Agentes de la Policía Nacional tras registrar uno de los domicilios en Melilla.

Agentes de la Policía Nacional tras registrar uno de los domicilios en Melilla. EFE

España operación contra el terrorismo

El líder de la célula yihadista desarticulada en Melilla militaba en el PP

Fue expulsado del partido hace tres años tras no pagar las cuotas y trabajaba en un centro de menores

Daniel Montero Alejandro Requeijo

El líder de la célula yihadista desarticulada esta mañana en Melilla y Marruecos fue miembro activo durante años del Partido Popular, que le ha sido suspendido hoy de militancia tras conocer su presunta relación con el terrorismo yihadista. Según ha confirmado el presidente del PP local, Juan José Imbroda, el detenido hoy trabajaba como auxiliar en un centro de menores de la ciudad y formó parte del partido hasta que dejó de abonar las cuotas hace tres años y quedó inscrito como militante. 

Fuentes del Ministerio del Interior señalan a esta persona como líder de una célula yihadista de seis integrantes, todos detenidos. Cuatro de ellos han sido arrestados este miércoles por la policía marroquí mientras que el sexto ha sido detenido a primera hora de esta mañana en suelo español. Las mismas fuentes confirman que los presuntos integrantes de la red se reunían incluso para ensayar vídeos con decapitaciones y planear atentados de gran envergadura y estudian ahora la radicalización paulatina del presunto cabecilla, residente en España. 

En total, dos de los detenidos tenían pasaporte o residencia en España, aunque el exmilitante del Partido Popular, de 39 años, ha sido detenido en Marruecos, donde según fuentes de la investigación trasladaba órdenes al resto de los integrantes de la célula en nombre del Daesh. Ese ha sido el momento elegido por los miembros de la Dirección General de Seguridad de Marruecos para lanzar el operativo. 

El principal detenido trabajaba además con auxiliar educativo en el Centro de Acogida de Menores Fuerte de la Purísima, donde se encuentran ingresados 300 menores extranjeros, que sin asistencia de un tutor mayor de edad consiguieron llegar a suelo español. Los agentes tratan de analizar ahora si el detenido utilizó su trabajo público junto a menores de edad como caldo de cultivo para favorecer el radicalismo.