Mo Farah celebra su victoria en el 5.000.

Mo Farah celebra su victoria en el 5.000. REUTERS

Otros Deportes

El grito del campeón olímpico Mo Farah contra Donald Trump: “Me ha convertido en un extranjero”

El atleta, de origen somalí pero con nacionalidad británica, ha mostrado su rechazo hacia la política de inmigración del presidente de los Estados Unidos. 

Noticias relacionadas

Donald Trump, actual presidente de los Estados Unidos, ha decretado que se cierren temporalmente las puertas a todos los refugiados e inmigrantes de siete países musulmanes: Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Yemen e Irán. Una medida que afecta también a algunos deportistas, como al somalí con nacionalidad británica Mo Farah, campeón olímpico, mundial y europeo de 5.000 y 10.000 metros. Él atleta ha sido el primero en quejarse a través de su cuenta de Facebook: “Me ha convertido en un extranjero”.


La medida ordena la suspensión de todas las acogidas de refugiados durante 120 días para examinar los mecanismos de aceptación y asegurarse, según el propio presidente de los Estados Unidos, que los radicales no pisan Estados Unidos. O, dicho de otra manera, lo que se pretende es “proteger al país de la entrada de terroristas extranjeros”, según sus propias palabras. Con el objetivo, también decreta Donald Trump, de que no ocurra lo mismo que en Europa. 


Ante esta medida, Mo Farah ha respondido de la siguiente manera a través de su Facebook en un mensaje en el que se opone a la política de inmigración que está llevando a cabo el nuevo presidente de los Estados Unidos, y es que el campeón olímpico de 5.000 y 10.000 ha vivido los últimos seis años allí con sus cuatro hijos allí.  

La traducción completa es la siguiente:


El 1 de enero de este año, la Reina me hizo ‘Caballero del Imperio’. El 27 de enero, el presidente Donald Trump me ha convertido en un extranjero.


Soy ciudadano británico y he vivido en Estados Unidos durante los últimos seis años: he trabajado duro, he contribuido a la sociedad, he pagado los impuestos y he traído a nuestros cuatro hijos al lugar que ahora llaman casa. Ahora, a mí y a muchos otros nos han dicho que no somos bienvenidos. Tengo profundos problemas para explicarles a mis hijos que ahora papá no es bienvenido en su casa, para explicar por qué el presidente ha introducido una política que procede de la ignorancia y los prejuicios.


Me dieron la bienvenida a Gran Bretaña desde Somalia a los ocho años y me dieron la oportunidad de conseguir éxitos y de hacer mis sueños realidad. He sentido orgullo de representar a mi país, ganando medallas para los británicos y de ser nombrado caballero. Mi historia es un ejemplo de lo que puede ocurrir cuando tú sigues políticas de compasión y entendimiento, y no de odio y aislamiento.


Esta ha sido la respuesta del atleta y campeón olímpico a la medida de Donald Trump, que también incluye la suspensión en la concesión de visados de varios países a una mayoría musulmana y que se adopten procesos de “vigilancia extrema”.


“Nos queremos asegurar de que no admitimos en el país la misma amenaza que tienen nuestros soldados y que combaten en el extranjero. Sólo queremos admitir a aquellos que apoyan nuestro país y aman profundamente a nuestro pueblo”, sentenció Donald Trump.