El ministro Catalá durante el debate de su reprobación.

El ministro Catalá durante el debate de su reprobación. Efe

Política

Rajoy y Catalá defienden a Moix mientras PSOE, Podemos y Cs piden que vaya al Congreso

La oposición en bloque exige explicaciones por la sociedad familiar del fiscal Anticorrupción en Panamá. Sánchez e Iglesias dicen que es un caso "vergonzoso". Rivera: "Es la gota que colma el vaso".

Jorge Sáinz Alberto Lardiés

Unanimidad en la oposición para solicitar la comparecencia en el Congreso de los Diputados del fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, tras desvelar EL ESPAÑOL que posee el 25% de una sociedad en Panamá. El PSOE, Podemos y Ciudadanos quieren que acuda al Parlamento para dar explicaciones. En cambio, tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como el ministro de Justicia, Rafael Catalá, han defendido al fiscal. Entretanto, nuevas revelaciones ponen contra las cuerdas al fiscal Anticorrupción.

Este martes la agenda política ha estado marcada en buena medida por la sociedad panameña de Manuel Moix. A lo largo de la jornada el PSOE, Podemos y Ciudadanos han reclamado que el fiscal comparezca en el Congreso de los Diputados de forma urgente para dar explicaciones. Los grupos de la oposición comparten argumentos contra el fiscal porque posee el 25% de una sociedad patrimonial que su padre abrió en Panamá y cuyo único bien es la titularidad de un chalé en el municipio madrileño de Collado Villalba, como desveló este diario el lunes. 

La defensa del Gobierno

La actitud de la oposición en bloque contrasta con la del Gobierno, que defiende a Moix. Catalá ha dicho que desconoce las "cuestiones tributarias y patrimoniales". Además, ha asegurado que si esa sociedad "es totalmente transparente para la Agencia Tributaria española no tiene visos de fraude fiscal", pero ha matizado que no conoce el fondo del asunto.

"No conozco el fondo de la cuestión. No sé si las circunstancias por las que el señor Moix parece que es propietario de una parte del accionariado, si eso es totalmente transparente para la Agencia Tributaria española no tiene visos de fraude fiscal", ha dicho Catalá en los pasillos del Congreso. 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también manifestó con un escueto "sí" su "confianza" en el fiscal Anticorrupción tras ser preguntado por este asunto en la rueda de prensa que dio este martes con el primer ministro portugués, António Costa, en el marco de la XXIX Cumbre Hispano Lusa.

Críticas de Sánchez, Iglesias y Rivera

Los principales líderes de la oposición se han referido también a este asunto. Albert Rivera ha asegurado que Panamá es "la gota que colma el vaso", se ha mostrado preocupado por la defensa que Rajoy hace de Moix y ha pedido que el cargo lo ocupe una persona "sin sospecha" para no salpicar el trabajo del resto de los fiscales.

Además, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han usado términos casi calcados al definir el asunto como "vergonzoso". El secretario general del PSOE ha dicho que es "surrealista y vergonzoso" que Moix siga en el cargo. Y de líder de Podemos ha dicho, al respecto, que "esto es una situación de vergonzosa excepcionalidad y por esta razón presentamos una moción de censura, porque es vergonzoso que este partido esté parasitando las instituciones de todos los españoles".

Además de pedir su comparecencia, el PSOE ha comparado la sociedad panameña de Moix con el caso del ex ministro de Industria, José Manuel Soria, que se vio forzado a dimitir tras aparecer su nombre vinculado a los papeles de Panamá. La portavoz adjunta del Grupo Socialista Isabel Rodríguez ha dicho que Moix está inhabilitado para seguir ejerciendo su cargo.

"Les recuerdo que en este país hubo ya un ministro, el señor Soria, que tuvo que marcharse por haber tenido cuentas en paraísos fiscales", ha dicho. "El señor Moix debería seguir el camino del señor Soria e inmediatamente dejar sus responsabilidad como fiscal Anticorrupción porque no tiene ninguna autoridad para perseguir a corruptos que llevan dinero a paraísos fiscales".

Además, Rodríguez ha anunciado que el PSOE ha solicitado la comparecencia urgente de Catalá, en el Congreso para que dé explicaciones sobre esta sociedad. La portavoz socialista ha recordado que el Congreso ya reprobó tanto a Catalá como a Moix y al fiscal General del Estado, José Manuel Maza, por su presunta parcialidad en las actuaciones de la operación Lezo.  

Nuevas revelaciones

La posición de Moix al frente de la Fiscalía Anticorrupción también está en entredicho por otras revelaciones conocidas este martes acerca del caso de su sociedad panameña. Así, El Diario ha desvelado que el fiscal nunca comunicó al órgano de inspección interno de la Fiscalía la participación que tiene desde 2012 en el 25% de una sociedad en Panamá.

En concreto, según dicho periódico Moix podría haber incumplido el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, en lo relativo a las actividades privadas que pueden desempeñar los miembros de la carrera. 

Moix ha afirmado este martes que no ve motivos para dimitir o para que le cesen por ser dueño junto a sus hermanos de una empresa 'offshore' en Panamá que heredó de sus padres porque no supone, en su opinión, ninguna "incompatibilidad" con su cargo.

En una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press, Moix también ha agradecido la confianza expresada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aunque no ha descartado que se puede producir su cese.

En ese sentido, tampoco ha sido tajante al descartar que dimita como fiscal jefe Anticorrupción. "En principio no", ha respondido durante la entrevista. "Lo que no sé es lo que van a hacer los demás", ha añadido sobre su continuidad en el cargo, aunque ha afirmado que no ve "ningún motivo de cese".

Moix ha defendido la legalidad de la sociedad que comparte con sus hermanos. Según Moix, la sociedad está "legalizada" y se encuentra "inactiva". Además, ha asegurado que, junto a sus hermanos, han pagado todas sus obligaciones fiscales y nunca han ocultado la existencia de esta empresa 'offshore' radicada en Panamá.

"No he cometido ningún hecho delictivo o irregular desde el punto de vista de la corrupción", ha insistido. "Lo que no sería ético es que yo lo hubiera ocultado porque estoy haciendo actividades con esa sociedad", ha explicado Moix, que dice no haber estado nunca en Panamá ni haber operado desde este paraíso fiscal.

Preguntado por el motivo por el que no disuelve esta sociedad, Moix ha recordado que pertenece a varios hermanos y "es una decisión que depende de todos los herederos", aunque se ha mostrado sorprendido al escuchar durante el programa a un técnico fiscal que valoraba en 450 euros el coste de los trámites para disolver una sociedad.

"Pues hablaré con ese técnico para disolverla mañana", ha asegurado Moix durante la entrevista. Según el fiscal jefe Anticorrupción, cuando él y sus hermanos valoraron liquidar la sociedad heredada, los costes ascendían a 90.000 euros y alguno de sus familiares no podían hacer frente a ese gasto.