Una de las gasolineras de Petrolis Independents, abierta junto a un centro comercial.

Una de las gasolineras de Petrolis Independents, abierta junto a un centro comercial.

España CATALUÑA

Petrolis Independents triplica su negocio con la ruptura como reclamo

La empresa "solidaria" con Cataluña facturó en 2015 más de ocho millones y pagó 23 euros en impuestos.

Daniel Montero Alejandro Requeijo

La independencia de Cataluña se ha convertido en un negocio rentable. O así lo refleja al menos la contabilidad de las gasolineras catalanas Petrolis Independents, el grupo que se vanagloria en su publicidad de ser la primera empresa en abonar sus tributos íntegramente al fisco catalán. Sin embargo, a juzgar por su propia contabilidad, la tajada en cuestión es pírrica para el pretendido Estado ya que la empresa, con una cifra neta de negocio de más de ocho millones al año, deja en impuestos después de un reguero de pretendidos gastos y deducciones, solo 23 euros. Menos de lo que cuestan las botas de un solo mosso d'escuadra.

Los datos son oficiales y aparecen reflejados en la última contabilidad presentada por la sociedad en el Registro Mercantil. El grupo de gasolineras independentistas se controla bajo la sociedad Petrolis Independents SL, abierta en 2013 en Terrassa y que ha pasado de mover algo más de tres millones de euros en 2014 a 8,3 millones en 2015.

Los datos de 2016 todavía no se conocen, ya que la empresa no ha presentado aún las cuentas de ese ejercicio. Sin embargo, los datos de los dos anteriores reflejan que el grupo de gasolineras, centrado en vender la imagen de su responsabilidad social corporativa con Cataluña, ha creado solo dos puestos de trabajo directo desde que arrancó. Uno fijo y otro eventual. En 2014, ni siquiera tenía trabajadores fijos. En total, la empresa gasta en sueldos 28.209 euros en al año según los datos de 2015.

Publicidad del grupo de gasolineras sobre su compromiso con el nuevo Estado catalán.

Publicidad del grupo de gasolineras sobre su compromiso con el nuevo Estado catalán.

Dinero para la desobediencia

En su propia publicidad, Petrolis Independents asegura haber retornado 70.000 euros a Cataluña en "proyectos sociales" como el pago de la multa en 2015 al alcalde de Calldetenes, Marc Verdaguer, por negarse a colgar la bandera española en la fachada del ayuntamiento. Algo que se convierte en un dogma de fe, ya que es imposible confirmar el flujo de este dinero en la contabilidad presentada.

Según el Plan General Contable, este tipo de actuaciones deben aparecer reflejadas en la partida de "otros gastos de explotación". En su última contabilidad, ese apunte asciende a casi medio millón de euros. Un volumen mucho mayor del que se supuestamente se ha destinado a fines sociales. Además, por la cuantía de las aportaciones, la empresa no tiene obligación legal de detallarlas en su memoria.

Sobre el papel, la empresa está controlada por dos empresarios llamados Joan Canadell y Jordi Roset. "Creemos firmemente que sin un Estado propio Cataluña no es económicamente viable. Por lo tanto, los catalanes tenemos que elegir entre ser uno de los países más potentes del sur de Europa (si no el más potente) o desaparecer integrados dentro de una España de matriz feudal y corrupta de pies a cabeza", escriben ambos en la presentación de su página web. "Siempre hemos demostrado interés por el mundo de la empresa y tenemos un alto compromiso con el país. No nos hemos hecho (independentistas) precisamente ahora", explican ambos.

Una concejala en coalición con Esquerra

Si algo es cierto de esta declaración, es que Petrolis Independents es una nueva marca para una empresa abierta hace muchos años, y que antes de 2014 vendía únicamente combustible, y no nacionalismo, con unos resultados ciertamente más modestos.

Según los datos aportados al Registro Mercantil, el 79% de las acciones de Petrolis Independents sl están en manos de otra empresa, llamada Petrolis Roset, creada hace más de diez años. La empresa, que tiene un volumen de negocio de 5,5 millones de euros en 2015 y está controlada por una tercera persona: la concejala del Ayuntamiento de Passanant i Belltall Mireia Roset i Chaler. Así, la administradora de Petrolis Roset es una edil de la Federació d'Independents de Catalunya (FIC), que fue la cabeza de lista de una coalición con Esquerra en las últimas elecciones municipales.

La concejala Mireia Roset i Chaler en una imagen difundida por el ayuntamiento.

La concejala Mireia Roset i Chaler en una imagen difundida por el ayuntamiento.

Según sus propias cuentas, el pago de impuestos de esta segunda sociedad es muy similar al de la primera: 543 euros en 2014 y 2.520 euros en 2015 sobre sus beneficios, declarados ese año en solo 9.000 euros antes de impuestos

Nuevo negocio independentista

Campaña de Petrolis Independents para que todas las gasolineras de Cataluña cuelgue la bandera independentista.

Campaña de Petrolis Independents para que todas las gasolineras de Cataluña cuelgue la bandera independentista.

Según la memoria de compañía, el 96% de esta nueva empresa pertenece a otra sociedad distinta (y van tres). Esta vez, la empresa propietaria se llamada Textil i Fruites sl y fue abierta en 1987 también en Tarrasa. Los cargos de administración de la empresa están copados por la familia Roset-Chaler con Ramón Roset Torres como presidente.

En previsión de un nuevo negocio de corte independentista, esta empresa es la propietaria también de todas las acciones de Cataluña Independent Investment, sin movimientos según el registro pero dada de alta según su actividad en el epígrafe de "actividades de intermediación en operaciones de valores y otros activos".