Los aficionados de River Plate son detenidos en la trifulca en Buenos Aires

Los aficionados de River Plate son detenidos en la trifulca en Buenos Aires AGUSTIN MARCARIAN Thomson Reuters

Fútbol COPA LIBERTADORES

Batalla campal en Buenos Aires tras la victoria de River Plate en Madrid

Una de las finales que se recordarán para siempre fue la disputada este domingo en el Santiago Bernabéu. Miles y miles de aficionados argentinos se reunieron en la capital española para mostrar tributo a sus dos grandes pasiones, River Plate y Boca Juniors. El conjunto que ejercía como local se alzó con la Copa Libertadores en la fiesta del fútbol, donde no tenía cabida la violencia que se sufrió semanas previas en Argentina.

La afición de River Plate llena el Obelisco de Buenos Aires tras ganar la Libertadores

En el país argentino las cosas fueron muy diferentes. Tras la victoria de River, su afición pasó de disfrutar a organizar una batalla campal entre aficiones, donde la Policía tuvo que intervenir para que no fuera a mayores y detuvieron a varios seguidores del conjunto 'Millonario'. Incidentes que recordaron a los momentos más tensos de una de las finales más largas y recordadas de la historia.

No fue la única vez donde los cuerpos policiales tuvieron que hacerse notar, ya que en España, antes de entrar al estadio, retiraron los pañuelos amarillos a los aficionados de Boca Juniors. Ese fue el único incidente, ya que el despliegue de seguridad por la capital fue todo un éxito y los registros policiales durante la entrada al Santiago Bernabéu también. La Policía ha llegado a requisar pañuelos y bufandas amarillas para evitar que los oportunistas de turno convirtiesen esa imagen de la afición de Boca Juniors en algo político.

Disturbios en Buenos Aires para dispersar a los violentos que celebraban la victoria del River

El fútbol se impuso a la violencia

La afición de River Plate ataca a la Policía en Buenos Aires

La afición de River Plate ataca a la Policía en Buenos Aires AGUSTIN MARCARIAN Thomson Reuters

Tras los famosos incidentes de las piedras a los vehículos del conjunto de Boca Juniors, la final se trasladó a Madrid para garantizar la seguridad de los futbolistas y todos los presentes. Tras la entrega de la copa al campeón, quedo constancia de que el fútbol se había impuesto a los violentos y todo había sido un éxito.

[Más información: Impiden a Dybala y Chiellini entrar en el Palco de Honor del Santiago Bernabéu]