Messi y Sergio Ramos, en El Clásico

Messi y Sergio Ramos, en El Clásico

Fútbol EL CLÁSICO

Reunión de urgencia en Las Rozas ante la amenaza a la seguridad de El Clásico

Este miércoles tendrá lugar la cumbre para decidir si se juega o no el duelo fijado para el próximo 18 de diciembre entre Barcelona y Real Madrid.

Noticias relacionadas

Barcelona y Real Madrid se debían ver las caras el pasado 26 de octubre en el Camp Nou. Los disturbios que llegaron como consecuencia de la sentencia del 'procès' provocaron su aplazamiento. Fue entonces cuando se fijó el miércoles 18 de diciembre como la fecha señalada para la celebración de El Clásico.

Sin embargo, la plataforma independentista Tsunami Democràtic ha hecho un llamamiento para boicotear el partido y ha convocados a sus afines a que acudan a las afueras del Camp Nou cuatro horas antes del encuentro. Es por esta amenaza a la seguridad de equipos, dirigentes y afición, por lo que desde la RFEF se ha convocado una reunión de urgencia.

Esta cumbre tendrá lugar este mismo miércoles, una semana antes de que el balón eche, en teoría, a rodar en el feudo blaugrana, en la Ciudad Deportiva de Las Rozas. Según ha adelantado Juan Antonio Alcalá en Tiempo de Juego de la Cadena COPE, en ella se estudiarán y evaluarán los diferentes escenarios. Ni siquiera las autoridades o los Mossos D'Esquadra dan garantías de que no pueda ocurrir algo.

Opciones y Medidas

Hay cinco casos que se pueden dar para que El Clásico no se lleve a cabo con total normalidad: que el autobús del Real Madrid no llegue al Camp Nou, que sean los árbitros los que no lo hagan, que se produzcan protestas en el mismo terreno de juego, que salten aficionados al campo para protestar durante el choque o que se haya incidentes en la grada.

Reivindicaciones independentistas en el Camp Nou

Reivindicaciones independentistas en el Camp Nou EFE

La Real Federación Española de Fútbol recoge en sus estatutos -en el artículo 42.3.a)- que "por causas de fuerza mayor" tiene la potestad para elegir de forma unilateral una sede neutral para la celebración del partido en cuestión en ese momento.

El Gobierno, a través del Ministerio del Interior garantiza todavía la celebración de El Clásico. Está previsto que el ministro Marlaska se reúna con los Mossos para llevar a cabo el diseño del dispositivo de seguridad, así como la colaboración con los miembros de la Policía y la Guardia Civil que está previsto que se desplacen a la Ciudad Condal como refuerzo.

[Más información: El Clásico puede jugarse en otro estadio que no sea el Camp Nou por "causas de fuerza mayor"]