El ministro Catalá durante el debate de su reprobación.

El ministro Catalá durante el debate de su reprobación. Efe

España ANTICORRUPCIÓN

El Gobierno deja en manos de Maza el futuro de Moix en Anticorrupción

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, elude mostrar su "confianza" en el fiscal y recuerda que su cese depende del fiscal general del Estado. 

Es posible que Manuel Moix tenga las horas contadas como fiscal Anticorrupción. Este miércoles el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha sorprendido al dejar en el aire el futuro del fiscal. Al salir del hemiciclo del Congreso de los Diputados, ha apuntado a que Moix "ha dado toda la información" sobre la empresa radicada en Panamá que posee junto a su familia. Pero el ministro pero no ha mostrado, como sí hizo el martes, su "confianza" en él. De hecho, ha dado a entender que el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, tiene en sus manos poner en marcha el procedimiento para "remover" a Moix.

Cuando a Catalá le han preguntado por si el Gobierno mantiene su "confianza" en Moix, la respuesta ha sido reveladora: "Los nombramientos de fiscales no se hacen en función de confianza. El Gobierno recibe una propuesta del fiscal general del Estado que escucha el Consejo Fiscal; y así se llevó a cabo el nombramiento del señor Moix".

No está puesto ahí por la confianza del Gobierno y no es una cuestión de confianza su mantenimiento o no

En suma, según el titular de Justicia, Moix "no está puesto ahí por la confianza del Gobierno y no es una cuestión de confianza su mantenimiento o no". "Por lo tanto, es al fiscal general del Estado al que le corresponde en su caso proponer un expediente para remover al señor Moix". Ese es, en efecto, el sistema establecido en el estatuto del Ministerio Fiscal.

La actitud de Catalá contrasta con sus palabras del día anterior, cuando tanto él como el propio Mariano Rajoy  sí respaldaron claramente el trabajo de Moix. Sin embargo, conforme pasan las horas parece que el Gobierno apunta a una salida del hasta ahora fiscal Anticorrupción. 

En las últimas horas, el propio Moix ha concedido varias entrevistas para hablar de que, como desveló EL ESPAÑOL, posee posee el 25% de una sociedad en Panamá. El fiscal Anticorrupción ha agradecido la confianza expresada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aunque no ha descartado que se puede producir su cese.

En ese sentido, tampoco ha sido tajante al descartar que dimita como fiscal jefe Anticorrupción. "En principio no", ha respondido durante una de las entrevista.s "Lo que no sé es lo que van a hacer los demás", ha añadido sobre su continuidad en el cargo, aunque ha afirmado que no ve "ningún motivo de cese".