El Mundial de Rusia está cerca de concluir. En la previa de la final, el duelo de consolación entre Bélgica e Inglaterra terminó con la selección entrenada por Roberto Martínez como triunfadora y, por tanto, como tercera clasificada en el gran campeonato internacional. Los red devils belgas fueron completamente superiores a los ingleses y comenzaron dominando en los primeros cinco minutos.

El gol de Meunier en el 4' habría muchas puertas. Buena jugada por banda, centro milimétrico de Chadli y remate del lateral con el muslo que ponía el 1-0 en el luminoso y que allanaba bastante el camino belga. Desde ese momento Inglaterra se quedó sin ideas. Acostumbrados a esperar y provocar peligro por alto, con Bélgica tan bien organizada no tenían opciones. Dominio de balón para Witsel y compañía mientras el rival buscaba alguna que otra contra que permitiera poner en apuros a Courtois.

Pero esa jugada clave no llegaba. Kane lo intentaba desde lejos mientras Pickford se tenía que poner manos a la obra con un paradón a De Bruyne. Acciones completamente distintas a las que vivía un Courtois que simplemente cazaba los balones por alto. Justo cuando mejor marchaba la cosa, Chadli se lesionaba y dejaba tocada a Bélgica. Sin embargo, eso no fue suficiente para que Inglaterra levantara cabeza.

SIN RESPUESTA Y CON SENTENCIA

La segunda parte fue más de lo mismo y con una lluvia de ocasiones para Bélgica. Con el 1-0 la tenía Dier y Alderweireld la sacaba en la línea de gol. Fugaz ánimo entre los ingleses que no tenía mayor continuidad. Se volcaban al ataque y Kane y Lingard probaban suerte, pero no era el día. Con toda Inglaterra pensando en el gol, Bélgica armó varios contraataques que fueron mortales. Hazard en el 81' driblaba en el área para batir por raso al arquero y cerraba el partido. 2-0 y a dejar el tiempo pasar para quedar tercera en este Mundial de Rusia y dar algún galardón a la generación de oro.

  2 - 0  
BÉLGICA vs INGLATERRA

  81' Hazard

4' Meunier