Eden Hazard está a punto de convertirse en una de las grandes estrellas del Real Madrid de la próxima temporada. El futbolista belga ha dejado claro en más de una ocasión que su sueño es jugar en el Santiago Bernabéu, algo que por fin se va a cumplir tras mucho esfuerzo y mucho sacrificio realizado en las filas del Chelsea.

Noticias relacionadas

Precisamente sobre cumplir sueños y sobre la capacidad de superación ha hablado Hazard en una entrevista para la revista Planet Health. Tras su aportación a Make-A-Wish, una asociación cuyo objetivo es cumplir los sueños de los niños enfermos, el belga ha hecho hincapié en que el fútbol es una maravillosa herramienta de diversión y que sirve para pasar las horas sin pensar en tus problemas.

En primer lugar, Eden ha hablado de sus inicios y de que, cuando empezó a jugar al fútbol de pequeño, no pensaba en llegar a la élite: "Cuando era niño, ser futbolista era más una pasión que un sueño. De pequeño no tienes que pensar en jugar a nivel profesional; sólo estar con tus amigos y pasarlo bien. Por eso mis hermanos y yo jugábamos a todas horas".

Hazard, en el Chelsea - Eintracht Frankfurt de la Europa League Reuters

Otro factor a tener en cuenta es la alta capacidad que tiene cada uno de no rendirse nunca y seguir luchando por los sueños hasta el final, pues al fin y al cabo, es el objetivo que se persigue: "Los sueños son los que te permiten avanzar. Mi sueño personal es convertirme en el mejor futbolista del mundo. Para eso juego y me entreno".

Sobre los más pequeños, Hazard mandó un emotivo mensaje incitando a que se lo pasen bien cada vez que jueguen con la pelota y que aprovechen cada momento al máximo, sin pensar en lo que deparará el futuro: "El único consejo que puedo darles es que se diviertan en el campo y que no piensen en llegar a ser profesionales".

Ser un referente no es nada fácil

Él mismo se puso de ejemplo, pues quiere ser un referente y no sólo para sus seguidores como futbolista, sino también para sus hijos y sus seres más cercanos: "Yo pienso más en las consecuencias de mis acciones, en el ejemplo que quiero dar a mis hijos y me preocupo más por causas que afectan a los niños".

Finalmente, Hazard ha dejado claro que la sensación de ver cómo todo ha salido bien y que por fin se puede disfrutar del sueño desde niño, es algo que no tiene precio: "Ver la sonrisa de estos niños cuando cumples uno de sus deseos es genial. Si con unos minutos podemos sacarles una sonrisa, merece la pena".

[Más información: "Hazard debe preguntarse cómo de lejos quiere llegar en su carrera"]