Unai Urruzuno durante una rueda de prensa

Unai Urruzuno durante una rueda de prensa Efe

España

Tensión en el Parlamento vasco: ETA tiene la culpa del poco uso del euskera por la Ertzaintza

La presidenta del Parlamento expulsa al coordinador de EH Bildu por protestar ante los argumentos de la consejera de Seguridad.

Noticias relacionadas

Una respuesta sobre la competencia lingüística de la Ertzaintza en materia de euskera ha provocado momentos de tensión en la sesión de control de Parlamento Vasco de este jueves, cuando el coordinador del grupo de EH Bildu, Unai Urruzuno, ha protestado desde su escaño por los argumentos ofrecidos por la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia.

Urruzuno ha tomado la palabra para protestar por las explicaciones de la consejera, que ha vinculado que una parte de la plantilla de la policía vasca no se exprese en euskera con el hecho de que sus miembros, dedicados a la lucha antiterrorista, hayan sufrido la amenaza de ETA y vivido sin libertad y posibilidades de acudir al euskaltegi (academia de lengua vasca).

Sus razonamientos han levantado airados murmullos en la bancada de EH Bildu y ha sido Urruzuno quien ha tratado de expresar su indignación, mientras la presidenta le conminaba a callarse y a “respetar” la intervención de Beltrán de Heredia. El  parlamentario de EH Bildu se ha resistido a guardar silencio por lo que la presidenta ha procedido a expulsarle del salón de plenos.


QUEJA DE ALUMNOS DE LEKEITIO


El debate ha llegado a la Cámara a través de una propuesta formulada por la parlamentaria de la coalición abertzale Rebeka Ubera. Ésta se hacía eco de la denuncia elevada por un grupo de profesores y alumnos de ESO de Lekeitio (Bizkaia), que se quejaron de que en su visita al Parlamento Vasco habían sido atendidos en castellano y no en euskera por los ertzainas que custodian las puertas de la institución.

Ubera ha reclamado respeto a “los derechos de los vascoparlantes” y subrayado la obligación que tiene la Administración de velar por su cumplimiento, tras constatar que esta exigencia se recoge en el último plan de normalización lingüística de la  Ertzaintza que está a punto de concluir sin que se haga efectiva.

La consejera de Seguridad ha reconocido  las “dificultades” de su Departamento en  "el día a día" para ofertar la totalidad de los servicios en las dos lenguas oficiales de la comunidad autónoma y ha aludido a la necesidad de conjugar los derechos laborales de los agentes reconocidos en el pasado con la atención en euskera que hoy hay que dispensar al público.

1.300.000 euros destinados a la euskaldunización



 

A este respecto se ha mostrado optimista sobre el futuro. Su Departamento tiene presupuestado este año 1.300.000 euros destinados a la euskaldunización y el 100% de los integrantes de las tres últimas promociones de la Ertzaintza son euskoparlantes y en gran proporción alcanzan los máximos niveles de competencia en euskera acreditados oficialmente (título EGA). Ha expuesto también que dentro de cinco años el 50% de la plantilla contará con el perfil lingüístico preceptivo en lengua vasca.

No obstante, Beltrán de Heredia ha hecho una reflexión sobre la necesidad de “ponerse en lugar del otro”, del ertzaina que recibió a los invitados de la Cámara sin saber expresarse en euskera. Dirigiéndose a los alumnos que elevaron su queja al Parlamento ha asegurado que habría que explicarles “de dónde venimos y lo mucho que se está ganando con la paz”.

“Todavía no hace mucho tiempo ningún ertzaina tuvo libertad para acudir a un euskaltegi en sus horas  libres”, ha mencionado la consejera, llamándoles a comprender la razones de la actual situación de euskaldunización de la policía vasca.

Esta alusión al terrorismo ejercido por ETA, que ha condicionado el desarrollo de la Ertzaintza a lo largo de toda su existencia y hasta el cese de la lucha armada en 2011, ha sido la que ha provocado el revuelo en la bancada de EH Bildu y la protesta de Urruzuno, que ha acabado con su expulsión.

Aunque en un principio se ha resistido a abandonar el salón de plenos y la presidenta del Parlamento ha tenido que reiterar su orden más de media docenas de veces, el parlamentario abertzale ha acabado por salir no sin antes tachar de  vergonzosa la intervención de la consejera.