Carmona ha vuelto a sonreir desde la noche de las primarias de Susana Díaz.

Carmona ha vuelto a sonreir desde la noche de las primarias de Susana Díaz. Silvia P. Cabeza

España PSOE

Carmona: "Los que hemos perdido las primarias no vamos a estar callados"

Entrevista a Antonio Miguel Carmona, concejal en Madrid. "Mayer y Sánchez Mato deben dimitir" | "Daremos el paso para liderar el partido en Madrid si no hay integración" | "Aquellos que desean que no esté en la vida pública deberían rendirse" | "Todos somos LGTBI: iría en una carroza, pero vestido"

Noticias relacionadas

“¡¡Señor Carmona!! ¿Qué hace ahí? Está interrumpiendo el tránsito público”. En toda entrevista con Antonio Miguel Carmona (Madrid, 1963) hay que contar con un margen para lo desconocido. Este jueves a media mañana, al lado de la monumental Plaza de la Villa de Madrid, Carmona responde a EL ESPAÑOL. Ha preferido hacer la entrevista fuera de su despacho.

Es ahí, sentado en unas escaleras ("¿no os importa mancharos, no?"), bromeando sobre si se subiría vestido o desnudo a una carroza el día del Orgullo Gay, cuando aparece Ramoncín. De incógnito, con sombrero y gafas de sol, lo aborda para reprocharle en broma el ser un obstáculo al "tránsito público". "Es muy amigo mío y me escribe a menudo quejándose sobre cómo está Madrid", explica tras levantarse a toda pastilla y saludarlo. 

Entrevista Carmona

Carmona sigue siendo un espectáculo. Iba a ser alcalde de Madrid hasta que Manuela Carmena lo arrolló en las elecciones municipales de 2015. Luego fue destituido como portavoz en el Ayuntamiento y sustituido por Purificación Causapié. Ambos apostaron por Susana Díaz. Y perdieron. 

Sólo perdió la sonrisa la noche de las primarias. Su gesto, detrás de Susana Díaz (mientras otros se escondían) se hizo viral. Unos decían que se había dejado la plancha encendida. Pablo Iglesias, que había sido poseído por el demonio. Pero al día siguiente volvió a sonreír.

Este jueves se para con todos los concejales que se encuentra a su paso. Con la que más sintonía demuestra es con Begoña Villacís, de Ciudadanos. Una banda de música toca Eres tú y La chica de ayer. Carmona, doctor en Ciencias Económicas, profesor universitario, oficial del Ejército del Aire en la reserva y hasta ex periodista (entrevistó a Muamar el Gadafi en 1986), piensa en mañana. 

¿Cuál es el lugar de Antonio Miguel Carmona en el nuevo PSOE?

El que quieran los militantes y el secretario general. Todas las opiniones tienen que estar representadas. Por eso la integración y la unidad son una condición necesaria, aunque no suficiente, para que el PSOE gobierne este país. Tenemos un espectro de al menos 12 millones de votantes a los que hay que recuperar desde la unidad. Unos opinan que España es una nación de naciones y otros que sólo hay una nación, que es España. Todas esas opiniones tienen que estar presentes. Este partido no lo gobierna una sola opinión sino una pluralidad.

¿Ha hecho Pedro Sánchez algún gesto para recuperar la unidad?

No ha sido el mejor comienzo montar así la Ejecutiva [de 49 integrantes, sólo uno, Patxi López, no lo apoyó], aunque le dejamos libertad absoluta. En el Comité Federal deberían estar integradas todas las voces. Ahora viene un momento muy importante: el de elegir las direcciones políticas del PSOE en las comunidades autónomas. En ese momento sabremos si quieren un partido unido o contar sólo con una parte.

¿Dará usted el paso para liderar el partido en Madrid?

Haré lo que digan los militantes y mi propia conciencia.

Como excusa para no responder, no está mal.

Sí, es una frase hecha. Yo no daré un paso si eso resta a la integración. Daré y daremos pasos adelante si no hay integración. Aquellos que no quieran la unidad carecen de inteligencia. Me he puesto en contacto con quienes tenemos una misma visión en todas las regiones de España para mantener viva la opinión de una parte del partido, pero también colaboraré en aquello que diga el secretario general.

Ese 40% (que apoyó a Díaz) o 49% (si se suma lo conseguido por Patxi López) que perdió las primarias está bastante callado. ¿Es por lealtad o una huelga de brazos caídos para que no se les acuse de boicotear al secretario general? ¿Hasta cuándo durará ese silencio?

El silencio que emitimos en el congreso federal es una puerta abierta para que el secretario general tenga la oportunidad de contar con todos. Si a alguien se le abre la puerta y no pasa, es responsabilidad de él, no de los que abrimos la puerta. No queremos molestar en su proyecto político, que tiene que reestructurar el PSOE. Al contrario, nos ponemos a su servicio. Eso sí, nuestra opinión nunca se puede callar.

No hay ninguna huelga de brazos caídos sino una voz, al menos la mía, que sigue planteando la abolición de la pobreza, la modernización del país y la democracia participativa. Silencio, ninguno y ha habido libertad para que Sánchez haga su equipo, por supuesto. Pero nosotros no vamos a estar callados, tenemos una opinión. Somos socialistas.

"Sánchez me felicitó por mi resultado"

Sus detractores le alaban su resistencia política. Perdió las elecciones municipales en Madrid, lo destituyeron como portavoz y la candidata por la que hizo campaña acaba de perder las primarias. ¿No debería dejar el acta o dar un paso atrás?

En las únicas primarias a las que me presenté tuve un 50% de avales de toda la militancia madrileña. Eso es un resultado magnífico. Tras las únicas elecciones a las que me presenté fui felicitado por Pedro Sánchez, que me dijo que había obtenido el mejor resultado de las cuatro grandes capitales: 9% en Barcelona, 11% en Bilbao, 12% en Valencia y 15% en Madrid. Aún así, no fue un buen resultado.

No me siento derrotado. He logrado un resultado aseado y en algún caso hasta brillante en las elecciones a las que me he presentado. Estoy dispuesto a seguir formando equipos y pertenecer a otros para ayudarles a avanzar. Soy una persona constructiva que puede aportar un cierto valor añadido. No más que nadie pero tampoco menos que nadie. Quien no tenga ambiciones en política es que tiene alguna tara. 

Parece que con usted no pueden. 

Cuando me destituyeron como portavoz en el Ayuntamiento de manera inopinada acabaron pidiéndome perdón.

¿Quién?

En la Ejecutiva federal. Me dijeron meses después que se habían equivocado ofreciéndome ser senador a cambio de dejar el acta de concejal en el Ayuntamiento. Yo he sido elegido por los madrileños y por los militantes socialistas. Nunca les traicionaré.

"No fue un fracaso de Díaz sino un éxito de Sánchez"

¿Qué pasó en la candidatura de Susana Díaz para que sólo ganase en Andalucía? En los días previos ella tenía claro que iba a ganar.

A veces la causa reside en el éxito de los demás. El equipo de Sánchez tuvo éxito en el relato y no puedo poner ninguna mácula en su triunfo, apoyado por un 50% de los votantes. No fue un fracaso nuestro sino un éxito suyo. Pero tienen que demostrar que lo administran bien, teniendo inteligencia y contando con todos. A nosotros nos pudo faltar una explicación a los militantes de que no somos los partidarios de Rajoy.

No hubo pedagogía de la abstención.

Desde luego, no hubo pedagogía suficiente. Ese fue nuestro fallo.

¿Susana Díaz era una buena candidata?

Susana Díaz es una buena candidata.

¿Es, en presente?

Es, era y sigue siendo una magnífica política y persona. Conforme voy cumpliendo años, si tengo que clasificar a la gente, que ya es muy atrevido, lo hago entre buenas y malas personas. Y Susana es una magnífica persona. 

¿Se ha acabado su recorrido nacional?

En absoluto. Es la presidenta de Andalucía y tiene mucho que decir.

"Cada vez que perdemos, pongo esta cara"

Déjeme que le muestre una imagen. Es usted en la noche de las primarias. ¿Qué estaba pensando?

¡¡No sé quién sale peor!! Por la cabeza se me pasaba la derrota. Soy del Atlético de Madrid. Cada vez que perdemos, pongo esta cara. Yo no disimulo ni mis tristezas ni mis alegrías porque no vivo de la política. No me gusta impostar y en política hay muchos que lo hacen de forma constantemente.

"El CETA, el más progresista de la UE"

¿Hay presiones para sacarle del foco público, para que no dé entrevistas o no vaya a los platós?

Aquellos que desean que no esté en la vida pública deberían rendirse ya. Llevan muchos años intentándolo. No soy invencible, pero cuando se viene por las buenas; pongo una sonrisa. Cuando se viene por las malas, se suele ir por las malas también.

No teme dejar de estar presente en las televisiones.

Estoy porque me llamáis y porque doy una opinión sobre economía o política.

¿Qué le parece a usted que el PSOE deje de apoyar el CETA?

Estoy de acuerdo con todos los socialistas europeos. Es el tratado más progresista de todos los firmados por la UE. El PSOE podría contribuir a mejorarlo aún más, pero no es posible. Producirá un incremento de 12.000 millones de euros en las exportaciones de la UE. Por cada 1.000 millones generaríamos 14.000 puestos de trabajo. Tengo algunas dudas sobre los tribunales de representación, pero es un buen acuerdo.

"Mayer y Sánchez Mato deben dimitir"

Los concejales Celia Mayer y Carlos Sánchez Mato están investigados (la antigua imputación) por supuesta malversación de fondos públicos. ¿Deberían dimitir?

Por supuesto. Si fuese Celia Mayer o Sánchez Mato, ya hubiese dimitido. Si fuese alcalde de Madrid, ya les hubiera cesado.

¿Es muy grave lo que han hecho? No han sido condenados.

Se trata presuntamente de prevaricación y malversación de caudales públicos. En cualquier caso es una falta de lealtad a la alcaldesa y a la función pública que dirigen. Pidieron varios informes jurídicos a la función pública y no sólo no les hicieron caso sino que encargaron y pagaron informes privados que también les dijeron que no tenían razón. No pido su dimisión por la prevaricación y el cohecho. No soy juez. La pido por la deslealtad a la institución, a los funcionarios, a la alcaldesa y a los madrileños.

El grupo municipal socialista no pide la dimisión. Es usted, de nuevo, un verso suelto.

La dirección del grupo es prudente. Yo me puedo permitir ser más audaz, pero todos los madrileños opinan igual y una buena parte de Ahora Madrid opina igual.

Carmona, muy cerca de la Plaza de la Villa, donde suena La chica de ayer

Carmona, muy cerca de la Plaza de la Villa, donde suena "La chica de ayer" Silvia P. Cabeza

"A lo que está haciendo Carmena le pongo un 3"

¿Qué nota le pone a la corporación del 1 al 10?

A lo que se está haciendo, un 3. A lo que se podría hacer, un 0. Madrid sigue sucio, contaminado, con muchos atascos y graves problemas. Pero respecto a lo que se podría hacer la situación es mucho peor. Madrid puede ser la capital cultural del mundo. Es la ciudad de los teatros. Nuestros pozos de petróleo están en la cultura. Tenemos la primera pinacoteca del mundo. Somos la capital del español en el mundo, con un radio de acción de 500 millones de personas. Y la gestión cultural es nefasta. Podemos duplicar el PIB si somos capaces de atraer a más y más gente. Estamos perdiendo una oportunidad de oro.

¿Cuál es su margen de maniobra? Pone usted muy mal a la actual corporación, pero la alternativa era Esperanza Aguirre, que le invitó personalmente a apoyarle.

Van a decir que soy un pedante, un soberbio o las dos cosas. El programa electoral que presentamos los socialistas, de 260 páginas, es el mejor de todos los tiempos. Pongámoslo en marcha. Tenemos dos años para hacerlo. Estamos medio embarazadas. No entramos en el Gobierno ni hacemos suficiente oposición a pesar del esfuerzo de los concejales. El PSOE no lo ha hecho bien en estos dos años.

¿Por qué? ¿Qué debieran haber hecho?

Habría que haber mantenido la estabilidad en la portavocía. De hecho, los concejales están dedicados al mismo trabajo que yo les encomendé.

¿Es Madrid una nacionalidad cultural?

No. Madrid es mucho más que una nación. Es la capital del mundo.

¿Iría en una carroza del Orgullo Gay? 

Por supuesto. Todos somos LGTBI. El día que nos demos cuenta de que todos somos cualquier tipo de minoría, viviremos en un mundo de iguales. España tiene un mal ancestral: sus raíces conservadoras. Como diría Castelar, pusimos un velo sobre nuestra historia. Me subiría a una carroza LGTBI, pero vestido. No quiero que me vean en tanga. Además, he engordado mucho.