Noticias y novedades

Cómo "hackear" tu Google Home para activarlo con cualquier comando

¿Quieres activar tu Google Home con otras frases aparte de Ok, Google? Pues es posible: han creado una especie de parásito para que uses tu propio comando.

15 enero, 2019 08:37

Han sido uno de los dispositivos más regalados de la anteriores Navidades y un objeto que poco a poco ha conquistado un espacio en nuestros comedores, cocinas y dormitorios. Sí, los altavoces inteligentes llegaron para quedarse. Son útiles, prácticos para escuchar música, responden con información con solo pedírsela… Y también ofrecen inconvenientes y dudas, claro.

Más allá de la privacidad y de que siempre nos estén escuchando para activarse con la frase clave, ¿por qué Google, Amazon o Apple no ofrecen una manera personalizada de activación más allá de la genérica? «Ok, Google» está bien, pero seguro que todos lo usaríamos más si pudiéramos despertar nuestro altavoz con «Oye, Pepe», por ejemplo. Pues bien: esto ya es posible. Aunque no sencillo, claro.

Con una Raspberry Pi y algo de maña puedes hackear tu Google Home y Assistant

Aspecto del Google Home «parasitado»

Este curioso proyecto nos llega desde Instructables, una página dedicada a todo tipo de modificaciones. Y es justo lo que propone Project Alias, el «hack» que nos ocupa: con unos cuantos componentes electrónicos y algo de maña puedes parasitar cualquier Google Home y, también, los Amazon Echo. Sí, leíste bien: el verbo correcto es «parasitar«.

Project Alias ha concebido su modificación como una especie de parásito que se agarra al Google Home para modificar la forma con la que interactuamos con el aparato y con Google Assistant. De esta manera, y gracias a una configuración que se desarrolla conectando el móvil a la Raspberry Pi que hace de base para el proyecto, podremos personalizar la frase clave para despertar a nuestro altavoz inteligente. Vale cualquiera.

¿Cómo funciona Project Alias? Resumamos dicho funcionamiento para entender correctamente el proceso.

  • La Raspberry Pi se coloca en lo alto del altavoz y se une a dos pequeños altavoces y dos micros.
  • Project Alias ha creado una especie de caperuza que disimula los componentes e imita la condición de parásito de la modificación. La carcasa se imprime en 3D, aunque tampoco es imprescindible para el funcionamiento, sí para sujetar todo el conjunto.
  • Conectando el móvil a la Raspberry Pi se ejecuta la configuración de la frase. El usuario elige la que desea y entrena a la Raspberry Pi para que la reconozca.
  • Una vez la modificación está en funcionamiento los altavoces incorporados emiten ruido de estática para que los micros del Google Home no capten sonido alguno.
  • Los micros de la Raspberry Pi sí captan todos los sonidos; e identificarán la frase elegida por el usuario.
  • Una vez identificada la frase los altavoces de la Raspberry Pi detienen el ruido estático y reproducen el «Ok, Google» clásico para activar automáticamente la escucha del Google Home.
  • El usuario pide lo que desea igual que haría de manera normal.

La modificación de Project Alias anula la escucha del Google Home para que sean sus micros los que capten la frase personalizada. Es un mecanismo notablemente ingenioso que, por otra parte, posee algunos inconvenientes. El principal es el pequeño retraso entre decir la frase personalizada y que el Google Home esté preparado para escucharnos; el segundo es que, debido a la caperuza y los componentes de la modificación, el Google Home no escucha tan bien como debería, por lo que debemos hablar más alto o estar más cerca del altavoz.

Lo mejor es que todo lo necesario para esta modificación es de uso libre, por lo que solo debes ir a la página de Instructables y descubrir qué necesitas así como el software que requiere la Raspberry Pi. Y no modificas en ningún momento el altavoz: el ingenioso «hack» se coloca encima del Google Home; y puede retirarse en cualquier momento sin dejar señal alguna.