España

Marruecos detiene a un yihadista que quería atentar contra la embajada de España

Las autoridades relacionan a otro yihadista detenido el viernes con la célula de Ripoll.

Rabat

El arrestado, de 28 años, planeaba atentar supuestamente contra la Embajada de España en Marruecos, según informó la televisión marroquí 2M, que cita fuentes policiales. Fue detenido este martes en la localidad de Nador, colindante con Melilla, aunque por el momento parece que no tendría relación con los atentados de Cataluña.

El joven, que había prometido fidelidad al Estado Islámico vivió durante diez años en Barcelona y estaría "fuertemente radicalizado".

Además de las detenciones, se investiga a tres personas por su supuesta relación con los atentados de Barcelona y Cambrils, son familiares de los yihadistas de Cataluña.

A partir de los ataques en España, Marruecos había extremado la seguridad en los consulados y la embajada de España, así como en los centros culturales y colegios europeos en Marruecos. Por otra parte, se trata de medidas habituales que forman parte del protocolo marroquí cuando un país occidental es víctima de un golpe yihadista.

El domingo se hacía pública la primera detención de un marroquí de 35 años supuesto "enlace" o "contacto" con el comando autor de los atentados de Barcelona. La Oficina Central de Investigaciones Judiciales (BCIJ), que lucha contra el terrorismo en Marruecos, lo habría detenido el viernes en Oujda, cerca de la frontera con Argelia, a 150 kilómetros al suroeste de Melilla.

La seguridad marroquí considera que era el interlocutor principal de Moussa Oukabir, el joven de 17 años que en un primer momento apuntaron como el autor del atropello en Las Ramblas abatido por un Mosso D'Esquadra en Cambrils. Marruecos informó a España que Oukabir había visitado recientemente el país, justo antes de los sucesos.

Sin información personal

A diferencia de otras ocasiones, el considerado FBI marroquí no ha facilitado información personal sobre el presunto terrorista, que podría haber mantenido contacto con los principales miembros del grupo en Marruecos durante la segunda quincena del mes de julio. Sin embargo, la televisión marroquí sí desvelaba que el arrestado vivió en Ripoll con los supuestos responsables del atentado en Las Ramblas.

El nivel de vigilancia ha aumentado en el norte de Marruecos, especialmente en las regiones fronterizas con España, por si los terroristas quisiesen aprovechar el periodo estival con gran afluencia de entradas y salidas para colarse en el país.