Los servicios sanitarios en el lugar de los hechos

Los servicios sanitarios en el lugar de los hechos 112

España

El conductor del autobús escolar que volcó en Madrid causando 18 heridos da positivo por cocaína

"Los niños nos cuentan que tenían que ir despertando al chófer porque se quedaba dormido", relata la  madre de una de las heridas. Tras ser detenido, la juez de instrucción ha puesto en libertad al conductor y le ha retirado el carnet.

Gonzalo Araluce Carlota Guindal

El conductor del autobús escolar que ha volcado en la carretera M-506, en la localidad madrileña de Fuenlabrada, ha dado positivo por cocaína, según fuentes de la investigación. "Los niños nos cuentan que tenían que ir despertando al chófer porque se quedaba dormido". Así relata Maria José, madre de una de las heridas en el accidente, cómo se ha enterado esta mañana de la noticia.

El conductor ha sido sometido a controles de alcohol y drogas tras el accidente ocurrido poco después de las 8 de la mañana en el kilómetro 10 de la citada carretera. Hay 18 heridos y, en total, han sido atendidos por los servicios de emergencia 21 alumnos.

Horas después de ser detenido, la juez encargada de tomarle declaración ha decidido dejarle en libertad pero le ha impuesto como medida cautelar la retirada de su carnet de conducir y de la retirada de su licencia de conductor, al tratarse de un profesional. Previamente, la Fiscalía de Móstoles había solicitado su imputación por un delito de conducción bajo la influencia de drogas y la adopción de tres medidas cautelares: retirada del permiso de conducir, retirada de la tarjeta de cualificación de conductor profesional y la privación del derecho a conducir cualquier otro tipo de vehículo a motor.

Sobre el conductor pesa la supuesta comisión de un delito contra la seguridad vial, debido a su positivo en el test de estupefacientes.

El resultado de la prueba será contrastado en laboratorio para determinar con más exactitud el consumo de esa droga o de otras, han precisado las fuentes.

Un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid 112 ha informado de que el accidente se ha producido pasadas las ocho de la mañana cuando, por causas que aún se desconocen, el vehículo ha volcado sobre la calzada. La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación.

"No estaba en condiciones para conducir"

La madre de Lucía esperaba esta mañana a las puertas del instituto Jimena Menéndez Pidal a que su hija saliera de clase y expresaba sus dudas sobre la aptitud del conductor: "En las últimas semanas algunos padres habían comentado que sus hijos les alertaban de que el conductor iba muy rápido y no estaba en condiciones para conducir".

"El susto que hemos pasado ha sido terrible, mi hija Lucía me contaba que su amiga María estaba inconsciente y que otro niño había roto el cristal del vehículo para que todos pudieran salir".

"Hemos hablado con ellos por Whatsapp"

Uno de los alumnos de 1º de la ESO del instituto de Fuenlabrada detalla cómo se encuentran sus compañeros heridos en el accidente: "Uno se ha hecho daño en la clavícula y otro tiene un traumatismo. Hemos hablado con ellos por Wahatsapp y nos dicen que están bien".

El chaval también explicó la reacción de sus compañeros al volcar el autobús: "Se han asustado mucho y nos han dicho y creían que iban a morir".

Todos los heridos han sido trasladados a los hospitales de Fuenlabrada, Móstoles y Alcorcón, donde permanecerán en observación. La mayoría de los niños que han sufrido el accidente mientas iban al Instituto Jimena Menéndez Pidal, en Fuenlabrada, han acudido finalmente a clase con normalidad.

Se han asustado mucho y nos han dicho y creían que iban a morir

Como han detallado desde el centro, muchos de los padres de los alumnos implicados se encontraban en el lugar de los hechos pues el accidente ha sido muy cerca de la parada donde se recogía a los menores.

El centro, ubicado en Fuenlabrada, tiene dos rutas para recoger a los alumnos que viven en otra zona, en concreto, en el Parque Miraflores, que está más alejada. El autobús siniestrado llevaba a 44 alumnos de esta zona.

Aunque algunos padres han decidido llevarse a casa a sus hijos tras lo ocurrido, la mayoría ya están en clase con normalidad -algunos de ellos tenían examen y han acudido al centro a realizarlo-. El mensaje que se transmite desde el IES es de tranquilidad porque todos los heridos son leves.