El Clásico del futuro

El Clásico del futuro

Fútbol LA LIGA

El Clásico del futuro se juega ya: la apuesta del Real Madrid y los problemas del Barcelona

El cambio generacional se empieza a notar en el duelo entre los eternos rivales. Zidane introduce a los más jóvenes y a Valverde se le atasca el relevo de Messi.

Nueve días faltan para El Clásico. Real Madrid y Barcelona se preparan para el duelo que seguramente defina quien parte con cierta ventaja sobre su rival en la segunda fase de La Liga. Ambos llegan enchufados, al partido habiendo ganado sus últimos cuatro compromisos ligueros. Este fin de semana cumplieron en sus estadios ante Espanyol y Mallorca, respectivamente, y el que vienen deberán enfrentarse fuera de casa a Valencia y Real Sociedad.

Hay una diferencia entre ambas victorias de los dos grandes de La Liga y está en el once que ambos alinearon. El del Real Madrid tenía una media de 25,6 años y el del Barcelona era de 28,09. Una brecha que refleja la barrera que hay entre ambos equipos pensando en su futuro y que da pie al medio creciente entre los azulgrana de cara a la era postMessi. La media de edad de la plantilla blanca es ligeramente superior 26,7 años a 26,5.

Contra el Espanyol, Zidane apostó por Fede Valverde, Rodrygo y Vinicius en el once. Tres sub21 y dos de ellos, los brasileños, que todavía no alcanzan la veintena. En el Barcelona, contra el Mallorca, ni uno solo. El más joven era Frenkie De Jong, que cumplió los 22 el pasado mes de mayo.

Fede Valverde controla el balón

Fede Valverde controla el balón

Solo dos sub21 en el Barça

En la temporada la tendencia es la misma. En el Madrid han jugado más de 300 minutos hasta cinco sub21: Valverde, Rodrygo, Vinicius, Militao y Jovic. En el Barcelona se reduce a dos: Carles Pérez y Ansu Fati. Este último, que dio el salto del Juvenil al primer equipo con solo 16 años, se ha ido apagando con el paso de las jornadas y ha perdiendo el protagonismo que ha ganado Rodrygo en el Madrid y que ahora pretende recuperar Vinicius.

Los jóvenes del Madrid brillan más y tienen más oportunidades. Zidane ha demostrado confiar más en ellos que Ernesto Valverde. Valverde, el uruguayo del Madrid, se ha hecho con un hueco en el once merengue sin costar los 75 millones que pagaron los culés al Ajax el pasado verano por De Jong. Ese dinero fue destinado a Rodrygo y Vinicius, los cuáles van demostrando que son dos de las grandes promesas de futuro de todo el mundo con solo 18 y 19 años, respectivamente.

Martin Odegaard, en un partido de la Real Sociedad

Martin Odegaard, en un partido de la Real Sociedad Reuters

Los cedidos del Madrid

Este balance es el fruto de la apuesta que lleva realizando el Madrid durante tantos años por el talento joven. Solo hay que echar un ojo a los cedidos que tiene en nómina el club blanco y que, con 21 años o menos, ya se lucen en sus equipos a préstamo. Destacan Odegaard, Kubo o Achraf. En el Barcelona la lista se reduce otra vez a solo tres, siendo Cucurella el único que ha jugado en Primera o en una división similar en otra gran liga europea.

El Clásico del futuro es del Madrid, mientras el Barcelona espera alargar todo lo que pueda la vida deportiva de Messi. Los jóvenes pupilos de Zidane son la nueva amenaza en Can Barça. En el duelo del 18-D se empezarán a ver los primeros frutos, con Fede Valverde como un serio aspirante a salir de inicio para frenar a la gran estrella culé. Rodrygo -quien también tiene opciones de ser titular-, Vinicius y Jovic esperarán desde la segunda línea para dinamitar el partido contra el eterno rival.

[Más información: Hernández Hernández vuelve a pitar El Clásico: el árbitro de los escándalos en el Camp Nou]