El Real Madrid llegaba a Málaga con la mente puesta en Sergio Llull, que descansaba tras las últimas molestias en su pierna, que evitaron que disputase más minutos en Turquía. En un partido muy intenso y con varios protagonistas especiales, el cuadro malagueño se llevó una victoria vital para sus aspiraciones en la clasificación. [Narración y estadísticas: Unicaja 103-102 Real Madrid]

Noticias relacionadas

Felipe Reyes, en su partido más importante en Liga ACB. Autor: ACB.

El partido comenzó con una jugada de manual, un triple desde la esquina ya marca de la casa del Real Madrid, pero en lugar de Randolph, sería Carroll el autor de culminar una enorme asistencia de Campazzo. Felipe Reyes sería otra de las novedades en el quinteto inicial, que se colocaría como líder indiscutible de partidos disputados en Liga ACB. Tras los primeros cuatro minutos de partido el cuadro visitante ya imponía su ley: 7-15.

Tras un gran parcial en ataque, Casimiro se vio obligado a pedir tiempo muerto, ya que la defensa y el ritmo endiablado que proponía el cuadro merengue sacaba del partido al Unicaja. Las buenas acciones de Jaime Fernández conseguían acercar a su equipo, que parecía más enchufado en el choque, al que no habían entrado con buen pie. Tras mucho movimiento de banquillo, los primeros diez minutos finalizaban con un triple colosal de Rudy Fernández

El segundo acto inició con Prepelic en la posición de base, algo habitual cuando falla alguno de los dos organizadores merengues. El '5', que no viajó a Turquía por descanso, empezaba a dejar detalles de su gran nivel, con una asistencia por la espalda que silenció el Carpena y dejaba a su equipo 17 puntos arriba: 21-38. La afición malagueña veía como su equipo era incapaz de igualar el ritmo de los hombres de Pablo Laso.

Las pérdidas seguían lastrando a los locales, que no estaban cuidando el balón, lo que permitía a los blancos correr en transición y seguir haciendo daño a la defensa local. Campazzo seguía manejando el partido a su gusto y semejanza, con unos números de locura a falta de tres minutos para el descanso: ocho puntos y siete asistencias. Ambos equipos se marchaban con caras muy diferentes y con 20 minutos de pura ofensiva blanca.

Reacción malagueña

Tras el paso por vestuarios ambos equipos entrarían en un intercambio de canastas que favorecía a los visitantes, que mantenían la amplia ventaja que se habían llevado al descanso. Una gran reacción de los locales, guiada nuevamente por Jaime Fernández, colocaría a su equipo a 11 puntos y con una sensación muy diferente a la de la primera parte. 

Una técnica para Laso provocaría el estruendo de la grada, que tras su gran defensa, dejaba al equipo merengue en solo 8 puntos tras siete minutos, y con Thompkins retirándose del parqué con molestias en su pierna izquierda. Pero al rescate, el de siempre: Rudy Fernández. Con cuatro puntos y una asistencia volvía a poner tierra de por medio: 63-71.

Shermadini captura un rebote ante Felipe Reyes Agencia EFE

El último acto comenzó con un dos más uno para Prepelic, que seguía en la posición de base tras la baja de Sergio Llull. El esloveno crearía estragos en la defensa malagueña, que tendría que mover el banquillo para no despegarse en el electrónico. En los últimos minutos aparecería Randolph, además el conjunto local no aprovechó dos lanzamientos de tres para colocarse por delante en el marcador. 

En los momentos más tensos aparecería el mago argentino, dejando jugadas de muchos quilates. Tras dos grandes jugadas locales, el Unicaja se pondría por delante tras dos últimos cuartos en los que fueron muy superiores al Real Madrid. Dos tiros libres de Shermadini darían la ventaja al cuadro andaluz, dejando a los blancos un solo ataque para intentar ganar el partido, que culminó Ayón para llevar el choque a la prórroga.

Cinco minutos adicionales 

Con un pabellón algo abatido, que tenía la victoria agarrada con ambas manos, comenzaba un tiempo extra con mucha emoción. Siguió siendo el gran protagonista el pívot mexicano, que anotaría una gran canasta para colocar a su equipo con una ventaja de cuatro puntos: 96-100. Un Unicaja muy nervioso en ataque, no conseguía anotar veía como se le escapaba un partido que tenía en la mano. Finalmente Jaime Fernández anotó un triple sobre la bocina y se llevó la victoria. 

Unicaja 103-102 Real Madrid

Unicaja: Roberts (14), Jaime Fernández (27), Shermadini (18), Waczynski (-), Wiltjer (7) - quinteto inicial - Boatright (3), Diez (10), Lessort (7), Milosavljevic (9), Okouo (-), Salin (8), Stilma (-).

Entrenador: Luis Casimiro

Real Madrid: Campazzo (16), Carroll (5), Taylor (7), Reyes (4), Tavares (5) - quinteto inicial - Ayón (7), Causeur (7), Rudy Fernández (25), Prepelic (5), Randolph (11), Thompkins (9), Yusta (-).

Entrenador: Pablo Laso

Árbitros: Benjamín Jiménez, 

Parciales: 19-27 | 22-30 | 28-19 | 26-19 | 8-7

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada decimonovena disputado en el Martín Carpena (Málaga).