Bale lanzando un penalti al Levante

Bale lanzando un penalti al Levante REUTERS

Fútbol LEVANTE 1-2 REAL MADRID

El Real Madrid se mantiene de pena máxima en La Liga

El conjunto blanco llega vivo al Clásico tras lograr el triunfo con dos penaltis ante un Levante que puso contra las cuerdas a los de Solari.

Noticias relacionadas

Consiguió el objetivo de la victoria el Real Madrid, aunque lo hizo sufriendo y con dos goles de penalti. Benzema y Bale fueron los encargados de transformarlos y Roger, que también estrelló dos balones en los palos, el que logró neutralizar el tanto del galo y mantener las tablas hasta el minuto 78. Fue entonces cuando Doukouré derribó a Casemiro en una pena máxima muy reclamada por el Levante y con la que el conjunto de Solari logró un triunfo repleto de oxígeno para afrontar el doble duelo contra el Barcelona. [Narración y estadísticas: Levante 1-2 Real Madrid]

Eso sí, deberá mejorar el equipo blanco el juego mostrado ante el Girona y el Levante. En el Ciudad de Valencia, los merengues volvieron a estar incómodos e imprecisos. Los errores permitieron a los granotas pisar el área merengue con asiduidad y gozar de numerosas ocasiones.

El Real Madrid estaba obligado a ganar en el Ciudad de Valencia para llegar con vida en La Liga al Clásico del próximo sábado. Solari no quería más sorpresas como ante el Girona y, a pesar de que llega el doble enfrentamiento contra el Barcelona y la vuelta de los octavos de Champions ante el Ajax, puso a su once de gala actual con Reguilón, Lucas Vázquez, Vinicius... y sin Marcelo ni Bale. 

Sin embargo, enfrente se encontró a un valiente Levante sin nada que perder. El conjunto de Paco López ya avisó en los primeros compases al Madrid con un centro de Luna que se envenenó y tuvo que llegar Reguilón en el segundo palo para evitar que los delanteros granotas empujaran el balón. 

No estaba cómodo el conjunto blanco sobre el césped y, sobre todo, desacertado en las posiciones de ataque. Se salvó también en el minuto 23, cuando un córner a favor del Levante se va cerrando y Roger mandó la pelota al poste. Antes había prolongado Rober Pier y el '9', muy listo, ganó la espalda a un Reguilón algo revolucionado y que sufría en defensa. 

Solo conseguía carburar el Madrid cuando el esférico pasaba por las botas de Modric. Sin embargo, Benzema no terminaba de encontrar su sitio en el partido y Vinicius, tan activo y desequilibrante como siempre, fallaba en la toma de decisiones. Las oportunidades se sucedían en ambas áreas con Rober Pier desaprovechando un regalo de Lucas Vázquez y con Kroos chutando flojito a las manos de Aitor Fernández. Nacho, que estaba apercibido al igual que Casemiro, vio la amarilla a su segunda dura falta y no estará ante el Barcelona. Se la buscó el canterano que ya antes había conseguido librarse de la cartulina. 

Premio para el Madrid sin jugar a la lotería

Sin hacer su mejor fútbol, el Real Madrid se encontró con un gran regalo antes del descanso gracias a una mano tan innecesaria como tonta de Bardhi. El granota, con el brazo despegado, se tapa la cara y el VAR demostró que había sido dentro del área. Avisó esta vez Medié Jiménez desde la sala de vídeo situada en Las Rozas e Iglesias Villanueva, tras visionarlo, no dudó en señalar el penalti.  

Se pareció más que nunca el VAR de La Liga al de la Champions o al del Mundial. El árbitro se fue hasta el monitor y no pasó nada. Por fin. El encargado de tirar la pena máxima, con Sergio Ramos sancionado, fue un Karim Benzema que demostró su sangre fría. Esperó a que Aitor Fernández cayera hacia un lado y batió sin problemas al guardameta. 

Estaba tan mal el equipo de Solari que, incluso antes de que llegara el intermedio, volvió a librarse gracias a la alianza que había formado con los palos del Ciudad de Valencia. Un nuevo error de Nacho, que tuvo una noche aciaga, dejó vía libre a Roger para que, con Courtois ya batido, volviera a estrellar la pelota con el poste. Lo mejor de la primera parte para el Madrid había sido el resultado. Básicamente porque había sido lo único a destacar. 

Roger, a la tercera fue la vencida

No mejoró tampoco el juego tras el paso por vestuarios. De hecho, los dos equipos se mostraban imprecisos y, en un duelo alocado, las llegadas a las áreas eran constantes. Benzema perdonó el segundo con un cabezazo que se marchó fuera por poco y, justo después, el Levante iba a conseguir el gol que tanto había rozado y buscado. 

Roger, cómo no, cazó un centro de Morales para cruzar la pelota y ponerla en un sitio imposible para Courtois. El delantero granota volvió a ganar el duelo a Nacho y esta vez no perdonó. A la tercera fue la vencida para un equipo granota que estaba mereciendo igualar el encuentro. 

El Real Madrid necesitaba el triunfo, pero Solari decidió reforzar el centro del campo con Valverde en lugar de Kroos. Incomprensible ese cambio del argentino que estaba jugando con fuego. Luego fue Bale su segunda opción, aunque quitó a un Benzema que, si bien es cierto que no tuvo su mejor partido, era el único delantero centro que tenía el técnico ya que Mariano se quedó fuera de la convocatoria. 

Bale no está para celebraciones

Vinicius, tras una galopada, estuvo a punto de adelantar de nuevo al Madrid, aunque el tanto del triunfo llegaría nuevamente desde el punto del penalti y con el VAR de por medio. Casemiro cae tras un contacto con Doukouré. En un principio parece que el defensa granota 'despeja' al brasileño y en la repetición se ve que hay contacto. Iglesias Villanueva pitó la pena máxima y la revisión del vídeo por parte de la sala de videoarbitraje no cambió la decisión del colegiado al existir ese toque, sin entrar con qué fuerza, del zaguero con el centrocampista merengue en un balón suelto dentro del área.

Esta vez, sin Benzema ya sobre el césped, fue el turno para que Bale marcara el penalti y diera los tres puntos al Real Madrid. A pesar de la importancia del gol, no lo celebró el galés e incluso apartó a sus compañeros cuando fueron abrazarle. No está contento Gareth con su suplencia y su situación. Lo dejó claro en un gesto inapropiado y cuando no era quizá el momento. 

Sufrió hasta el final un Real Madrid que sacó los tres puntos, aunque no dejó buenas sensaciones antes del Clásico. Nacho completó su peor noche viendo la segunda amarilla y dejando los últimos cinco minutos a Solari con un hombre menos sobre el campo. El último susto se terminó con una falta sobre Courtois, aunque antes Reguilón había salvado bajo palos. 

Continuó el Real Madrid con la mala imagen que ya se vio contra el Girona, aunque volvió a la dinámica ganadora que había tenido el último mes. Se mantiene en La Liga y el partido contra el Barcelona será una final. Solo le valdrá la victoria, ya que cualquier otro resultado sería decir adiós definitivamente al campeonato. 

Levante 1 - 2 Real Madrid

Levante: Aitor Fernández; Cabaco, Vezo, Róber Pier; Moses Simon, Rochina (Doukouré, 60'), Campaña, Bardhi (Vukcevic, 90'), Antonio Luna; Roger (Dwamena, 73'), Morales.

Real Madrid: Courtois; Carvajal, Varane, Nacho, Reguilón; Modric, Casemiro, Kroos (Valverde, 69'); Lucas Vázquez, Benzema (Bale, 74'), Vinicius (Asensio, 82').

Goles: 0-1, 43' Benzema (p.); 1-1, 60' Roger; 77' Bale (p.)

Árbitro: Iglesias Villanueva (Comité gallego). Amonestó a Roger (26') y Lucas Vázquez (67'). Expulsó a Nacho (28' y 86') y Rochina (57' y 89').

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 25 de La Liga que se disputó en el Estadio Ciudad de Valencia (Valencia) ante 23.018 espectadores.