Lochte

Lochte Chema Martí

Otros Deportes NATACIÓN

Ryan Lochte, sancionado 14 meses por publicar una polémica foto en Instagram

La USADA ha suspendido al famoso nadador por una imagen que violaba las normas antidopaje. A sus 33 años, esta sanción podría ser el final de su carrera. 

Ryan Lochte ha sido sancionado con 14 meses sin poder competir por parte de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA). El nadador, segundo con más medallas olímpicas en la historia, ya fue noticia en los Juegos de Río de 2016 al simular un robo para esconder su estado de embriaguez junto a otros compañeros. 

La USADA suspende al ganador de 12 medallas olímpicas por una foto que el propio Lochte publicó en su cuenta de Instagram. En dicha imagen se ve al deportista recibiendo un tratamiento intravenoso, algo que incumple las reglas antidopaje. 

A pesar de que cooperó desde el mismo momento que se abrió la investigación, la USADA ha emitido un comunicado en el que explica que "Lochte recibió una infusión intravenosa de sustancias permitidas en una clínica con un volumen superior a 100 ml en un período de 12 horas sin una exención de uso terapéutico (AUT)". 

"Las infusiones o inyecciones intravenosas en un volumen superior a 100 ml en un período de 12 horas están prohibidas en todo momento, excepto las recibidas legítimamente durante el tratamiento hospitalario, los procedimientos quirúrgicos o las investigaciones de diagnóstico clínico según el protocolo de la USADA", afirmó la Agencia Estadounidense Antidopaje. 

No podrá acudir al Mundial

La sanción a Lochte será retroactiva al 24 de mayo, fecha en la que publicó la imagen en Instagram, y se extenderá hasta junio de 2019. Este hecho le deja fuera de los Campeonatos Pan Pacific de agosto y del Campeonato Mundial 2019 en Corea del Sur. Este castigo complica las intenciones del nadador de estar en los Juegos Olímpicos de Tokio. 

Esta no es la primera polémica de Lochte, ya que recibió una sanción de diez meses por la simulación de robo en Río de Janeiro. Este hecho, además, le costó la pérdida de numerosos patrocinios y de ingresos por derechos de imagen. El nadador ofrecerá una rueda de prensa para explicar su versión de los hechos y despejará las dudas sobre si su carrera termina con esta suspensión.