Partido de Botaoshi

Partido de Botaoshi Reuters

Otros Deportes OTROS DEPORTES

El botaoshi o el juego de la guerra japonés entre el rugby y las artes marciales

Esta popular disciplina nipona con relación militar, y también con el sumo, se asemeja al famoso juego 'captura la bandera'.

Bo-taoshi significa literamente 'derribar el poste'. Como otras tradiciones que llegan desde Japón, la antigüedad es una seña de identidad y este particular deporte data de hace más de un siglo. Comparado con el juego de 'captura la bandera' y relacionado con el rugby, las artes marciales y el sumo, el botaoshi es una disciplina deportiva que acapara masas en el país asiático.

La síntesis del famoso juego 'captura la bandera' se basa en dos equipos enfrentados cuyo objetivo es atrapar una bandera y llevarla a un sitio determinado para ganar el partido. El botaoshi es más complejo, ya desde la base y es que cada uno de los conjuntos que miden sus fuerzas está compuesto por 75 personas. Uno defiende y el otro ataca. La meta, derribar el poste del equipo contrario.

El botaoshi se practica al aire libre y es una disciplina que se practica, sobre todo, durante las fiestas escolares japonesas. El partido da comienzo con un poste en posición perpendicular al suelo. Gana aquel equipo que logra que este poste alcance una posición de 30 grados respecto al terreno de juego.

Una diferencia clara y simple entre este y el 'captura la bandera' es que en el deporte japonés la bandera es un poste y no hay que agarrarlo, sino que hay que patearlo y empujarlo un buen tiempo hasta conseguir derribarlo. Se celebra cada año durante la temporada de aniversario de la Academia Nacional de defensa de Japón, pero tiene sus replicas en otros colegios y academias de esta nación.

Botaoshi, deporte de origen japonés

Botaoshi, deporte de origen japonés Reuters

Aunque aquellos que lo han visto lo definen como un "caos masivo", los maestros de la disciplina aseguran que promueve el trabajo en equipo, la resistencia y la deportividad. Minoru Matsunami, historiador de Deporte, sale en defensa del botaoshi así: "Si vieras el fútbol americano antes de que se formara la NCAA, sin conocer su historia y sus reglas, mucha gente pensaría que es una locura. Es lo mismo".

Origen

Matsunami explica que este deporte nipón podría ser una combinación de varios juegos recreativos populares del siglo XIX -sobre la década de 1890-. Estos serían el sao nobori (escalada de polos), el hata tori (captura de la bandera) y el tsuna nobori hata tori (agarrando un trozo de tela). Pero esta es solo la primera de las teorías relacionadas con el botaoshi.

Una segunda es que fue creado como versión del taisho tori, especie de captura de la bandera, pero en la que la bandera está encima de un palo. Esta versión podría tener sus inicios en Kagoshima -sur de Japón- y de ahí llevado hasta la academia naval de Hiroshima. Ahora es considerado como un juego peligroso y por ello ha sido abandonado por muchas escuelas. Uno de los lemas es: "¡Gana a toda costa!".

Así se juega

La Academia de Defensa Japonesa señala cada equipo está formado por 75 personas que a su vez se dividen en dos grupos, uno de 25 y otro de 50. El grupo de 25 es el encargado de defender, mientras que el de 50 el de atacar. Prácticamente vale todo durante todo el partido, menos morder.

Las posiciones del equipo de defensa son la barrera, que protege el poste desde abajo; los desarmadores de bloques, que impiden que se armen figuras que permitan escalar a la barrera; y el ninja, miembro solitario del conjunto que está agarrado al poste y ese el último recurso del equipo para evitar que caiga y, con ello, la derrota. Estos defensores se alinean en círculos concéntricos para derribar o repeler a los atacantes.

Botaoshi, deporte japonés de guerra

Botaoshi, deporte japonés de guerra Reuters

El equipo que consiga bajar la punta del palo a menos de 140 centímetros del suelo, es decir 30 grados, en menos de 90 segundos, gana. Si ni uno ni otro equipo alcanza la victoria, se empieza de nuevo. De no lograr ahora ninguno el objetivo, el empate se rompe con una lotería.

Consecuencias

Si muchas academias han decidido dejar de practicarlo es precisamente porque el número de lesionados va en aumento guerrillero del juego. Apenas sin equipo que proteja a los jugadores, salvo cascos blandos, rodilleras y copas atléticas. Esguinces, cortes e incluso fractura de los huesos de las piernas, de vértebras o de pómulos se suceden. Llegando incluso a producirse alguna conmoción cerebral. En los últimos años se ha incrementado el número de lesiones. Los datos registrados van del año 2005 al 2016. En este periodo se ve un incremento del 52 por ciento. Un deporte diferente. Salvaje.