Samantha Cerio se lesiona

Samantha Cerio se lesiona

Otros Deportes GIMNASIA

La terrorífica lesión que ha obligado a una gimnasta a retirarse: fractura de ambas piernas

Samantha Cerio, de Auburn, estaba en una competición universitaria cuando se rompió sus dos piernas y dislocó ambas rodillas.

El mundo del deporte vivió el pasado viernes una de las peores lesiones de la historia. Samantha Cerio, una gimnasta de la Universidad de Auburn, estaba compitiendo contra las deportistas de otros centros universitarios cuando en uno de sus ejercicios tuvo la peor de las suertes.

Tras realizar varios saltos con giros incluidos, la gimnasta se quedó corta en su intento de aterrizar. El resultado dejó al público completamente conmocionado. La joven se dislocó en el acto las dos rodillas, pero además se rompió tanto la tibia como el peroné de las dos piernas.

Ver esta publicación en Instagram

Friday night was my final night as a gymnast. After 18 years I am hanging up my grips and leaving the chalk behind. I couldn’t be prouder of the person that gymnastics has made me to become. It’s taught me hard work, humility, integrity, and dedication, just to name a few. It’s given me challenges and road blocks that I would have never imagined that has tested who I am as a person. It may not have ended the way I had planned, but nothing ever goes as planned. Thank you Auburn family for giving me a home and a chance to continue doing the sport that will always be my first love. I am honored to have had the privilege to represent the navy and orange AU for the past 4 years with my team by my side. Thank you for letting me share my passion with you. Thank you for letting me be a part of something bigger than myself. War Eagle Always ◘◘

Una publicación compartida de Sam Cerio (@sam_cerio) el 7 Abr, 2019 a las 10:30 PDT

Tras un fin de semana en el hospital, Cerio anunció su retiro: "La noche del viernes ha sido la última que he vivido como gimnasta. No podría estar más orgullosa de la persona en la que me he convertido gracias a la gimnasia". Evidentemente, tuvo que abandonar el estadio sobre una camilla y con la ovación cerrada del público.

[Más información: Blackwell, el boxeador que resucitó dos veces y aprendió de nuevo a caminar, comer y hablar]