Cuevillas. Este letrado no ha ocultado su convencimiento de que para su cliente "la prisión provisional está cantada". "Vistos los antecedentes y la actitud vengativa, está bastante clara la cárcel", ha declarado en una entrevista concedida a 8TV.