Ana Pastor y Antonio García Ferreras en una imagen de Al Rojo Vivo.

Ana Pastor y Antonio García Ferreras en una imagen de Al Rojo Vivo. La Sexta

España Operación lezo

Ana Pastor y García Ferreras tratan de desmarcarse de las consignas que les impartía Casals

Los presentadores de La Sexta niegan haber cedido a las presiones del directivo de Atresmedia a pesar de las grabaciones de la investigación: “Ferreras se ha portado de cine”.

Antonio García Ferreras el presentador de Al Rojo Vivo de La Sexta ha admitido en directo las presiones de Ignacio González a los directivos de Atresmedia para que no se informara sobre los movimientos de la operación Lezo, pero se ha desmarcado añadiendo que desde "el minuto uno" la cadena ha informado sobre los escándalos del expresidente de la Comunidad de Madrid.

Sin embargo, Ferreras no ha hecho ninguna referencia a las grabaciones de Mauricio Casals, el presidente de La Razón y hombre fuerte de Atresmedia, donde se jactaba de haber parado una noticia contra González en La Sexta diciendo: “Ferreras se ha portado de cine”. La frase se la dijo el propio Casals al expresidente para tranquilizarle después de una noticia publicada en noviembre sobre el pago de comisiones por parte del expolítico.

Además, el presentador ha alardeado de haber contribuido al encarcelamiento del expresidente madrileño: "Yo mismo acudí a la Policía Nacional y yo en persona declaré ante la Fiscalía de Madrid contra un señor que ahora está en prisión y que se llama Ignacio González, eso es lo que hizo La Sexta cuando otros se ponía de perfil y quizá pronto sepamos por qué, por qué más de un medio miraba para otro lado".

Mientras Ferreras se excusaba, Ana Pastor -también periodista de La Sexta y cónyuge del presentador- admitía en Twitter las presiones de González a Atresmedia pero subrayando -al igual que el presentador- que nunca se había atendido a esas consignas, al contrario de otros medios de comunicación que, a su decir, habrían ocultado informaciones.

Muchos usuarios de Twitter se han hecho cargo de las declaraciones de Pastor y enseguida han comenzado a recriminarle las grabaciones que han visto la luz a raíz del caso Lezo, que ponen de manifiesto cómo Al Rojo Vivo y su presentador evitaron dar informaciones para beneficiar a González. En estas grabaciones queda también constatado cómo Casals presumía ante Edmundo Rodríguez, consejero delegado de La Razón, de que "el sándwich al PSOE con La Sexta funciona de cine”, en alusión a la estrategia del emporio televisivo para potenciar a Podemos en beneficio del PP. 

A raíz de estas declaraciones muchos espectadores han comentado lo decepcionados que estaban con ambos presentadores, cómo habían perdido su credibilidad periodística, especialmente con el "trato a Marhuenda", y achacaban a La Sexta ser "igual que aquellos a los que criticáis".

Sin embargo, para Ferreras "intentar insinuar que La Sexta ha intentado ocultar las presuntas corrupciones de Ignacio González provoca hilaridad", una expresión con la que sus espectadores no parecen estar de acuerdo por las risas que han provocado sus propias declaraciones en las redes sociales.