Mayweather y McGregor frente a frente en rueda de prensa.

Mayweather y McGregor frente a frente en rueda de prensa. PAUL CHILDS Reuters

Otros Deportes

Mayweather y McGregor 'se la pegan' en la taquilla

De momento, la venta de entradas para su combate del próximo 26 de agosto no está funcionando tan bien como se esperaba. Aún hay esperanzas de superar la recaudación del Mayweather-Pacquiao.

Noticias relacionadas

La tan promocionada pelea entre el estadounidense Floyd Mayweather Jr. y el irlandés Conor McGregor no ha captado hasta el momento, cinco días después del inicio de la venta de las entradas, el interés que se esperaba, ya que aún hay cientos de asientos disponibles.

El combate se disputará el próximo 26 de agosto en Las Vegas (Nevada). Mayweather vuelve a pelear después de haberse retirado invicto (49-0, 26 knockouts), en septiembre del 2015, mientras que McGregor es un campeón de las artes marciales mixtas que hará su primera pelea profesional como boxeador.

Las entradas más económicas tienen un precio de 3.500 dólares, por lo que se especula que los aficionados pueden estar esperando que el precio descienda, o que no están interesados en adquirir una a ese precio por el tipo de pelea que se va a montar. Leonard Ellerbe, promotor de la velada, asegura que hasta el momento su empresa está funcionando bien y que se encuentran en camino de romper la marca previa de recaudación que ellos impusieron en el combate de Mayweather contra el filipino Manny Pacquiao.

Mayweather y Mcgregor.

Mayweather y Mcgregor. Reuters

Esta vez, el precio de las entradas va de los 3.500 a los 10.000 dólares, en la zona de "ring side", y de 14.995 en la zona "platino". Los promotores esperan enormes ventas de pago por televisión, a 99,95 dólares cada una, que podría competir con los 4,6 millones de personas que decidieron comprar el combate Mayweather-Pacquiao.

En la reventa, el promedio de precio de las entradas es de aproximadamente 7.000 dólares. Probablemente los promotores se han percatado de que la gira promocional a través de cuatro ciudades atrajo grandes multitudes, pero la mayoría de los asistentes ingresaron a los diferentes locales de manera gratuita.

En los hoteles de Las Vegas también hay muchas habitaciones disponibles para la fecha del combate, en el rango de entre 300 y 400 dólares por noche, incluyendo varios hoteles operados por MGM Grand, que posee el T-Mobile Arena, recinto donde se llevará a cabo la pelea, calificada en el mundo del deporte del boxeo como un auténtico "circo".