La aglomeración en el Everest, el 22 de mayo.

La aglomeración en el Everest, el 22 de mayo. Nirmal Purja

Otros Deportes EVEREST

Las nuevas normas para subir el Everest: Nepal dice basta por las muertes y la suciedad

A partir de ahora habrá que presentar una serie de credenciales para ascender hasta la cima de la montaña más alta del planeta.

Noticias relacionadas

El Gobierno de Nepal está trabajando para evitar los bloqueos en los accesos al Everest con el objetivo de evitar la masificación de turistas y la muerte de los mismos. La montaña más alta tiene un problema: el ser humano. Y ante ello, Nepal ha tomado cartas en el asunto y ha establecido unas nuevas normas para escalarlo. 

El Everest, localizado en la cordillera del Himalaya, sufrió hace unos días la visita de más de 200 alpinistas que hicieron una tremenda cola para subir a la cima de la montaña. Todo ello provocó que se rompiese el récord de ascensos en una misma jornada, creando un atasco que provocó aglomeraciones de varias horas en un estrecho paso de la ladera cercano a la cumbre.

En lo que va año, se han producido 885 ascensiones, récord histórico, y se han llegado a ver imágenes del campo base lleno de tiendas de campaña y de grandes cantidades de basura. Esta temporada, el Departamento de Turismo nepalí emitió 378 permisos de escalada, un récord histórico desde la primera ascensión exitosa al Everest en 1953.

Evitar las muertes

Trabajando de cara a los alpinistas 'amateurs' que quieran subir al techo del mundo, ahora se deberá presentar las credenciales de haber subido una montaña de por lo menos 6.500 metros de altura. Además, habrá que tener una condición física mínima -justificada con exámenes médicos-, buena salud, ir acompañado de un guía nativo y someterse a un entrenamiento de escalada básica y de gran altitud.

El atasco en el Everest provoca la muerte de tres alpinistas

El atasco en el Everest provoca la muerte de tres alpinistas

Estas soluciones son debidas al número de muertos por las largas colas en la cima -hasta el momento se han contado once defunciones-, además de querer evitar el numero de fallecimientos por mal de altura, ataques al corazón o debilitamiento.

Otra forma de frenar la cantidad de escaladores que intentan subir el Everest será la de aumentar el precio de los permisos de escalada, de los 10.000 a los 31.400 euros.

Los plásticos

Tras recoger once toneladas de basura, Nepal ha decidido prohibir los plásticos de un solo uso para luchar contra la creciente contaminación ante la masificación de la montaña. La nueva norma entrará en vigor el 1 de enero de 2020 y por el momento no castigará a quienes la incumplan. 

La prohibición incluye objetos de plástico como bolsas, pajitas y botellas de menos de 30 micras de espesor, en un momento en que el país busca atraer a 2 millones de visitantes extranjeros en 2020 con una campaña turística. Sin embargo, las bebidas en latas de metal sí que serán aceptadas. 

Los comercios de la región también tendrán prohibido vender botellas de jugos, bolsas y otros elementos plásticos inferiores a esa medida, aunque esto no incluirá las botellas de agua. 

El Gobierno introdujo una norma en 2014 que obliga a cada miembro de la expedición a regresar con al menos 8 kilos de basura del Everest, y cada expedición está obligada a depositar 4.000 dólares que no son devueltos hasta recibir los desechos. Pero esta regla solo se aplica a quienes desean ascender a la cima del Everest y no a los excursionistas, y aún así muchos equipos acaban dejando la basura en la montaña.

El Everest, en la cordillera del Himalaya

El Everest, en la cordillera del Himalaya EFE

"El número de excursionistas ha aumentado cada año en la región del Everest, así que prohibir el uso de plásticos es una buena idea por parte de las autoridades locales", dijo el expresidente de la Asociación de Agencias de Trekking de Nepal, Sitaram Sapkota.

Durante la temporada de ascensión que culminó en mayo, un equipo de montañeros encargado de la limpieza del Everest recuperó cerca de once toneladas de desperdicios y cuatro cadáveres que habían quedado abandonados en la montaña más alta del mundo.

Ahora solo falta comprobar si estas mediadas son de cara la galería o una regulación seria de las ascensiones al techo del mundo. El tiempo dirá si es así o no. 

[Más información - Juanito Oiarzabal: "En Nepal no importan las muertes en el Everest, el gobierno quiere dinero"]