Otros Deportes

Los caminos a Mijas y a los cuartos nunca han sido cuesta abajo

Duelos maratonianos marcan el arranque de los octavos del Cerveza Victoria Mijas-Costa del Sol Open

Noticias relacionadas

La jornada de octavos daba comienzo en la Plaza de la Virgen de la Peña con el encuentro que medía a Franco Stupaczuk y Cristian Gutiérrez frente a Martín Sánchez Piñeiro y José Antonio García Diestro. Un break en el tercer juego ponía en ventaja a Cristian y Stupa que desde el arranque supieron encontrar el ritmo adecuado para mandar en la primera manga. Un 6-1 en 45 minutos reflejaba su buen hacer. Sin embargo, el comienzo de la segunda manga vivió la irrupción en el partido de la pegada de Martín Sánchez Piñeiro. Una aparición de fuerza, que sorprendía a Cristian y Stupa quebrando su saque y animando a la pareja española. Pese a que el titubeo les duró poco menos de tres juegos a los argentinos, la ventaja lograda iba a ser suficiente para que el binomio español lograse hacerse con la segunda manga por 6-4 llevando el partido al tercer episodio. El esfuerzo por volver al partido y en parte la frustración de no encontrar el ritmo adecuado parecía pasar factura al marplatense y al chaqueño que volvían a ceder su saque de salida en el segundo set. Sin embargo, los jugadores dirigidos por Carlos Pozzoni conseguían recomponerse merced a control de Cristian y a la vuelta de Stupa a su versión más letal. Con esas armas, lograban de nuevo Cristian y Stupa un break en el sexto juego tras 4 bolas de rotura s su favor. A la postre un mazazo para el binomio español que veía como Cristian y Stupa confirmaban su presencia en cuartos con un 6-2 . Tras 1 hora y 57 minutos de partido.

(Resumen) Octavos mañana Cerveza Victoria Mijas Costa del Sol Open


El segundo turno en la matinal del Cerveza Victoria Mijas-Costa del Sol Open. Nacho Gadea y German Tamame cruzaban sus caminos con los de Juani Mieres y Miguel Lamperti. Un duelo que iba a poner a prueba no sólo el pádel sino también la resistencia física y mental de ambas parejas. Tras seis juegos y un espectacular intercambio de puntos kilométricos, llegaba el primer break para Gadea y Tamame, una rotura labrada a base del acierto en los tiros de Tamame y de un Gadea igual de entonado. Una alegría efímera puesto que al buen juego de la pareja hispano argentina, llegaba la contestación de ese competidor nato que es Miguel Lamperti. Contrabreak en el octavo y de nuevo partido igualado después de más de 50 minutos. El tie break se convertía en desenlace inevitable de la primera manga. Ahí se vio a un Mieres más parecido al excelso jugador que conocen los aficionados durante tantos años. Con ese pellizco del Mieres de siempre y un Lamperti muy certero en los momentos clave, la balanza se desequilibró del lado de los de Bahía Blanca por 7-6 tras casi una hora y 20 minutos. Ese desenlace dio alas a los jugadores que dirige Gustavo Pratto, que en el segundo set encontraron el camino a cuarto con mucha mayor solvencia. Volvimos a ver la víbora de Juani Mieres causando estragos, a la par que la pegada de Lamperti definía para decidir la suerte del set. Un 6-2 en menos de 38 minutos, ponía el broche a un partido que rozó las 2 horas y que resumen el precio de unos cuartos de final en Mijas.


En el menú de octavos, un tentempié con sabor a miércoles, Jordi Muñoz y Juan Lebrón reanudaban para el tercer turno de la mañana su encuentro de dieciseisavos de final frente a Seba Nerone y Alex Ruíz. Un partido que se suspendía con Muñoz y Lebrón set arriba y con 4-3 a favor de Ruíz y Nerone con servicio para Muñoz y Lebrón. Un break en el decimoprimer juego para Nerone y Ruíz llevaba el desenlace de este partido al tercer set, 6-4.


La inercia del encuentro estaba a favor de la pareja hispano argentina, que dominaría los tres primeros juegos del segundo set. Seba trabajaba los puntos a la perfección para abrir la puerta a la zurda pegada del malagueño Ruíz. Sus oponentes, no encontraban respuestas efectivas al juego de los hombres de Rodrigo Ovide. Hasta que en el séptimo juego, donde Lebrón y Muñoz recuperaron las buenas sensaciones. Minimizando el lastre de los errores no forzados y poniendo el aprietos una y otra vez a sus rivales a los que arrebataron el control de la red y el tempo del juego. El canario y el gaditano imponían su ley en los cuatro de los cinco juegos restantes (6-4) para cerrar su pase a los octavos donde les estaban esperando Godo Díaz y Lucho Capra.


La sesión matutina iba a finalizar co el encuentro entre Uri Botello y Fernando Poggi frente a Aday Santana y Álvaro Cepero. Una lucha de poder a poder entre dos parejas con hambre de cuartos de final. Esta paridad sobre el papel, se trasladó al recinto de juego. Las derechas de Cepero y Poggi porfiando por controlar la velocidad y el ritmo de partido, mientras que ambos jugadores de revés en liza por imponer su definición y potencia. En el noveno juego se producía el desequilibrio a favor de Poggi y Botello que aprovecharon un par de errores no forzados para lograr el break que marcaría la diferencia en el primer episodio. El primer set, terminaba con 7-5 tras una hora y siete minutos de batalla.


El comienzo del segundo set volvía a mantener la igualdad durante los 6 primeros juegos. En el séptimo, se entonaron Cepero y Santana para cambiar el sino de la manga. Tanto, que dominarían todos los juegos restantes hasta cerrar el episodio por 6-3 a su favor con una hora y 47 minutos consumidas de encuentro.


Para el tercer set, el factor físico comenzó a contar y a pesar en las piernas de los protagonistas. Volvieron a la carga Poggi y Botello para cobrarse un break de ventaja. Una renta que defendieron hasta el 5-3 y su saque para definir la manga. Una última reacción de Santana y Cepero lograba recuperar el break a base de fe en el partido. Con su servicio, sufrieron para levantar hasta 3 bolas de partido al resto. Un final de set y de partido teñido de épica, y sobrepasando las dos horas y media de choque. La muerte súbita decidiría el destino del partido. En ese escenario, se vieron algunos puntos antológicos que daban forma al mejor duelo de cuantos se habían visto en Mijas. Al final un par de errores no forzados y dos destellos geniales de Cepero y Santana, terminaban con un remate de Aday que abría las puertas los cuartos 7-6. Y el reloj indicaba 2h y 47 minutos de partidazo.

Así fue la sesión vespertina

La tarde arrancaba en el centro de Mijas con el duelo entre Antonio Fernández Cano y Lucas da Cunha Bergamini frente a Agustín Gómez Silingo y Maxi Grabiel. "Pincho" Fernández y Lucas Da Cunha comenzaban sorprendiendo a Silingo y Grabiel con una rotura en el sexto y con un recital de voleas y bajadas de pared. Para cuando la pareja argentina comenzaba a encontrar acomodo en la pista, ya era demasiado tarde para la suerte del set, que se cerraba con 6-3 para Fernández y Da Cunha.

No se hizo esperar la contundente respuesta del binomio de La Plata, que en el segundo episodio, tan sólo cedieron un juego frente a sus oponentes, cerrando el set con un 6-1 a su favor. Maxi tomaba las riendas y Agustín encontraba espacios y ángulos para hacer mucho daño con sus tiros. La velocidad del duelo aumentó de manera gradual, hasta alcanzar una ritmo más favorable a los jugadores de Rodrigo Ovide. Y con esa dinámica daba comienzo el tercer set, donde otro break en el segundo juego ponía en ventaja a Silingo y Grabriel.

Lejos de venirse abajo, Fernández y Da Cunha volvían al duelo con un contrabreak en el cuarto, una muestra de que su presencia en octavos no era testimonial. Ni mucho menos, fue en ese momento decisivo cuando destaparon su mejor versión, la del principio del partido para protagonizar la gran sorpresa de la jornada en los octavos. Con un 6-3 final y dos horas justas de duelo, el pacense y el jugador brasileño de Beto Gonçalves estaban entre las ocho mejores parejas de Mijas.

En el Club Cerrado del Águila, tenía lugar otro de los duelos por estar en cuartos, Ramiro Moyano y Adrián Allemandi frente a Matías Marina y Javier Concepción. Tras un primer set en el que se imponía el ranking con un Moyano definitorio y un Allemandi no dejando una 'bola viva' sobre la pista llegaba la reacción de la pareja española. Después del 6-3 del primero para los argentinos, Marina y Concepción devolvían el mismo resultado en la segunda manga para lanzar el partido al desenlace del tercero. En esa instancia los jugadores de Rodrigo Ovide se plantaron en la pista con la templanza necesaria para resolver en los momentos definitivos y poner rumbo fijo a los Cuartos de Final repitiendo el mismo resultado. 6-3 y a la siguiente ronda.

Mati Díaz celebrando un punto.

Mati Díaz celebrando un punto. World Padel Tour

Llegaba el turno para el estreno de la pareja número 3 del mundo, Maximiliano Sánchez y Matías Díaz frente a Federico Quiles y Marcello Jardim. Pese a que éstos últimos tan sólo han jugado un partido como equipo, no se notó en absoluto en los primeros compases del partido. Federico y Marcello, aguantaban a la perfección el ritmo y la intensidad que proponían Mati y Maxi. Se habían superado la hora de partido y el tie break tuvo que decidir la suerte del primer set. En la muerte súbita apareció la mejor versión de Fede Quiles, letal en las bajadas de pared y valiente en la volea, para decidir el destino del episodio (7-6).

Para el segundo set, Mati y Maxi daban un paso al frente, logrando el primer break de todo el partido a su favor. Más cerca de la red y con un control más preciso de los globos, comenzaban a encontrar fisuras en el juego de Quiles y Jardim, el segundo set era para los de Severino Iezzi con un 6-3 pasados ya 4 minutos de las dos horas de partido. Una salida en tromba de Mati y Maxi en el segundo set, desbordaba a Jardim y Quiles que encajaba un 4-0 que abría mucho el panorama para Díaz y Sánchez. Con 2 horas y 48 minutos un 6-1 el binomio argentino se presentaba en la siguiente fase.

Un estreno de alto voltaje esperaba a la dupla número 2 del ranking World Padel Tour. Paquito Navarro y Sanyo Gutiérrez frente a Alejandro Galán y Juan Cruz Belluati. Comienzo eléctrico y vibrante de un duelo entre dos parejas que no conocen el sentido del término especular. En 28 minutos, los número 2 del mundo ya estaban rumbo a la primera manga con un break a su favor. La firmeza de Paquito en la volea y una acertadísima lectura del juego por parte de Sanyo se daban la mano para decidir el primer episodio por 6-3.

Galán y Belluati en plena celebración.

Galán y Belluati en plena celebración. World Padel Tour

Un contratiempo que no desalentó a Galán y Belluati que rompían de salida en el segundo el servicio del sevillano y el jugador de San Luis. Pese a que Sanyo y Paquito lograban recuperar el break perdido de manera inmediata. Pero Galán y Belluati no estaban por la labor de dejar así las cosas y poniendo una marcha más en el encuentro. El duelo asumió un estado de efervescencia en el que los jóvenes dirigidos por Mariano Amat lucieron descaro y calidad a partes iguales. Ese mismo pádel directo, espectacular y atrevido que tan grandes hace a Paquito y Sanyo se volvía contra ellos desde el otro lado de la red. 7-5 en el segundo y un vendaval a punto de ser desatado en el tercero.

Una irreverencia deportiva, un número de magia y una exhibición en toda regla. De nuevo un break a las primeras de cambio los llenaba de aliento. Un contra break de los jugadores que dirige Ramiro Choya sería sólo un espejismo, uno más de los varios intentos por volver al partido, las sensaciones ya nunca serían buenas para la dupla número 2 del mundo. Para el final del set "los irreverentes" tenían guardado lo mejor, una rúbrica plagada de acciones que hacen aplaudir hasta el rival. Un 6-4 sellaba una actuación que deja obsoleta la etiqueta de promesas.

El último pasaporte a los cuartos de final saldría del encuentro entre Gonzalo Díaz y Luciano Capra frente a Juan Lebrón y Jordi Muñoz. Serían el canario Muñoz y el portuense Lebrón los primeros en quebrar en el tercer juego. Pero la rápida contestación de Godo y Lucho en el cuarto, supondría además un punto de inflexión en el set. Un Capra hiperactivo aparecía en cualquier lugar al rescate de una bola, y mientras Godo desplegaba su repertorio de mágico para decantar el rumbo del primer set, que se cerraba con un 6-3 en 37 minutos de partido.

En el segundo set, se mantuvo la tónica dominante a favor de la pareja argentina, que lograba imponerse en 3 de los 4 primeros juegos. Pese a todo, Muñoz y Lebrón que apenas si han jugado unos partidos como pareja esta campaña, trataron de mantener el tono a la espera de una oportunidad, un momento que cambiase el partido. Pero ese momento lo negaron Godo y Lucho atrincherados en una fórmula que seguía dando resultado. De nuevo Lucho sin fisuras en su juego, y Godo certero, inteligente y dominador con su mano mágica. 6-4 en el segundo cumplida la hora y quince minutos de partido para inscribirse como últimos cuartofinalistas en Mijas. Bien entrada la madrugada, la maratoniana jornada de octavos bajaba el telón ya a la espera de unos cuartos llenos de novedades que viviremos este viernes en Mijas.