Nadal, persiguiendo una pelota ante Zeballos.

Nadal, persiguiendo una pelota ante Zeballos. Toni Albir Efe

Tenis Rafa Nadal

Así está Nadal, golpe a golpe

Antes de la final de Barcelona, Francis Roig, uno de los entrenadores del campeón de 14 grandes, analiza en EL ESPAÑOL el argumentario del número cinco mundial.

Noticias relacionadas

Rafael Nadal buscará este domingo su décimo título en Barcelona contra Dominic Thiem en su quinta final de la temporada, la cifra que confirma que ha comenzado 2017 como una apisonadora. Antes del partido decisivo contra el austríaco, al que domina por 2-1 el cara a cara, Francis Roig, uno de los entrenadores del mallorquín, analizó en EL ESPAÑOL el nivel actual del argumentario de recursos del número cinco mundial.

SAQUE

“Ha subido la velocidad en el segundo saque. Las medias aquí no las he visto, pero en Montecarlo estaban cerca de los 190 kilómetros por hora en el primer servicio y sobre 150 en el segundo. Está sacando sobre todo variado, muy bien el abierto. Y hay otra cosa importante: no piensa en hacer saque y red, pero muchas veces ve que consigue un buen servicio y automáticamente sube a volear porque al rival le pilla desprevenido. Quizás, por las condiciones de estos días en Barcelona está buscando un poco más los porcentajes que la velocidad, pero el saque le está ayudando mucho”.

DERECHA

“Tiene margen de mejora, pero en líneas generales está tirando bastante bien con la derecha, que era uno de los objetivos cuando comenzó la temporada de tierra batida. El drive invertido es quizás la mejor variante que está utilizando. Contra Zeballos también ha golpeado buenas derechas bajas, que es un golpe complicado. Esa es la que creo que le va a marcar diferencias para irse hacia delante. Cada vez la está controlando un poco mejor.

Es cierto que ahora su derecha tiene menos altura que antes. Con el paso del tiempo, las pelotas se han vuelto un poco más lentas que antes, más pesadas. Se pierde un poco de efecto, es inevitable. En cualquier caso, hace tiempo que venimos intentando que tenga los dos tipos de drive, que los vaya combinando, que use la derecha alta y la otra más planta para buscar más el ganador. Aunque es una realidad que la pelota de Rafa hace unos años iba más alta que la de ahora”.

Nadal, en un descanso durante las semifinales de Barcelona.

Nadal, en un descanso durante las semifinales de Barcelona. Toni Albir Efe

REVÉS

“Desde el inicio de la temporada lo ha tenido a un gran nivel, pero también tiene espacio para que sea mejor, no tengo ninguna duda. Se puede ir más hacia adelante, puede coger más ángulos… Por eso, el espacio para que lo pegue todavía mejor está ahí. En los últimos años ha mejorado el revés bastante, pero quizás no se ha traducido en resultados porque no ha estado tan fino con la derecha o a nivel mental. Lo ha mejorado, como todo su juego. Si hubiese estado acompañado de la derecha, o de su forma habitual de competir, habría brillado mucho más”.

FÍSICO

“Físicamente bien, impecable. Cuando va ganando partidos juega un poco más de memoria, sabe leer mejor las jugadas y su toma de decisiones es mucho más certera. De alguna manera, parece que sea más rápido. Por ejemplo, ahora mismo, Djokovic es todo lo contrario, un poco más lento. Y precisamente es por todo eso. Al final, es una suma. Con tensión estás más rígido, la cabeza no va tan rápido… es una sensación de estar como un tronco”.

CABEZA

“A nivel mental está muy bien. No sé si para decir que está como cuando ganaba muchos títulos, pero desde luego sí en el camino para poder volver a esa posición. También influye todo: el paso del tiempo, la aparición de nuevos jugadores… pero está llegando al lugar donde queremos que esté. Hoy en día, ves que Nadal puede poner una o dos marchas más, tanto a nivel de golpes como a nivel mental. En los momentos importantes necesita jugar al 100% y es capaz de hacerlo muchas más veces que antes. Eso se traduce ganando muchos más partidos”.