El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, bromea con la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, bromea con la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra Efe

España POLÍTICAS lingüísticas

La Comunidad Valenciana fija que los funcionarios inicien la atención al público en valenciano

El gobierno de Puig y Oltra establece el valenciano como la lengua vehicular de la administración autonómica.

Lorena Ortega

El Gobierno valenciano ha dado un paso más para aumentar el uso del valenciano en la administración pública y normalizar el uso de la lengua propia. El Consejo de Gobierno de este viernes ha aprobado un decreto que, entre otras cosas, establece que el personal encargado de la atención al público tenga que dirigirse a los usuarios utilizando primero el valenciano. El decreto también recoge que los altos cargos y autoridades valencianas “procurarán” usar el valenciano en sus intervenciones públicas.

El decreto regula los usos institucionales y administrativos de las lenguas oficiales de la Generalitat y se ha aprobado para “garantizar” los derechos lingüísticos de los ciudadanos, según ha anunciado la portavoz del gobierno valenciano, Mónica Oltra, en la rueda de prensa posterior al consejo de gobierno. El texto, que entrará en vigor a los seis meses de publicarse en el diario oficial valenciano, fija, en definitiva, el valenciano como la lengua vehicular de la administración pública autonómica.

"Iniciar la conversación con un 'bon dia'"

La medida aprobada este viernes se suma a otras como la implantación del requisito lingüístico para el acceso a la función pública cuya implantación motivó una crisis en el Gobierno valenciano (hasta ahora se exigía el valenciano sólo una vez pasada la oposición y sin fijar un plazo), y el decreto de plurilingüismo en educación que, aunque deja a la comunidad educativa la elección, prioriza la enseñanza en valenciano al premiarla con mayores niveles de inglés. Un decreto que ha movilizado a padres de las zonas castellanohablantes.

“Cuando uno tiene que atender al público, tiene que poder hacerlo en la lengua que el usuario tiene derecho a usar”, ha dicho Oltra sobre la obligación en seis meses de que el personal de atención al público inicie la conversación en valenciano. “Se trata de iniciar con un bon dia, no se trata de saberse la fórmula de la Coca Cola”, ha apuntado. En cuanto a los altos cargos ha insistido en que el texto dice que “procurarán” hablar en valenciano en los actos públicos. “Si la gente no sabe valenciano, pues no puede hacerlo”, ha anotado.

En el mismo sentido, el decreto establece que los sistemas telefónicos o telemáticos también tendrán el valenciano como primera lengua. En las publicaciones y publicidad, los folletos, carteles y avisos se redactarán “por lo menos" en valenciano.

VALENCIANO EN LOS CONTRATOS

El decreto también regula los usos internos y establece que las actuaciones administrativas internas se redactarán en valenciano y que el material de ofimática se adaptará “si es posible” para que funcione en valenciano. Asimismo, las notificaciones y las comunicaciones a la ciudadanía se harán en valenciano en las zonas con predominio lingüístico en la lengua propia y también en castellano cuando así lo solicite el destinatario. En las zonas castellanohablantes se redactarán en las dos lenguas.

El texto también regula las normas para el uso del valenciano con los contratistas con la administración pública. Según el comunicado del gobierno valenciano, “se procurará que los contratistas utilicen el valenciano en los bienes y servicios objeto del contrato, y así se hará constar en los correspondientes pliegos de cláusulas”.

La Administración también deberá recibir “por lo menos” en valenciano los estudios, proyectos o trabajos que encargue.