Empresas PIDEN LLEGAR A UN ACUERDO CON LA EMPRESA

Rechazan el cierre de una multinacional en Cuenca que supondría 51 despidos

12 enero, 2021 14:49

El movimiento 'Manifiesto por Cuenca' ha rechazado el cierre de la planta de Siemens Gamesa, que supondrá el despido de 51 trabajadores y el cierre de una de las pocas industrias de la provincia, aquejada por la despoblación, mientras que el alcalde, Darío Dolz, también se ha solidarizado con los empleados.

En una nota de prensa, 'Manifiesto por Cuenca', que se va a constituir como asociación, ha expresado su solidaridad con los 51 empleados, al tiempo que ha advertido de los efectos que tendrá para la economía local y la comarca, dado que la provincia está "muy castigada" por la despoblación.

Por ello, tras conocer las intenciones de la multinacional, ha reclamado a la administración local, provincial, regional y nacional a que se sienten a negociar con la empresa y "que luchen, junto a sindicatos, partidos políticos, asociaciones y la sociedad conquense en general", por mantener esos puestos de trabajo.

"No se puede aceptar sin más este cierre, ya que supone un golpe de gracia para la escasa industria provincial y acelera el, ya de por sí, negro futuro de la comarca", ha apuntado el colectivo en una nota.

Por su parte, el alcalde ha transmitido "su apoyo y solidaridad" a los empleados tras comunicarse con el comité de empresa, y ha recordado la existencia de alternativas planteadas por las administraciones y en un momento de expansión para el sector de las energías renovables.

El Ayuntamiento también ha mostrado su total disposición para, en el ámbito de sus competencias, colaborar en la búsqueda de soluciones que permitan que Siemens Gamesa reconsidere su decisión, según ha informado el Consistorio en una nota.

Sin embargo, el Partido Popular de Cuenca ha pedido explicaciones por este cierre tanto a la Junta, como a la Diputación y al Ayuntamiento, dado que han recordado que aseguraron que su futuro estaba ligado al anunciado, por la Diputación Provincial, Parque Tecnológico y Científico.

De otro lado, la formación Podemos-Cuenca en Marcha ha reclamado a las administraciones que cesen las "falsas promesas", a la vez que ha recordado que otra fábrica, la SunWood Biomasa, presentó un concurso de acreedores un año después de instalarse en Cuenca y recibir "millones en subvenciones".

UGT y CCOO inician conversaciones con el Ayuntamiento

UGT-FICA CLM (Federación de Industria, Construcción y Agro de Castilla-La Mancha) y CCOO Federación de Industria de CLM han expresado su "rechazo absoluto" al anuncio de cierre de la planta de Siemens Gamesa en Cuenca, lo que supondrá "el despido colectivo de 51 trabajadores", y han avanzado que ya han iniciado conversaciones con el Ayuntamiento de Cuenca y con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para intentar "poner freno" a las pretensiones de cierre.

Tal y como explican en nota de prensa, este lunes 11 de enero la dirección de la empresa anunciaba la decisión de continuar deslocalizando su producción de fabricación de palas eólicas hacia Portugal.

Tanto UGT-FICA CLM como CCOO Federación de Industria CLM critican "duramente" lo que consideran una "estrategia de desmantelamiento y deslocalización" de la producción en España, "cuyo objetivo no es otro que trasladar los centros de producción a Portugal y continuar trabajando con mano de obra más barata para luego importar las palas a España".

UGT-FICA CLM y CCOO Federación de Industria CLM, que "llevarán este asunto hasta sus últimas consecuencias, entienden que la empresa muestra de esta manera una actitud poco ética y una auténtica falta de escrúpulos" al "ensañarse nuevamente con el empleo en España".

Además, advierten de que la compañía "continuará destruyendo puestos de trabajo hasta desmantelar la antigua Gamesa", pues "Siemens Gamesa también ha anunciado una reestructuración en oficinas".

Del mismo modo consideran "incomprensible" estas decisiones cuando desde el Gobierno central se mantiene una apuesta decidida por las energías renovables como pilar para la recuperación de la pandemia de Covid-19 y tras haber ofrecido en las últimas reuniones facilidades para mantener la carga de trabajo en las plantas españolas.