Anna Boada. Foto: federemo.org

Anna Boada. Foto: federemo.org

Otros Deportes PIRAGÜISMO

La emotiva carta con la que Anna Boada anuncia su retirada del piragüismo por depresión

La bronce mundial en dos sin timonel en 2018 junto a Aina Cid, ha hecho público su comunicado en la Gala de la Federación Española de Remo.

Noticias relacionadas

Anna Boada ha puesto punto y final a su etapa como deportista a bordo de una piragua. La española que se proclamó bronce mundial con Aina Cid en dos sin timonel en 2018 ha hecho oficial el comunicado de su retirada en la Gala de la Federación Española de Remo, siendo una decisión muy meditada tras haber pasado por un periodo de una larga depresión.

Anna Boada y Aina Cid.

Anna Boada y Aina Cid.

Durante la lectura de su carta en público, de la cual se ha hecho eco el diario AS, la española ha manifestado que "no ha sido capaz de encontrar las fueras para seguir luchando", a la par que declaró que "las enfermedades no se escogen y, a veces, ni se aceptan cuando se trata de la salud mental".

Anna Boada también dejó el titular de que "en la actualidad, está mucho más reconocida una fractura de brazo que la depresión o la ansiedad", por lo que después de haber pasado un largo periodo sufriendo la enfermedad, la piragüista española ha decidido que era el mejor momento de abandonar el deporte que tantas alegrías la ha brindado.

Carta de Anna Boada

"Muchas gracias por este reconocimiento. Gracias a Aina por tu perseverancia y capacidad de superación. Gracias a los entrenadores por siempre confiar en nuestras capacidades. Gracias a Nuria Domínguez, por abrirnos las puertas del éxito. En definitiva, gracias a todos los que nos habéis apoyado en todo momento para que este sueño se hiciera realidad.

Sé que debería ser breve, siento mucho interrumpir la dinámica de la celebración. Tan sólo necesito dos minutos más. Lamentablemente me cuesta aceptar que esta vez no he sido capaz de encontrar las fuerzas para continuar luchando. Las enfermedades no las escogemos, a veces ni las aceptamos, sobre todo cuando hablamos de problemas de salud mental. Hoy en día está mucho más reconocido una fractura de brazo que la depresión o la ansiedad.

Lo más complicado de una depresión no es caer, lo más difícil es no saber cuando vas a volver a tocar el suelo para poder empezar a levantarte. La soledad te invade por la vergüenza de ser juzgado, de que la gente sepa la realidad, que tengan miedo a acercarse a ti para evitar contagiarse. El bucle empieza a alimentarse y te encuentras realmente perdido.

Igual me di cuenta demasiado tarde, igual no supe encontrar la ayuda adecuada en el momento preciso, igual la gente cercana a mí no estaba preparada, quizás ni yo misma era consciente de hasta donde podía llegar a hundirme. He dejado de buscar culpables, de preguntarme a mi misma que hubiera pasado si hubiera tomado otras decisiones. Al final he sido yo la perjudicada, el mundo ha seguido girando mientras yo estaba paralizada sin saber cómo continuar.

Tan sólo he querido contar mi historia para concienciar a los aquí presentes que tan sólo los deportistas sabemos los límites de presión a los que estamos sometidos año tras año. Creo sinceramente que no soy ni seré la única deportista de élite que necesita ayuda para gestionar tantas emociones. Me gustaría que hay alguna forma de apoyarnos durante las crisis, pero también como prevención antes de que sea demasiado tarde.

Aquí estoy para lo que cualquier remero necesite ahora o en el futuro. Deseando que para él o ella no sea demasiado tarde y pueda disfrutar de este gran deporte de la forma que a mí me hubiera gustado poder seguir disfrutando".

[Más información: Un rayo provoca la muerte de una surfista y deja herido a otro en Brasil]