Manuela Carmena y Ángel Garrido en la última final del Mutua Madrid Open.

Manuela Carmena y Ángel Garrido en la última final del Mutua Madrid Open. EFE

Tenis

Madrid, decidida a albergar la nueva Copa Davis en 2019

Tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento hay predisposición para aportar los 10 millones de euros (5 por institución) necesarios para ser sede.

La Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid quieren ir de la mano para traer a la capital la celebración de la Copa Davis 2019, cuyo nuevo formato se espera que se apruebe en agosto y que implicaría que todos los partidos se disputen en una única sede, que también Francia quiere acoger.

El presidente madrileño, Ángel Garrido, y la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, acordaron hace unos días que ambas administraciones aporten 5 millones de euros para ser sede de este acontecimiento deportivo, que esperan que, si se celebra en Madrid, tenga un potente impacto económico en la ciudad, estimado en unos 250 millones de euros.

Según han confirmado a EFE fuentes del Ejecutivo regional, y tal y como avanza el diario El Mundo, Garrido y Carmena se mostraron de acuerdo, en la comida que compartieron este viernes, en la necesidad de que las dos administraciones caminen de la mano en este asunto, con la inversión de 5 millones cada una y trabajando juntas para buscar un patrocinador fuerte que apoye la iniciativa.

La idea sería que la primera fase eliminatoria se celebrase en la Caja Mágica, y las semifinales y la final en el WiZink Center, que tiene mayor aforo.

La Federación Internacional de Tenis (ITF) anunció en febrero que había llegado a un acuerdo con el grupo inversor Kosmos, cuyo fundador y presidente es el futbolista Gerard Piqué, para cambiar el actual formato de la Copa Davis y que a partir de 2019 se dispute todo el torneo a lo largo de una semana en una única sede.

En total, 18 naciones competirían en la Copa durante una única semana, con un nuevo formato en el que habría una primera fase de grupos a la que seguirán cuartos de final, semifinales y la final. Cada enfrentamiento constará de dos partidos de individuales y uno de dobles, que se jugarían a tres sets y no a cinco.

Si finalmente la ITF aprueba este nuevo formato (que deberá ser validado en una votación en agosto), se atenderá a una de las quejas de los jugadores de tenis, que critican la excesiva carga en el calendario que supone disputar las eliminatorias de la actual Copa Davis, repartidas durante todo el año y celebradas en distintas sedes.