El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, en una imagen de archivo.

El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, en una imagen de archivo. Efe

España LA SOMBRA DE LA CORRUPCIÓN

Pedro Antonio Sánchez se presentará a liderar el PP de Murcia con el aval de Génova

Nadie en Madrid va a pedir al presidente de Murcia que dé un paso al lado en el congreso regional.

La alargada sombra de corrupción que acorrala al presidente de Murcia no ha trastocado sus planes para liderar el partido. El PP murciano celebrará el 18 de marzo su XVI congreso regional del cual debe salir el nombre del sucesor de Ramón Luis Valcárcel, el hombre que lleva al frente del partido desde 1991. En la carrera por la sucesión, el "líder natural" sigue siendo el actual secretario general y presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, a pesar de que sobre su cabeza hay una amenaza de Ciudadanos de retirarle el apoyo sobre el que se sustenta su Gobierno si finalmente el Tribunal Superior de Justicia de Murcia termina investigándolo. El acusado mantiene para defenderse que nunca se firmó nada con la trama Púnica.

Pese a que todos los indicios apuntan a que existe un "riesgo elevado" de que le imputen, la dirección nacional del PP avala la candidatura de Sánchez, que tiene hasta el día 1 de marzo para anunciar su decisión de liderar el partido. El lunes, el día después de la clausura del congreso nacional que reeligió a Mariano Rajoy como presidente, el juez Eloy Velasco pidió las certificaciones de aforamiento del propio Sánchez como paso previo evidente a la de su enjuiciamiento por intentar cerrar un contrato de reputación online con la trama corrupta. 

Ciudadanos, socio de Gobierno en la región, salió inmediatamente a advertir de que en el momento en que llegue la imputación, el presidente regional tiene que presentar su dimisión. Fuentes nacional del partido naranja hablaron con Génova y circunscribieron la "ruptura del acuerdo" al ámbito regional y recalcan que, pase lo que pase, "en ningún caso" afectará al acuerdo que firmaron Rajoy y Rivera para sustentar el Ejecutivo nacional. 

Orden de la Fiscalía General del Estado

Un día después de la decisión del juez que dirige la Operación Púnica se supo que Sánchez se habría librado de la imputación porque lo ordenó la Fiscalía General del Estado, que pidió no seguir adelante con la investigación a pesar de que las fiscales encargadas del caso eran partidarias de imputarlo. La Fiscalía Anticorrupción entregaba al mismo tiempo un informe a Velasco en el que se oponía a que el magistrado elevara al TSJM la causa del presidente regional al considerar que no hubo perjuicio alguno para las arcas públicas porque los contratos no llegaron a cerrarse.  

Tras aprobarse la convocatoria del congreso regional, el vicesecretario de Organización del PP murciano, Fernando López Miras, reconoció en rueda de prensa que "ahora mismo no hay ninguna previsión" de que haya más de una candidatura a liderar el partido. A su juicio, "en la mente de todos los afiliados del PP está que encontremos en una estructura bajo un liderazgo claro del presidente de la Comunidad y secretario general del partido, Pedro Antonio Sánchez", de quien dijo que el partido tiene "bien asumido el liderazgo".  

Aparente tranquilidad

En el seno del PP respiran con una aparente tranquilidad por la situación de Sánchez. Sin embargo, hay quien en el partido está buscando "posibles sustitutos" por si la situación del presidente regional se convierte en "insostenible" antes incluso de que se celebre el cónclave donde, en un principio, no aparecerá ningún rival. En este punto saltan dos nombres: el de Francisco Jódar, alcalde de Lorca; y el de su homólogo en Yecla, Marcos Ortuño.