Agentes de policía en Barcelona este jueves.

Agentes de policía en Barcelona este jueves. Reuters

España MASACRE TERRORISTA

Todo lo que tienes que saber sobre los atentados de Barcelona y Cambrils

El terrorista que conducía la furgoneta está huido. Cinco terroristas, abatidos y muertos cuando estaban a punto de llevar a cabo otro atropello masivo en Cambrils (Tarragona). Hay tres detenidos y la masacre está conectada con una explosión de una casa horas antes del atentado de Barcelona. Hay al menos 14 muertos civiles y más de un centenar de heridos. 

Daniel Basteiro María S. Sánchez

En torno a las cinco de la tarde de este jueves, la ciudad de Barcelona sufrió un atentado terrorista, el de consecuencias más graves en España desde el 11 de marzo de 2004. 

En el corazón de Barcelona. El ataque se ha producido en las Ramblas, epicentro turístico de la Ciudad Condal y permanentemente concurrido, especialmente en verano.

Atropello indiscriminado. Una furgoneta blanca comenzó a embestir a los peatones en un tramo de 500 metros desde la Plaza de Cataluña hasta el teatro del Liceu, provocando inmediatamente el pánico. Después, el terrorista huyó y las autoridades pidieron a los vecinos que no saliesen de sus casas.

Al menos 14 muertos y más de 100 heridos por el ataque en Las Ramblas. 15 de los ingresados están graves, según informó el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, tras presidir una reunión del gabinete de crisis en el que también participó la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. 

El Daesh reivindica el atentado"Soldados del Estado Islámico" perpetraron el ataque, según informó la agencia de noticias que habitualmente da cuenta de los comunicados de reivindicación.

El intento de un segundo atentado en Cambrils deja una víctima mortal. De madrugada, en el paseo marítimo de Cambrils (Tarragona), cinco terroristas fueron abatidos y resultaron muertos cuando se disponían a provocar un nuevo atentado, también a través de un atropello masivo. Llevaban cinturones con explosivos simulados. Hay cinco heridos: uno crítico, dos graves y dos leves, según los Mossos. Tras el intento de atentado, dejaron a una persona crítica que murió horas más tarde.

Cuatro detenidos. Los Mossos d'Esquadra, la policía autonómica catalana que ha dirigido el dispositivo, informaron de que cuatro sospechosos habían sido detenidos en relación con el atentado. Tres de ellos son de nacionalidad marroquí y otro nacido en Melilla. La primera detención fue en Ripoll (Girona) y se llama Driss Oukabir. Algunas fuentes afirmaron inicialmente que se entregó a la Policía al ver su foto por televisión, pero el responsable de los Mossos, Josep Lluis Trapero, ha explicado que fue detenido tras ser "identificado" por "una patrulla de la seguridad ciudadana". La otra detención se produjo en Alcanar (Tarragona) en conexión con otro suceso ocurrido por la mañana. 

La Policía identifica a los 5 yihadistas abatidos en Cambrils. Según han confirmado fuentes de la lucha antiterrorista a EL ESPAÑOL se trataría de Moussa Oukabir, de 17 años de edad y hermano menor de uno de los detenidos en Ripoll; Said Aallaa (de 18 años), Mohamed Hychami (24 años), Omar Hychami y El Houssaine Abouyaaqoub. Los Mossos también han confirmado que ninguno de los investigados tenía antecedentes por terrorismo.

Tres de ellos aparecían en las imágenes difundidas en el marco de la investigación policial. En el cartel aparece también Younes Abouyaaquoub (22 años) que aún no ha sido identificado por las autoridades, y al que las mismas fuentes dan por huido.

Los Mossos buscan a estas cuatro personas de Girona por terrorismo.

Los Mossos buscan a estas cuatro personas de Girona por terrorismo.

La explosión de la vivienda de Alcanar evitó un atentado mayor. En la noche del jueves el jefe de los Mossos relacionó el atentado con una explosión de una vivienda en Alcanar. Allí murió una persona y otras siete resultaron heridas. Un día después, ya avanzada la investigación policial, los Mossos confirmaron que los autores del atentado de Barcelona y Cambrils preparaban desde hace tiempo una o varias acciones a gran escala. Su idea era atentar usando bombonas de butano o explosivos y el accidente de Alcanar truncó sus planes.

Qué sabemos de Driss Oukabir Soprano. El detenido en Ripoll es originario de Marsella (Francia), tenía residencia permanente en la localidad gerundense. Su foto fue distribuida con gran rapidez en la tarde del jueves y han trascendido numerosos detalles. En 2012 estuvo en prisión preventiva por abusos sexuales. Se hacía llamar "la comadreja" en su perfil en Facebook.

Una segunda furgoneta. Una hora y media después del atentado, las fuerzas de seguridad localizaron una segunda furgoneta aparcada en la localidad Vic, a unos 60 kilómetros de Barcelona, relacionada con los dos detenidos. Tras ser examinada por especialistas en desactivación de explosivos, los Mossos d' Esquadra confirmaron que no había explosivos en el interior y que no representaba ningún peligro.

Persecución y muerte en la Diagonal. Cuando la ciudad se encontraba ya en estado de shock y se intensificaba el cerco policial en una operación denominada Jaula, un conductor se dio a la fuga saltándose un control policial en la avenida Diagonal de Barcelona tras atropellar a una sargento de los Mossos. Los agentes lo localizaron después en Sant Just Desvern, un municipio colindante. El conductor, que presentaba cuchilladas, murió en el transcurso de la operación. Según el jefe de la policía autonómica, el hombre no tenía relación alguna con los atentados.

El atentado más sangriento desde el 11-M. Europa ha sufrido en el último año un total de ocho atentados con atropello. El primero de este tipo en suelo europeo se produjo en julio de 2016 en Francia, cuando Mohamed Lahouaiej Bouhlel mató a 85 personas e hirió a más de 300 al embestir con su camión a la multitud en el Paseo de los Ingleses de Niza. En España, el último atentado fue de ETA, en 2009, pero este es el más sangriento desde el del 11 de marzo de 2004, que dejó 192 víctimas mortales. 

Unidad política frente a la barbarie. El president de la Generalitat compareció junto a la alcaldesa de Barcelona. "Cataluña es y será tierra de paz y de bienvenida. No dejaremos que una minoría acabe con nuestra manera de ser", dijo Carles Puigdemont. Por su parte, los grupos políticos del Congreso emitieron un duro comunicado conjunto de condena. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, se desplazaron a Barcelona. Pese a la delicada situación política en Cataluña, ningún líder destacado ha utilizado políticamente la masacre. Se han decretado tres días de luto oficial en Cataluña.

El insólito tuit de la Casa del Rey. Casi cuatro horas después de conocer los primeros datos del atropello masivo en el corazón de Barcelona, Casa Real ha lanzado un contundente mensaje a través de las redes sociales, que sorprendió por su tono.

Largas colas para donar sangre. Desde un primer momento los barceloneses se han organizado para asistir a los heridos y afectados por el atentado. Largas colas se formaron en varios hospitales, como el Clinic de Barcelona, formadas por ciudadanos que querían donar sangre. Tal fue la afluencia que el centro tuvo que pedirles que volvieran al día siguiente.

Una ola de solidaridad. Después de que las principales estaciones de metro y tren próximas a las Ramblas se cerrasen por motivos de seguridad, los taxistas y conductores de Cabify han ofrecido viajes gratis a los atrapados en la zona. En las redes sociales, a través de una página creada para la ocasión por Facebook, han sido miles los residentes que han ofrecido alojamiento a los turistas que no tuvieran dónde alojarse.

"¡No tengo miedo!": el grito de la ciudadanía frente al terrorismo. Miles de personas han acudido al homenaje oficial convocado en Plaza Cataluña por el rey Felipe VI y las autoridades en recuerdo de las víctimas. Los presentes han interrumpido el silencio al grito de "¡No tenemos miedo!". Posteriormente el presidente de la Generalitat ha alabado la actitud "admirable" que ha mostrado la sociedad ante los atentados terroristas.