Modric y Mariano entran en la segunda parte para reforzar al equipo

Modric y Mariano entran en la segunda parte para reforzar al equipo REUTERS

Fútbol CHAMPIONS LEAGUE

Mariano: "Tenemos que seguir trabajando todos unidos y esperar los goles"

El Real Madrid ha vivido su noche negra en Rusia. Ocasión tras ocasión, ese era el relato del encuentro pero que finalmente ha caído de la mano del CSKA con un gol en el minuto dos tras un error en un pase atrás. El equipo del técnico vasco ha merecido más, pero el fútbol no ha sido justo y se ha escapado la victoria. La entrada de Mariano ha dotado al equipo blanco de más peligro pero la fortuna no ha acompañado. 

El delantero hispano-dominicano ha atendido a los medios después del encuentro y ha confirmado que en el equipo "estamos tristes por el resultado. Lo hemos intentado hasta el ultimo momento, no hemos tenido suerte de cara al gol". A pesar de la falta de gol, el '7' ha admitido que "hemos tenido ocasiones que es lo importante, falta afinar la puntería".

La derrota esconde la buena segunda parte del equipo del entrenador vasco, que a pesar de salir derrotado sin encontrar la portería rival, ha tenido más de tres ocasiones claras, casi todas saldadas con la madera, que ha sido un aliado del conjunto ruso, sin embargo "tenemos que seguir trabajando todos unidos, pensando en el colectivo y esperar a que lleguen los goles".

Mariano, en un entrenamiento del Real Madrid

Mariano, en un entrenamiento del Real Madrid

Mariano oposita para ser titular

El delantero blanco ha demostrado que esta capacitado para ser titular en el equipo. Tras su entrada en el campo, su presencia en el área ha sido una amenaza constante para la defensa local, que ha visto como se elevaba ante ellos para acabar rematando al palo, por tercera vez en el choque. "A pesar de la derrota vamos a seguir dando el máximo para darle a la afición muchas alegrías", sentenció el '7'.

Mariano ha jugado con garra y pundonor, demostrando que puede acompañar a Benzema arriba y jugar juntos, como han hecho durante más de 30 minutos en el Estadio Olímpico de Luzhniki.