Begoña Villacís, portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Madrid.

Begoña Villacís, portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Madrid. Moeh Atitar

Política Entrevista

Begoña Villacís: "¿Pablo Casado, alcalde? ¡Alcaldesa yo!"

Entrevista a la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid: "No veo a Cs dentro de un Gobierno de corruptos que se resiste a limpiarse" / "El PP es el violinista del Titánic, tocan mientras todo se hunde" / "Nuestros pactos con el PP son de desconfianza".

Daniel Ramírez Jorge Sáinz

Noticias relacionadas

Mesa redonda en el despacho de Begoña Villacís, líder de Ciudadanos en Madrid y miembro de la Ejecutiva de su partido. Responde de espaldas a la ventana, que refleja eslóganes motivacionales pintados con rotulador naranja. Quiere gobernar la ciudad, no lo oculta. “Podríamos hacer tantas cosas...”, suspira. “¿Cómo que Pablo Casado alcalde? ¡Alcaldesa yo!”.

De repente, en pleno paseo fotográfico, aparece El Pescadilla, un trabajador del Ayuntamiento. Americana y pantalón a cuadros, príncipe de Gales. Vetusto, casi salido del XIX. “Yo le llamo así y él me dice Faraona”, se ríe. Esta mañana visten a juego. Villacís lleva mantón y gorra, también a cuadros, por aquello de San Isidro.

Entrevista a Begoña Villacis

Marca distancia con Podemos, también con el PP, a los que apoya con “pactos de desconfianza”. Es lo que tiene el centro, repite en varias ocasiones. No quiere saber nada del “capitalismo de amiguetes”, tampoco del “anticapitalismo de amiguetes”. “Oye, que existen las dos cosas, ¿eh?”, dice con un ojo en el Congreso y otro en Cibeles.

¿Cómo valora la subida de Ciudadanos en el CIS? ¿Les lastra el acuerdo con el PP?

No leería el CIS en clave de acuerdo con el PP, sino en clave de retorno del trabajo realizado en el Congreso. Hacemos oposición responsable. En muchas ocasiones, pactar con un partido te puede pasar factura… En nuestro caso, creo que la gente aprecia la estabilidad que aportamos, nuestro comportamiento responsable y las valiosas iniciativas llevadas al Congreso. Somos un partido de hormiguitas, nuestro trabajo no se aprecia con inmediatez, sino a la larga.

La Operación Lezo aporta a los periódicos un caso de corrupción casi diario. ¿Es coherente apoyar a un partido que, al mismo tiempo, tachan de corrupto?

No nos hemos abonado a la política fácil, tampoco a lo políticamente correcto. Ha sido muy complicado explicar qué es el centro, por qué es necesario pactar con unos y otros. Lo sencillo es proponer soluciones mágicas. ¿Qué dicen ahora aquellos que nos aconsejaban entrar en el Gobierno del PP? Rechazamos el trozo de tarta, entrar en ese juego clásico de intercambio de cromos. Eso nos da una libertad fundamental para combatir la corrupción con credibilidad. En el Congreso, las únicas medidas en este sentido han sido nuestras.

¿Y cuando le dicen que es incompatible pedir que la sociedad no sea engañada a la vez que se da el Gobierno al PP?

Escucho a mucha gente del PP que saca pecho de los resultados electorales. No nos inmunicemos contra la corrupción, es muy peligroso y perfectamente posible en un escenario como éste. Nuestros pactos con el PP son de desconfianza. Combinamos limpieza y estabilidad.

En su último Congreso, Ciudadanos aprobó la posibilidad de entrar en los Gobiernos.

¡Ojo! La posibilidad, pero no la obligación. No veo a Ciudadanos en un gobierno con Podemos, tampoco en uno plagado de corruptos que se resiste a limpiarse. Se tendrían que cumplir unas condiciones, tal y como hicimos con los pactos de investidura. Plantearíamos nuestras exigencias, habría que analizar los casos uno a uno.

¿Es Ciudadanos la muleta del PP? Hay quien les acusa de que se engañan a sí mismos haciendo posible el Gobierno de Rajoy o de que precisamente ustedes inmunizan a la sociedad contra la corrupción.

Decídselo a los del PP, que piensan justo lo contrario. Es lo que tiene ser de centro… Son argumentos infantiles, fáciles de soltar, muy de argumentario, socorridos, poco trabajados. Una muleta es algo que te sirve para seguir caminando. Ciudadanos no se amilana ante las circunstancias, lo hemos demostrado en Murcia. Nuestro apoyo al Partido Popular no es incondicional, en absoluto.

¿Está satisfecha con los presupuestos diseñados?

No. Cuando se acercaban las elecciones, advertimos de la importancia de independizarnos de los secesionismos. Si hubiésemos conseguido más apoyos, España no dependería de los nacionalistas. Eso promueve la desigualdad entre los españoles. El PSOE debería haberse sentado a negociar los presupuestos. El 'no absoluto' no conduce a nada.

Si con cinco diputados el PNV saca 1.400 millones y Ciudadanos con 32 sólo logra una concesión de 4.000 millones… ¿No han rentabilizado mal sus diputados?

Preguntad a PSOE y Podemos, que no han conseguido nada. Todo lo contrario, los diputados de Ciudadanos son los más rentables del Congreso. No es que el PNV, con cinco diputados, haya sacado 1.400 millones… Tiene mucho que ver el PP, es tan importante el que pide como el que da. Las dos organizaciones son responsables de propiciar la desigualdad entre los españoles.

Usted forma parte de la Ejecutiva del partido. ¿Hubo debate con el tema del cupo?

No, en Ciudadanos el cupo no admite debate. La respuesta negativa es consensuada.

Begoña Villacís.

Begoña Villacís. Moeh Atitar

Hablemos de Francia. ¿Hablar de Rivera como un Macron a la española es exagerar?

No. ¡Se parecen en muchas cosas! Tenemos mucha relación con los seguidores de En Marche! en España. Nos encontramos en varios aspectos. Nos han transmitido que a ellos también les decían que ganar era imposible, pero remaron poco a poco. Ellos también tenían en frente al populismo y a los viejos partidos. De Francia proceden muchos de los cambios que luego cristalizan en Europa. Ciudadanos es mucho más verosímil ahora, no sólo por la victoria de Macron, hemos demostrado tener suelo electoral en las dos últimas elecciones.

También está el espejo de la Italia de los noventa. La corrupción derribó a los viejos partidos, aunque luego llegó Berlusconi. También se dio el símil de la acusación popular contra el Gobierno, como ahora ocurre con el PP.

Es el eterno retorno… En Italia la corrupción acabó con los viejos partidos, ¿no es Ciudadanos quien impide que el PP se venga abajo con el pacto de investidura?

Es Podemos.

Los votos para investir a Rajoy los puso Ciudadanos.

Podemos es el único partido que consigue que el PP no se derrumbe. Formalizamos el acuerdo porque es el partido que más apoyos recibió. En cuanto a la estrategia política, repito, el PP sale reforzado gracias al miedo que suscita Podemos. Nosotros aceptamos el juego democrático, el PP fue el más votado y eso no se puede cambiar. Conseguimos que España saliera de una anomalía de bloqueo, que nos estaba trayendo muchos problemas. Nuestras condiciones fueron muy exigentes. El PP de hace tres años, por ejemplo, nunca hubiera firmado ese acuerdo.

En un sentido amplio, ¿qué significa para usted ser liberal?

La mejor descripción se la escuché a Ignacio Aguado hace un tiempo: no es una forma de vivir, sino el respeto a todas las formas de vivir. Para que sea posible el liberalismo es fundamental fomentar la igualdad de oportunidades. Muchas de las conquistas liberales en España se han concedido a la socialdemocracia, como ocurrió con el voto de la mujer. La gente no entendió bien nuestro cambio en el ideario, vamos al revés que el resto de partidos. En vez de ponernos la etiqueta y aceptar un paquete de ideas, calibramos nuestro pensamiento y luego le buscamos nombre.

Ha sido nombrada secretaria de políticas municipales en la Ejecutiva del partido. Ciudadanos ha perdido muchos concejales en lo que llevamos de legislatura. ¿Por qué?

Sí, los hemos perdido. Y lo digo a mucha honra. Les hemos dejado caer. La vieja política tiende a mantener actas por encima de todo. A nosotros eso no nos vale, tenemos unos estándares de calidad y exigencia. Hacemos respetar nuestro código ético. Quien me conoce sabe lo pesada que he sido defendiendo la importancia de lo local. Somos el único partido que ha elevado esta categoría a nivel de Ejecutiva.

La dimisión de Esperanza Aguirre le deja como único rostro conocido de la oposición. Pros y contras.

Yo sólo veo pros. Quizá no tengamos la notoriedad de Esperanza, pero somos los que estamos haciendo el curro de calle, el trabajo de calle. Los enchufados de Ahora Madrid los hemos denunciado nosotros, los contratos menores y mayores los hemos denunciado nosotros, los líos internos que tienen. Nosotros ya nos considerábamos los líderes de la oposición. Pero es verdad que cuando Esperanza reproducía alguna de estas cosas tenía mucha notoriedad. Pero son dos oposiciones radicalmente distintas. Ellos (el PP) tienen una oposición clásica más de titiriteros y Reyes Magos y nosotros analizamos más la gestión actual y sacamos muchas más cosas. Si eso lo podemos hacer con mayor notoriedad, mejor. Pero nosotros ya nos consideramos líderes de la oposición desde hace tiempo. Y además creo que somos la alternativa más creíble a Ahora Madrid.

Ciudadanos puede gobernar Madrid, ¿cómo y con quién?

Todos dicen que es complicado pero no conocen a los madrileños. ¿Quién iba a decir hace dos años que yo iba a ser la portavoz con más notoriedad después de la alcaldesa? Nadie. Tenemos gente en los distritos trabajando muchísimo y nos quedan dos años de trabajo. Vamos a presentar el mejor programa posible. Podríamos cumplir muchos de los objetivos en los 100 primeros días.

¿Cuál sería tu primera medida como alcaldesa de Madrid?

Lo primero, limpiar Madrid. Tenemos nuestra propia propuesta y lo conseguiríamos. Segundo, bajar los impuestos, pero bajarlos a unos mínimos que la ciudad de Madrid no conoce desde hace muchísimos años. Los primeros 100 días me limitaría a limpiar las calles, arreglar los baches y las aceras. Serían medidas para reducir la degradación en la que nos está sumiendo Ahora Madrid por su incapacidad de gestión. Arreglaría las cosas que al final le alegran la vida a los ciudadanos todo el día. A nadie le gusta caerse por los socavones que hay en las aceras y que no arreglan.

Begoña Villacís.

Begoña Villacís. Moeh Atitar

¿Pablo Casado, alcalde y Begoña Villacís, vicealcaldesa?

No. Al revés.

¿Conoce a Pablo Casado?

Nunca he trabajado con él. Tendría que ver la experiencia que tiene.

Pero es un rival complicado…

No me he puesto a explorar la experiencia que pueda tener. No lo veo como un rival. No miro por el retrovisor. En la probeta todo el mundo puede ser un buen candidato. Esperanza Aguirre lo iba a ser, Antonio Miguel Carmona también lo iba a ser y nadie daba un duro por Manuela Carmena.

¿Qué fórmula de Gobierno sería más cómoda para Villacís? ¿PP o un tripartito con PSOE y Podemos?

Con Podemos, no.

Incluso si tiene la oportunidad de gobernar.

No. No formaría parte de un gobierno que ellos solos llevan mal entre ellos mismos. No sería un tripartito, sería el camarote de los hermanos Marx. Para gobernar Madrid, que es una cosa muy seria, hay que hacerlo con sentido de la responsabilidad.

¿Qué está haciendo bien Manuela Carmena?

Tomarse muy en serio la contaminación. Ahí no hemos tenido complejos a la hora de apoyar la decisión impopular de aplicar el protocolo 3 (prohibición de circulación). Otros partidos se pusieron más en la tesis de Trump. Nosotros pensamos que con estas cosas no se puede jugar. Creo que Madrid Decide puede ser una buena herramienta que sin embargo no está afinada. La considero buena porque hace que la gente se implique un poco más en su ciudad. Y eso es algo que es bueno.

¿Y los cuatro grandes errores de gestión?

Si fuera el PP te diría que titiriteros y Reyes Magos… En serio, no sé por dónde empezar. Pero básicamente la política de propaganda. Venden a la ciudadanía una mentira tras otra. En gestión no han acertado nada. Para el 30 de noviembre llevaban un 27% del Presupuesto ejecutado. Es increíble. En cualquier empresa privada estarías de patitas en la calle. Es una política de la parálisis, un poco como Rajoy en ese sentido, a ver si los problemas pasan solos. La operación Chamartín, el mercado de Legazpi, los Berrocales, la estrategia del sureste… Lo tienen todo bloqueado.

No se dan cuenta de que las ciudades tienen que crecer porque vamos a concentrar el 80% de la población en Europa para el año 2050 y luego se quejan de que los arrendamientos suben. ¿Qué creen que va a pasar? Lo mismo que pasó cuando (Eduardo) Mangada limitó el crecimiento de la ciudad de Madrid. Los precios de la vivienda suben espectacularmente. Provocan especulación con sus medidas. Dicen que han aumentado el gasto social. Pero el 40% de inversiones en gasto social se ha ido a comprar suelo. Es mentira que hayan aumentado el gasto social. Este Ayuntamiento tiene ayudas para paliar la pobreza energética. Son las de especial necesidad y emergencia. Según la ordenanza se tendrían que dar en un plazo de entre 3 y 5 días, pero la realidad es que se dan entre tres y once meses.

¿Qué opina de la gentrificación?

¿Prefieres el Chueca de los años 80 al de ahora? Pues dí claramente que tu modelo es ese. Yo era niña de centro y era el sitio por el que te decían tus padres que no podías pasar. ¿Qué quieren? ¿Jeringuillas debajo de los árboles? Que lo digan abiertamente. Dicen que el centro se está llenando de turistas. Pero planifican 4.000 viviendas y todas en la periferia. Es incoherente todo lo que proponen. No está pensado.

¿Es 'La Ingobernable' la metáfora perfecta del Ayuntamiento?

Yo creo que han elegido el nombre a posta. No podemos tener un concejal de seguridad que diga 'dejarles, pobrecitos, que cumplen fines sociales'. No. Hay miles de asociaciones en Madrid que cumplen fines sociales. ¿Por qué ellos que pegan una patada en la puerta tienen más derecho que las otras asociaciones? Lo que se hace es legitimar una práctica que lo único que hace es arrebatar una propiedad a todos los madrileños. Están campando a sus anchas. Y esto tiene un nombre. Lo mismo me da el capitalismo de amiguetes que el anticapitalismo de amiguetes, porque hablamos exactamente de lo mismo. Es el aprovechamiento de las instituciones en su beneficio.

Begoña Villacís.

Begoña Villacís. Moeh Atitar