Rafa Nadal, durante su encuentro de semifinales ante Dominic Thiem.

Rafa Nadal, durante su encuentro de semifinales ante Dominic Thiem. Reuters

Tenis

Las 5 cosas que más fastidian a algunos franceses del 10º Roland Garros de Nadal

El español se convierte en el primer tenista que gana 10 títulos de un mismo Grand Slam y asciende, con 15, al segundo puesto histórico. Pero no sólo eso.

Noticias relacionadas

Stan Wawrinka puede presumir de haber ganado a Rafael Nadal en tres ocasiones, incluida una final del Abierto de Australia. Aquel triunfo en Melbourne tenía trampa, pues el español se quedó, literalmente, "clavado" durante el calentamiento con problemas en su espalda, igual que tiene trampa su registro global con el balear. Nadal le ha superado en los otros 16 enfrentamientos que han protagonizado, incluyendo la final de este domingo para ganar su décimo título en Roland Garros. Un hito deportivo que exalta a muchos y que irrita a otros tantos, muchos de ellos franceses. [Así les hemos contado la final de Roland Garros entre Wawrinka y Nadal].

Los pitos han sido una constante no sólo en su relación con el público parisino, sino de todos los deportistas españoles que compiten en tierras francesas. Motivos les han dado para silbarles, aunque aquí les dejamos cinco más para que sepan todo lo que ha conseguido Nadal al ganar el segundo grande del año por décima vez.

1.- Es el primero en ganar 10 veces el mismo torneo de Grand Slam 

Como buen madridista, Nadal celebra tanto su décimo triunfo en París como hizo en 2014 con el triunfo blanco ante el Atlético de Madrid en Lisboa. Tan excepcional fue el logro del equipo presidido por Florentino Pérez como lo es esta victoria del manacorense en París. De hecho, Nadal, que ya tiene 10 títulos tanto en el Masters 1000 de Montecarlo como en el Conde de Godó -ambos sobre tierra batida-, es el único tenista de la historia que posee 10 títulos en un mismo torneo de Grand Slam, con lo que agranda su leyenda con este triunfo.

Nadal, con sus 9 títulos previos de Roland Garros.

Nadal, con sus 9 títulos previos de Roland Garros.

El siguiente jugador que más títulos ganó en París fue el sueco Björn Borg (6), seguido del checoslovaco Ivan Lendl, que ganó la Copa de los Mosqueteros en tres ocasiones. Lejos de París, tanto el suizo Roger Federer como el estadounidense Pete Sampras lograron ganar hasta en siete ocasiones en Wimbledon y el serbio Novak Djokovic ha conquistado en seis ocasiones el Abierto de Australia. Registros espectaculares, para la historia, pero a la sombra de la 'Décima' de Nadal.

2.- Se acerca al récord de 18 grandes de Federer

Nadal, sin embargo, no sólo sabe jugar sobre tierra batida. A diferencia de aquel titular de L'Equipe en el que se trataba a los tenistas españoles como "ratas de tierra", el balear sabe jugar y ganar en todas las superficies. De hecho, ha ganado Wimbledon en dos ocasiones, ha conquistado otras tantas el Abierto de Estados Unidos e incluso ha ganado el Abierto de Australia. Un hito, el de ganar los cuatro grandes, que apenas han conseguido siete tenistas más en toda la historia: Roger Federer, Novak Djokovic, Roy Emerson, Rod Laver, Andre Agassi, Fred Perry y Don Budge. Sin embargo, ninguno de ellos tiene 10 títulos en uno de los grandes y sólo Roger Federer le supera en cantidad.

La victoria de Nadal ante Wawrinka no sólo da al español su décimo título en París, sino que con él ya suma 15 en el total de su carrera. Una cifra que rompe el empate a 14 grandes que mantiene con Sampras y que le sitúa en la segunda posición histórica únicamente superado por los 18 de Roger Federer.

3.- Vuelve a acallar las acusaciones de dopaje

Un partido tras otro, un control tras otro, Rafael Nadal ha demostrado su limpieza. Nunca ha arrojado ningún resultado, ni siquiera dudoso. De hecho, Nadal es uno de los grandes adalides de la limpieza en el tenis. Por eso le escuecen especialmente las acusaciones que vierten sobre él. Por eso sus victorias duelen aún más a sus detractores, y muchos de ellos son franceses. Lo es Yannick Noah, el padre de Joakim Noah -jugador de la NBA suspendido esta temporada con 20 partidos de sanción por dopaje-, quien acusó a los deportistas españoles, Nadal incluido, de poseer la "poción mágica" de Astérix y Obélix en su blog del diario Le Monde.

También le acusaron de dopaje los famosos Guiñoles de Canal Plus Francia, donde el tenista español siempre era presentado con una musculatura descomunal y siempre acompañado de una jeringuilla gigante con la que firmaba los autógrafos a sus aficionados.

Ataque de los Guiñoles franceses al Deporte Español

Sin embargo, quien terminó por sacar de sus casillas al tenista de Manacor fue Roselyn Bachelot. Exministra francesa de Sanidad y Deportes en el Gobierno de Nicolas Sarkozy, Bachelot argumentó en una tertulia televisiva de la cadena D8 francesa que "la famosa lesión de siete meses de Nadal en 2012 es sin duda debido a un positivo". "Si un tenista está parado durante tantos meses es porque ha dado positivo. No es algo que siempre sea así, pero sí en muchas ocasiones", sentenció la ministra.

Bachelot no sólo recibió la reprobación de todo el mundo del deporte por realizar tal acusación sin fundamento ni pruebas, sino que el propio Nadal interpuso una querella criminal contra ella en la que solicita 100.000 euros en compensación por los daños causados a su imagen y que, en caso de ganar, ya ha anunciado que donará a una ONG francesa. El juicio, que tendrá lugar en la sala 17 del Tribunal Correccional de París, tendrá lugar el próximo 7 de julio.

4.- Silencia los pitos

La pista Philippe Chatrier se rindió por completo a los pies de Nadal cuando, en 2011, después de imponerse a Roger Federer en la final y conquistar su sexto Roland Garros, el tenista español arrancó su discurso de campeón en un francés bastante fluido. Eran los aplausos que compensaban los pitos que ha sufrido desde su temporada de debut. Unas veces más altos, otras más bajos. En ocasiones en las primeras rondas, en ocasiones en los partidos decisivos. Y, lo más claro, no siempre se producían cuando su rival era francés, lo que dejó a las claras el cariño que algunos le tienen con independencia de las circunstancias.

Todo empezó en 2005, antes incluso de medirse a un tenista francés. De hecho fue en el partido ante un belga, pues cuando Nadal protestó al juez de silla un punto durante su encuentro de segunda ronda ante Xavier Malisse toda la grada comenzó a gritar "Gasquet, Gasquet" (su rival francés en la siguiente ronda). Desde ahí, la relación de amor-odio de la grada parisina con el español es de sobra conocida, aunque el manacorense no puede evitar sentirse querido por una afición que siempre le ha reconocido en los éxitos.

5.- Extiende el dominio del deporte español

Un décimo título de Nadal en París no hace sino prolongar su dominio y el de casi todo el deporte español ante nuestros vecinos. De hecho, Nadal es la punta de lanza de un refrán incorporado al ideario popular que encontró en Alberto Contador y las selecciones de fútbol y baloncesto su máximo apogeo. De hecho, cada vez que un deportista o equipo español se impone a uno francés, las redes sociales se llenan de referencias inequívocas a la simpatía que sienten los aficionados de uno y otro lado de los Pirineos por sus rivales.

Para el recuerdo quedarán de forma especial las victorias de Alberto Contador en el Tour de Francia, donde un francés no consigue la victoria desde que lo hiciera Bernard Hinault en 1985, el triunfo de la ÑBA en las semifinales del Eurobasket de 2015 en Lille, donde un Pau Gasol espectacular destrozó con 40 puntos a 'Les Bleus' para meterse en la final y conquistar su tercer título continental; y, por supuesto, la victoria de la selección española de fútbol tanto en los cuartos de final de la Eurocopa de Polonia y Ucrania 2012 con un doblete de Xabi Alonso (0-2) y, sobre todo, en el último encuentro oficial ante los pupilos de Didier Deschamps, válido para la clasificación del Mundial 2014, donde un gol de Pedro sacó un valiosísimo 0-1 de Saint Denis.

Francia vs España 0-1 Eliminatorias Brasil 2014