Fusiles de asalto y ametralladoras antiaéreas, entre el arsenal incautado por la Policía.

Fusiles de asalto y ametralladoras antiaéreas, entre el arsenal incautado por la Policía. Policía Nacional

España TRÁFICO DE ARMAS

Fusiles de asalto y ametralladoras antiaéreas, parte del arsenal incautado por la Policía

Las armas estaban valoradas en 10 millones en el mercado negro. La Policía también se incautó de unos 80.000 euros.

La Policía Nacional, que detuvo el pasado jueves en Bizkaia, Girona y Cantabria a cinco integrantes de una organización criminal dedicada al tráfico de armamento, ha cifrado hoy entre 10.000 y 12.000 las armas de guerra que les han sido incautadas.

Fusiles de asalto y ametralladoras antiaéreas, parte del arsenal incautado por la Policía

Según ha informado este domingo el Ministerio del Interior, las armas incautadas en los registros, algunas de ellas activas y otras inutilizadas, habrían alcanzado un valor aproximado de 10 millones de euros en el mercado negro.

La operación se desarrolló el pasado jueves por la Comisaría General de Información en colaboración con las Brigadas Provinciales de Información de Bilbao, Girona, Barcelona, Santander y Valencia contra una organización criminal dedicada a la proliferación y el tráfico ilícito de armas.

Entre las armas de guerra halladas se han encontrado fusiles de asalto Cetme y Bergmann, rifles Beretta, varias ametralladoras antiaéreas, multitud de pistolas Astra y Star y numerosos revólveres Smith & Wesson, entre otras marcas conocidas.

Los detenidos -tres de ellos ya en prisión- son cuatro hombres y una mujer, de nacionalidad española, que fueron arrestados en Olot (Girona), Liendo (Cantabria), Galdakao y Getxo (Bizkaia), en donde se halló un sofisticado taller para la manipulación y reactivación de estas armas.

Según Interior, las investigaciones han revelado que la infraestructura y la capacidad de trabajo de esta organización era de tal magnitud que les permitía abastecer de armamento, piezas y repuestos a otros traficantes de armas de Europa.

La Policía también se incautó de unos 80.000 euros y de los sellos que la organización empleaba para falsificar la documentación de las armas.

Además, se han intervenido mecanismos de percusión completos, muelles recuperadores, piezas de retenida, cañones, cerrojos, cilindros, armazones, mecanismos de disparo y sistemas de cierre, todas ellas destinadas a la rehabilitación de las armas que estaban inutilizadas, para lo que contaban con un completo taller.

La autoridad judicial ha decretado prisión provisional sin fianza para tres de los cinco detenidos, mientras que a los otros dos arrestados les ha impuesto medidas cautelares, entre ellas la retirada del pasaporte y la prohibición de salida del territorio nacional.