Bárcenas, en la declaración por el caso Gürtel.

Bárcenas, en la declaración por el caso Gürtel.

España

Bárcenas sorprende a la fiscal y relata la procedencia de su dinero en Suiza

Por cada una de las actividades, el extesorero ha ofrecido la cantidad exacta que había cobrado. Sin embargo, no tiene base documental para aportarlo.

Noticias relacionadas

El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, guardaba su dinero en Suiza a modo de fondo de pensiones. Así ha explicado a la Sala de la Audiencia Nacional que le juzga por el caso Gürtel el motivo por el que no repatrió ni declaró a España los ocho millones que ingresó en el país helvético y que se llegó a convertir en 48 millones de euros gracias a las inversiones. 

El extesorero del PP y exsenador ha negado en todo momento que su ánimo fuese ocultar su dinero en Suiza. "¿Era la fundación Sinequanon una sociedad pantalla?", le ha preguntado la representante del Ministerio Público. "En todo caso sería una sociedad visillo porque yo era visible  en todo momento", ha contestado Bárcenas, en referencia a que él siempre constó como titular de las sociedades a nombre de las cuales tenía su dinero en el país helvético.

En esta jornada, la fiscal Anticorrupción le está preguntando por todo el patrimonio oculto en Suiza y que tapó hasta que las autoridades de este país remitieron toda documentación al respecto en 2013, cuatro años después de su imputación. Para Bárcenas, no declarar ese dinero a la Hacienda Público le pareció lógico porque era un dinero que había obtenido por inversiones en el extranjero y lo mantenía en el extranjero.

Las cuentas en Suiza de Bárcenas

Bárcenas acaba de dar una explicación de dónde sacó esos 8 millones de euros que fue ingresando en su diversas cuentas en Suiza. Una explicación que no había dado hasta ahora. Pero de manera “sorpresiva” -tal y como lo ha calificado la fiscal, el extesorero ha relatado la procedencia de todo ese dinero: negocios con la madera, una persona de Serena Digital, 3 millones de euros aportados por diversos inversores; por la compra-venta de cuadros; la devolución de un préstamo de Luis Fraga por la compra de un piso en Madrid; por la venta de acciones de Endesa; actividades inmobiliarias en Argentina, o por honorarios por hacer de intermediario en diversas sociedades.

Por cada una de las actividades, Bárcenas ha ofrecido la cantidad exacta que había cobrado. Sin embargo, no tiene base documental para aportarlo. “Terminé el pasado domingo de recabar toda la información”, ha explicado a la

fiscal, que se ha mostrado incrédula ante estos nuevos datos.

“La primera vez que me preguntan sobre esto, en 2013, en ese momento estaba preparando una documentación exhaustiva, con una tabla para cuadrar las cantidades. Eso se interrumpe cuando me envían a prisión. Le digo al juez Ruz que la documentación la tengo pero la aportaría cuando lo tuviese todo. Tras la libertad me puse a trabajar sobre ella y lo terminé de hacer el pasado domingo”, ha señalado.

“¿Y puede usted mostrar algún documento que avale esto, aunque lo haya aportado sorpresivamente?”, le ha espetado la fiscal, ante las risas de los abogados y el resto de acusados de la sala. El rifirrafe entre la fiscal y el extesorero en esta parte del interrogatorio relacionado con sus fondos en Suiza está siendo constante y hasta el presidente del tribunal ha tenido que intermediar en alguna ocasión.

Bárcenas nunca pensó que estuviese haciendo nada ilegal guardando este dinero en Suiza. “Pensé que Suiza iba a respetar la legalidad y el secretario bancario y que no iba a dar la información. Eran operaciones de fuera de España y el dinero lo dejaba fuera de España”, ha explicado el acusado.

Todo este dinero escondido en Suiza comenzó a moverlo en febrero de 2009, pocos días después de que saltar el 'caso Gürtel'. Sin embargo, Bárcenas ha negado tajantemente que ésta fuera la razón. Según ha relatado, a finales de 2008 sus inversores uruguayos le piden cerrar la fundación Sinequanon para recuperar sus fondos dado que con “la crisis financiera de 2008 la cartera de valores había caído un 38%”.

Su mujer no sabía nada

Se decidió disolver la fundación pero con los trámites no se empezó a hacer hasta unos meses después, junto cuando en la prensa saltaba que la Policía le estaba investigando por el 'caso Gürtel'. “Salvo un artículo de El País que hace referencia a una conversación de Correa que habla de los famosos mil millones, yo no me di por imputado hasta junio”, ha indicado Bárcenas.

La fiscal ha insistido que aunque no fuera oficialmente imputado hasta esa fecha, meses antes ya se sabía que su nombre salía en el 'caso Gürtel' y por esa razón empezó a cerrar sus cuentas en Suiza. Bárcenas niega la mayor. Esa no fue la razón, sino su intención de introducirse en el mercado agropecuario. Por eso creó la sociedad Tesedul. “¿Y su esposa conocía que estaba detrás de estas sociedades?”, le ha preguntado la fiscal. “Mi mujer firmaba lo que yo le decía, afortunadamente, pero no conocía nada. No conocía todas mis cuentas en España y de las extranjeras no sabía nada”, ha afirmado.

Según su relato, su mujer le acompañó alguna vez a alguna de las visitas a los bancos suizos pero ella no sabía a lo que iba. “Le decía que eran reuniones de trabajo. Entrábamos por el garaje y un hombre muy bien vestido nos recibía y nos metía en una salita. Ella se quedaba ahí esperando. No sabía a lo qué iba yo”.