Eliud Kipchoge

Eliud Kipchoge NIKE

Otros Deportes ATLETISMO

Eliud Kipchoge, recordman de maratón: "¿Bajar de dos horas? Ningún ser humano tiene límites"

Eliud Kipchoge es keniata, tiene 33 años, y desde el pasado domingo es el hombre más rápido sobre la tierra en la prueba de resistencia por excelencia. Este fin de semana se impuso en el maratón de Berlín con un sensacional récord mundial de 2 horas 1 minuto y 39 segundos, rebajando en 1 minuto y 18 segundos la anterior mejor marca, que consiguió su compatriota Dennis Kimetto en 2014, también en la ciudad alemana.

Kipchoge llegó a Berlín dispuesto a grabar su nombre con letras de oro en el atletismo mundial, aunque ni él pesaba que llegaría a parar el crono en donde lo hizo. "Al principio de la temporada, mi entrenador me dijo que había hecho historia con Breaking2. También he corrido en 2:03, 2:04 y 2:05, y hoy, en 2:01. Todavía falta 2:02, ¿no?", bromea el keniata en una entrevista concedida a Nike .

El plan de Eliud era correr junto a tres liebres hasta aproximadamente el kilómetro 30, momento ara acabar los 42 kilómetros y 195 metros. Pero cinco kilómetros antes de lo previsto Kipchoge se quedó solo. "He ido solo los últimos 17 kilómetros, pero no he pensado en ningún momento en el hecho de que iba solo. Simplemente pensaba que tenía que mantener ese ritmo hasta el último kilómetro", confiesa.

El reto ha sido, si cabe más complicado, al haber corrido tanto tiempo solo sin una referencia con la que guiarse. Kipchoge explica cómo fue capaz de lograrlo: "No he pensado en mis competidores en absoluto, lo único en lo que estaba concentrado era en las parciales que quería correr". 

Eliud Kipchoge

Eliud Kipchoge NIKE

Los más de 42 kilómetros de una maratón son todo un reto para cualquier corredor que se enfrente a ellos. Kipchoge confiesa que durante las poco más de dos horas que estuvo corriendo sobre las calles de Berlín: "El dolor era constante, pero tienes que tratar de no pensar en ello y concentrarte únicamente en la carrera".

El dolor era constante, pero tienes que tratar de no pensar en ello y concentrarte únicamente en la carrera

La barrera de las dos horas

"Superar esa barrera no es ninguna ciencia; simplemente tienes que creer en ello, necesitas un gran equipo que crea en ello y en ti, necesitas las zapatillas perfectas y necesitas ser más fuerte que cualquier otro atleta. Entonces todo es posible", explica Kipchoge sobre si es posible bajar de dos horas en una maratón.

El keniata se quedó a 99 segundos de lo que hubiera sido una gesta aún más histórica. El trabajo ha sido clave para la hazaña de Berlín pero Eliud no se conforma con esta marca. "Por supuesto, el entrenamiento es importante, pero la pasión que pones en ello lo es todavía más. Tienes que creer firmemente en que eres capaz de conseguirlo y de correr esta distancia. Esa es la magia de un maratón", afirma.

El entrenamiento es importante, pero la pasión que pones en ello lo es todavía más

El idilio de Kipchoge con el maratón no viene de muy lejos. De hecho, sus primeros 42 kilómetros en competición fueron en 2013 ganando en Hamburgo (Alemania). Antes sus mayores éxitos habían sido un bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 en 5.000 metros y dos platas en el Mundial de 2007 de Osaka y los Juegos de Pekín 2008, también en la misma distancia.

El sueño de romper la barrera de las dos horas unió al keniano con el etíope Lelisa Desisa y el eritreo Zersenay Tadese en una acción impulsada por la firma deportiva Nike y bautizada como "Breaking2". La aventura unió el esfuerzo de los tres atletas con el mejor desarrollo tecnológico de la firma bajo un objetivo común: la lucha contra el crono.

Tras mucha preparación, los tres atletas intentaron romper la barrera de las dos horas el 6 de mayo de 2017. En aquella prueba celebrada sobre el trazado del circuito de Monza. Kipchoge rozó la gloria, corrió la maratón más rápida de la historia en 2 horas y 25 segundos, aquella marca no se consideró oficial pero sin duda fue la antesala de lo que Eliud lograría casi un año y medio después.

La marca de Berlin fue una sorpresa también para el keniata, que confiesa que "esperaba batir un récord mundial, pero no me esperaba el tiempo de 2:01. Solo esperaba poder ser capaz de correr en menos de 2:02:57".

Solo esperaba poder ser capaz de correr en menos de 2:02:57

El futuro pasa por seguir corriendo

El hombre más rápido de la historia en maratón es un enamorado del deporte, "me encanta el deporte, así que no puedo parar", confiesa. A pesar de haber grabado en oro su nombre en la historia, Kipchoge ya piensa en ir más allá: "Mis planes son un lienzo en blanco. Normalmente, fijo mis metas de una en una, y la que tenía era correr el maratón de Berlín".

"Ahora, me tomaré algo de tiempo para mí, para recuperarme. Tengo familia, así que pasaré tiempo con ellos, y también me gusta leer para descubrir historias de todo el mundo. Eso es lo que me mantiene ocupado cuando estoy en recuperación", asegura.