Audiencia de Ciudad Real

Audiencia de Ciudad Real

Ciudad Real TRIBUNALES

Esto puede pasarles a dos hombres de Valdepeñas por secuestrar a una empresaria

Los hechos ocurrieron en agosto del año pasado, cuando los dos acusados, junto a dos menores de edad, asaltaron a la propietaria de un establecimiento comercial.

25 septiembre, 2021 07:37

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Ciudad Real juzgará el 29 y 30 de septiembre a dos hombres para los que el Ministerio Fiscal pide 11 años de prisión para cada uno de ellos, por los delitos de detención ilegal y robos de joyas, con violencia e intimidación, que tuvieron lugar en Valdepeñas.

Los hechos ocurrieron el 3 de agosto del año pasado, sobre las 9,30 horas de la mañana, cuando los dos acusados, junto a otros dos menores de edad, se pudieron de acuerdo para abordar en la calle a la propietaria de un establecimiento comercial al bajar de su vehículo, arrastrándola y obligándola a sentarse en la parte trasera del mismo, entre medias de los dos menores, según el escrito del fiscal consultado por EFE.

La mujer fue amenazada por los dos delincuentes con sendos cuchillos en el cuello y le ataron los pies y las manos con bridas de plástico, mientras que los otros dos acusados se colocaron en los asientos del conductor y del copiloto y se dirigieron hacia el establecimiento, atemorizándola y diciéndole que tenían retenidos a su hija y a su marido en Daimiel, para que les obedeciera y les diese las llaves del local y la clave para desconectar la alarma.

Los acusados estacionaron el vehículo en un garaje adyacente al establecimiento, mientras que uno de ellos accedió al mismo y se apoderó de numerosas joyas y otros objetos de valor, y de 17.000 euros en metálico, abandonando el lugar transcurridos unos diez minutos.

Posteriormente huyeron y circularon por la carretera, dando vueltas, durante dos horas hasta llegar a Carrión de Calatrava, donde la obligaron a bajar y la amenazaron con matar a sus familiares si avisaba a la policía.



Además de las penas de prisión en la que uno de los encartados se encuentra provisionalmente desde unos días después del suceso, ambos deberán indemnizar conjuntamente a la víctima con 224.485 euros por las joyas y efectos sustraídos y con 150 euros por las lesiones psíquicas producidas.